Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Organistas

Contenido disponible: Texto GEA 2000

(Mús.) La gran cantidad de excelentes organistas, mejor sería llamarlos «tañedores de tecla», que la incipiente investigación sobre el tema nos presenta, es fruto del rico acervo de numerosos órganos que se dieron en todos los lugares y rincones de Aragón durante siglos.

Desde siempre, el organista fue la segunda autoridad musical de las capillas de música. Los organistas son conocidos desde que fue conocido el órgano, que al principio fue un instrumento popular que colgaba de los hombros de numerosos músicos. Pero pronto pasó a manos de profesionales, del ministril, expresamente, de órgano, como aparecen en los conjuntos o capillas de música de los Reyes de la Corona de Aragón. En las catedrales se da la ración o beneficio del organista desde fechas muy antiguas, y al principio, en el Medievo, como una dignidad más entre los canónigos. Así, Bartholomé Tarragona, encargado de sonar los órganos de La Seo de Zaragoza en 1418. Tradicionalmente se hacían oposiciones muy duras y muy serias para ocupar los banquillos de los estupendos órganos de las catedrales o iglesias parroquiales. Los reputados organistas zaragozanos Jusepe Ximénez y Andrés de Sola figuran repetidas veces como jueces de las oposiciones a organistas de las iglesias de Zaragoza. Para muchos músicos menores llegar al cargo de organista era alcanzar una deseada meta y seguridad. Por esto, cuando en 1626 capitulan músicos zaragozanos para formar grupo de ministriles polifónicos, se comprometen a ser fieles al grupo «excepto empero que si a nosotros o a alguno de nosotros nos saliese alguna comodidad de algún órgano, por la cual tuviésemos o tuviese congruo sustento para poder vivir». Muchos organistas fueron excelentes compositores de obras para su instrumento.

Se cae a la fuerza en la injusticia al pretender dar los nombres de los organistas que fueron y subrayar los más relevantes, ya que se conocen relativamente pocos en comparación del elevado número de organistas que existieron. Representando a todos ellos citamos a Martín (Juan) Monge, en el siglo XVI; Sebastián Aguilera de Heredia, Jusepe Ximénez, llamado en 1654 a la Capilla Real de Madrid, y Andrés de Sola «el más a propósito» en sus días en toda España, éstos en Zaragoza durante todo el siglo XVII; en el mismo siglo y en Daroca, Pablo Bruna, y su discípulo Pablo Nasarre Buscar voz...; durante el mismo siglo ocupan el banquillo del órgano mayor de la catedral de Valencia Miguel Ximeno de Aliaga, Juan Sebastián, de Cosuenda, y Jerónimo de la Torre, de Calamocha; asimismo destaca Pedro Escuín, con posible taller organero en Fortanete (T.). Los famosos músicos y tañedores Nebra ocupan todo el siglo XVIII; y en el XIX, por poner siquiera un ejemplo, Ramón Climent, organista de La Seo de Zaragoza, que «llegó a tal perfección en el órgano que en su tiempo sólo le aventajaba el célebre Listz». Entre los organistas contemporáneos destaca la maestría de José Luis González Uriol.

• Bibliog.: Calahorra Martínez, P.: Historia de la Música en Aragón (siglos I-XVII); col. Aragón, Zaragoza, 1977. Id.: La Música en Zaragoza en los siglos XVI y XVII. I. Organistas, organeros y órganos; Zaragoza, 1977. Durán Gudiol, A.: «Órganos, organeros y organistas de la catedral de Huesca»; Argensola, 40, Huesca, 1972. Lloréns Cistero, J. M.ª: «Literatura organística del siglo XVII»; Actas del I Congreso Nacional de Musicología, Zaragoza, 1981.

• Ediciones: Siemens Hernández, Lothar: Sebastián Aguilera de Heredia. Obras para órgano, editorial Alpuerto, Madrid, 1978. Organistas de las Catedrales de Zaragoza. Transcripción y prólogo de J. V. González Valle, Conservatorio Profesional de Música Real Musical (Madrid, 1978). Pablo Bruna. Cinque composizioni inedite per organo. Trascrizione e revisione di Carlo Stella, Edizioni Suvini Zerboni-Milano, 1979. Obras completas para órgano de Pablo Bruna. Estudio y transcripción de Julián Sagasta Galdós, Institución «Fernando el Católico», Zaragoza, 1979. José Ferrer. Sonatas para clave. Revisión y estudio: Dionisio Preciado, Real Musical, Madrid, 1979. Rafael Anglés. Salmodio para órgano. Transcripción y estudio: Dionisio Preciado, Unión Musical Española, Madrid, 1981. Teclado Aragonés. Siglo XVIII. Revisión y estudio de Dionisio Preciado, obras de José Moreno y Polo, Juan Moreno y Polo, Rafael Anglés, Joaquín Beltrán, Gregorio Artal, Pedro Nuez, Joaquín Laseca, Joaquín Nebra, Ramón Ferreñac y Tomás Soriano.

 

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT