Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Obarra, monasterio de Santa María de

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 01/06/2011

(Municipio de Beranuy Buscar voz...). A mediados del siglo IX, el monasterio de Obarra fue fundado en el corazón de Ribagorza Buscar voz... y en una importante encrucijada de caminos. Su privilegiada posición le permitió jugar un decisivo papel en la vida del condado de Ribagorza, con el que tuvo que compartir los efectos de la desaparición de este Estado.

Destaca entre todas estas obras la iglesia abacial, dedicada a Santa María. Se trata, con Alaón Buscar voz..., de la obra de arquitectura más importante que en Ribagorza se edificara durante el período románico Buscar voz.... Este edificio se construyó con piedra del país, siendo trabajada ésta solamente a martillo, pero con gran pericia. Su planta es de tipo basilical y está integrada por tres naves, de siete tramos cada una, y por una cabecera compuesta de tres ábsides que forman un solo bloque. La nave central y su ábside correspondiente destacan sobre los laterales. La separación entre las naves se realiza por medio de doce grandes pilares compuestos, sobre los que descansan los arcos tajones y formeros que dan reposo a veintiuna bóvedas, de las que catorce son de arista y siete de medio cañón. Las bóvedas absidales son de cuarto de esfera. Al parecer, cuando este edificio estaba en construcción, se pensó en levantar una torre-campanario, adosada a la nave meridional, que no llegaría a acabarse.

En los muros septentrional y meridional se abren sendas puertas, al exterior abocinadas y al interior provistas de dintel y arco sobrepuesto. En la puerta meridional se ubican dos importantes capiteles, sumariamente esculpidos, en los que se observan series de motivos geométricos y florales. Trece ventanas y un ojo de buey repartidos entre las naves central y meridional y la cabecera dan un poco de claridad al monumento. Estas ventanas son de doble derrame liso, a excepción de las del ábside central que lo hacen en forma de resaltos.

Al exterior, y casi de forma generalizada, la superficie mural aparece dividida por pilastras o lesenas unidas en su coronamiento con series de arquillos, sobre los que se desarrollan frisos de dientes de sierra.

Sobre el ventanaje del ábside central existe una serie de doce nichos, enmarcados en arquillos, profundos y de base muy inclinada. Completa la decoración de este ábside central un friso de losanges.

Interiormente, el ábside central presenta una arquería de desiguales proporciones, la cual apea en capiteles semejantes a los de la puerta meridional.

Los elementos arquitectónicos y decorativos de este edificio demuestran que fue construido por maestros lombardos y durante el primer cuarto del siglo XI. Es de advertir que estos constructores no llegaron a terminar todo el edificio, el cual no fue concluido sino años más tarde.

Del mobiliario litúrgico de esta iglesia abacial no queda casi nada. Destaca, no obstante, entre lo que se conserva, la imagen de Nuestra Señora de Obarra. Se trata de una Virgen-madre, de 1,20 m. de altura, tallada en piedra. Hasta principios de este siglo en Obarra se hallaba el mausoleo conocido como del barón de Espés. Se trataba de un señero ejemplar de la escultura gótica ribagorzana del siglo XIV. Bajo un arcosolio de mármol, podía contemplarse una estatua yacente, realizada en alabastro policromado, reposando sobre una urna en la que campeaban los blasones familiares. Actualmente, no se conservan en la diócesis más que dos de los tres leones que portaban este admirable monumento funerario (y que pueden contemplarse en el Museo Diocesano de Barbastro), hallándose, al parecer, el resto en un museo norteamericano.

La ermita de San Pablo consta de una nave más o menos rectangular, de un presbiterio atrofiado y de un ábside semicircular. La nave y el presbiterio se cubren con sendas bóvedas de medio cañón, en las que se observa que la zona de la clave es de tosca, mientras que el ábside recibe bóveda de cuarto de esfera. Una puerta en la cara oeste, provista de dos arcos en gradación, y cuatro ventanas, repartidas entre los muros sur, oeste y del ábside, completan la serie de elementos arquitectónicos de esta sencilla iglesia románica. En medio de la tosquedad con la que fue ejecutada esta ermita, destaca un crismón Buscar voz... ubicado sobre la puerta. La fecha de su construcción remonta al siglo XII.

Reposando, quizás, sobre estructuras anteriores, el prior Pedro de Mur ordenó la construcción de la que iba a ser su morada entre los años 1550 y 1557. Este palacio, que es de estilo gótico tardío, constituye una magnífica mansión, en la que son de destacar la portada principal, coronada con doble arco apuntado y conopial, las ventanas cuarteladas o sencillas, provistas de arcos pseudoconopiales, alguna chimenea de gran estilo o las piedras armeras que lucen los distintivos de la familia de aquel prior.

• Bibliog.:
Puig I Cadafalch, Josep; Falguera, Antoni de y Goday I Casals, Josep: L’Arquitectura romànica a Catalunya; t. I, Barcelona, 1909, y t. II, id., 1911.
Arco y Garay, Ricardo del: Catálogo monumental de España; Huesca, Madrid, 1942.
Iglesias Costa, Manuel: Obarra; Jaca, 1975.

 

Monográficos

Aragón, de condado a reino

Aragón, de condado a reino

En la Edad Media nacerá un nuevo estado: Aragón.

Los monasterios aragoneses

Los monasterios aragoneses

Unas comunidades que ejercían un control espiritual, cultural y económico en el Aragón medieval.

Imágenes de la voz

Monasterio de Santa María...Monasterio de Santa María de Obarr...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT