Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Ambel

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 09/12/2008

Villa de la prov. de Zaragoza, a 72 km. de la capital. Situada en el terciario de la Depresión del Ebro Buscar voz..., en la comarca de Borja Buscar voz..., a 584 m. de alt. Temperatura media anual, 13°.

Precipitación anual, 460 mm. Población: en 1998, 359 hab.; en 1978, 515 hab.; en 1950, 924 hab.; en 1900, 936 hab.

• Encicl.: Aunque de fundación inmemorial, Ambel, a nueve kilómetros de Borja Buscar voz..., adquirió verdadera relevancia histórica a partir del 17-V-1308, ya que se constituyó en encomienda Buscar voz... de la orden de San Juan de Jerusalén Buscar voz... en virtud del convenio y concordia suscritos entre el pontífice Juan XXII y el rey Jaime II Buscar voz... de Aragón.

En la iglesia parroquial del arcángel San Gabriel se pueden admirar muchos escudos de comendadores y caballeros sanjuanistas. Destaca la capilla de las Santas Reliquias, construida a expensas del comendador fray Pedro de Monserrate, gran bienhechor de la localidad, que posteriormente fue nombrado virrey de Cerdeña. En esta misma capilla se encuentra la cabeza de fray Melchor de Monserrate, hermano del anterior, que fue gobernador del fuerte de San Telmo, en la isla de Malta, y murió luchando contra los turcos, no sin expresar antes el deseo de que su cabeza fuera depositada en una hornacina de la capilla del Santo Cristo.

Abundan los edificios nobles, con escudos de caballeros de la orden, si bien es digna de resaltar la mansión de don José María Dusmet por las obras de arte que encierra, entre las que sobresalen un retrato del conde de Casa Sarriá pintado por Vicente López y varios retratos familiares de Esquivel.

En Ambel nació María Ana Velillas y Lausana, fundadora del rosario de Cristal de Zaragoza.

Las fiestas patronales son el 29 de septiembre en honor de San Miguel. Luego, en honor de las Santas Reliquias, del 28 al 31 de agosto, tiene lugar, aunque ello no de manera periódica, uno de los dances más antiguos de nuestra región, que cuenta con los personajes clásicos en este tipo de representaciones, además del Cipotegato, que es el encargado de las gracias.

• Hist. Med.: En 1145, Miguel, obispo de Tarazona, hizo donación a la Orden del Temple de la iglesia de Ambel, y en julio de 1151, Ramón Berenguer IV Buscar voz... confirmó la posesión de la villa y el castillo a esta Orden. En realidad, esta confirmación fue una concordia, ya que doña Teresa de Borja había reclamado la donación que su hijo Pedro Taresa había efectuado a los templarios, terminando este pleito con la renuncia de éstos a cambio de recibir en compensación los castillos y villas de Alberite y Ambel, junto con otros lugares. En su primera apoca Ambel dependió de la encomienda de Novillas hasta que, a partir de 1162, hubo un comendador, Nuño, que se ocupaba de los asuntos de Ambel. Su último comendador fue Pedro de San Justo, al que encontramos actuando hasta abril de 1303. Con la desaparición de la Orden del Temple, Ambel pasó a depender de la Castellanía Hospitalaria de Amposta.

• Arte: Fueron muchos y notables los comendadores de Ambel, y uno de sus empeños fue lograr una copiosa serie de Santas Reliquias. A la orden de San Juan corresponde la iniciativa de la construcción de la iglesia parroquial, y debió centrar siempre todas las subsiguientes actividades artísticas de la misma valía. En un cartulario conservado en el Archivo Histórico Nacional hay referencias de Ambel y se habla de la «villa» y del «castillo»; en una donación de 1145 se cita también la iglesia. Es posible que esa iglesia, anterior a la actualmente conservada, estuviese en el lugar que ocupa hoy la llamada ermita, y quizás el castillo corresponda en su emplazamiento con el palacio e iglesia parroquial, actualmente conservado

El ambiente de Ambel tiene aún mucho de antiguo, y hay abundantes testimonios de los tiempos pasados en portadas de casas, piedras armeras, etc., y una copiosa serie de viejas construcciones de arquitectura muy característica, de tradición casi medieval, pero de más reciente cronología en su mayor parte, edificadas en ladrillo y con claro entronque en la característica arquitectura popular de la región. Incluso se repite reiteradamente un mismo tipo de casa, con puerta en arco de medio punto y estructura de planta y piso.

El interés monumental de Ambel reside fundamentalmente en dos edificios que corresponden a dos estilos y climas artísticos bien diversos: la iglesia parroquial, gótica, y la llamada ermita de Nuestra Señora del Rosario, barroca; constituyen cada una un edificio claramente definido y característico, y conservan ambas una gran unidad en cuanto a lo constructivo, a pesar de añadidos y reformas en la iglesia parroquial, o aprovechamientos de obra anterior, como en el caso de la torre de la ermita.

La iglesia parroquial en su exterior tiene más aire de residencia que de templo, pues incluso a lo largo de uno de los costados se tiende una galería corrida; hay también, en lugar de campanario, un gran torreón de planta cuadrada. El interior de la iglesia tiene una sola nave a cuyo lado de la epístola abren capillas, por encima de las cuales una tribuna, por arcos apuntados, da sobre la nave. A los lados de la cabecera las capillas forman un a modo de crucero. El ábside es poligonal, de tres lados con ventanales decorados, que conservan su cerramiento de alabastros traslúcidos, todo en el estilo de un conjunto gótico mudéjar, seguramente de fines del siglo XIV. Las bóvedas son de crucería con claves en relieve, y descansan en los laterales en apoyos de tipo de ménsula; en otras partes, especialmente en algunas capillas, las bóvedas son mucho más tardías, incluso de carácter estrellado en el complejo trazado de sus nervaduras. En la parte de debajo del torreón hay una capilla que pudo ser baptisterio en su origen y ahora es la del Santo Cristo, que queda como desglosada del conjunto de la planta del edificio; encima hay otra sala también con bóveda gótica tardía. El conjunto es de gran severidad y nobleza, a la par que de un cierto ingenuismo y acusada personalidad.

La ermita es una construcción barroca, que sustituye a otro edificio anterior del que subsisten restos de estilo mudéjar, entre ellos la torre. Este edificio barroco, según consta inscrito en su cúpula, fue dedicado el año 1778. La estructura es muy clásica y característica del estilo, de una sola nave de tres tramos, con capillas laterales, y sobre ellas tribunas; la cabecera es de planta cuadrada y ante ella se atraviesa el crucero, con gran cúpula. Espacio, elementos arquitectónicos y decoración están muy equilibradamente dispuestos, resultando un edificio de indudable homogeneidad y decididamente típico de su momento. El retablo mayor forma buen conjunto con el edificio; dicho retablo, de estilo churrigueresco y de fecha indudablemente muy tardía, conserva el color natural de la madera, sin pintura, y, curiosamente, encuadra otro retablo más pequeño, de estilo barroco y fecha sin duda anterior a la dedicación del edificio actual, y que pudo ser el que hubiese en el anterior, que fue aprovechado de este modo y con algunas modificaciones de detalle.

Los dos edificios citados guardan notabilísimo conjunto de obras artísticas, que han ido recorriendo sucesivos destinos, ya que, por las inscripciones dedicatorias de algunos de los retablos, vemos que han cambiado de lugar dentro de la propia iglesia parroquial; y otros que sin duda en ella estuvieron, han pasado después a la ermita. Así ocurre con algunos de los retablitos góticos.

No es lo mejor de la iglesia parroquial su retablo mayor, del tránsito del romanismo al barroco, con pinturas añadidas y restauradas de distintos momentos, y muy poco de su obra original. Más importante es el del Santo Cristo, que en su concepto y disposición más parece un ático de retablo monumental y quizás lo fue, con bellas imágenes y relieves, dentro de la más definida escuela escultórica del renacimiento plateresco aragonés. Pero el gran conjunto lo constituye una serie de pequeños retablos de fines del siglo XV y principios del XVI, relativamente bien conservados: incluso varios de ellos guardan las inscripciones dedicatorias que documentan el encargo y la fecha de la obra; están todavía en la iglesia el de la Magdalena y el del Niño Jesús, y en la ermita el de San Cristóbal y el de San Juan Bautista, este último de 1517.

La pieza más importante dentro de este conjunto es el retablo de Santa Lucía, que es seguramente la joya de la iglesia parroquial, el cual conserva su estructura, tablas, mazonería, etc.; las tablas son de un estilo claramente entroncado con lo italiano, pero de indudable influencia germánica, siendo sin duda obras del mismo autor que otras pinturas de la catedral de Tarazona, quien podría ser Juan Fernández Rodríguez, quizás identificable con el que se ha llamado maestro de Ambel. Derivación del estilo de este retablo e imitación local muy curiosa es el retablito de Santa Magdalena, conservado en la ermita.

Hay un gran conjunto de platería de época gótica y renacentista, en su mayor parte con punzones zaragozanos. Y hay también una curiosa arqueta en la que se han aprovechado plaquitas de marfil, francesas muy posiblemente, de temas profanos, escenas cortesanas y de caza.

No deja de ser curioso el conjunto de puertas de armarios, pintadas con tono muy alegre, decorativo y popular, con fecha de 1590, que fueron instaladas en la ermita, y ahora de nuevo guardadas en la iglesia.

Entre las casas de la villa es de citar la de Navarro, en la que se han guardado buenos muebles, dos tapices del siglo XVII (probablemente de Brujas) y varios espléndidos retratos entre los que figuran algunos obra de Esquivel y de Vicente López.

• Bibliog.: Torralba Soriano, F.: «Las iglesias de la Villa de Ambel»; Separata del Seminario de Arte Aragonés, números XII, XIV y XV, Zaragoza, 1968.

A. Lambea realizó un estudio sobre esta localidad, publicado en Zaragoza en 1955.

 

Imágenes de la voz

Ambel (Zaragoza)...Ambel (Zaragoza)

Ambel. Retablo de San Jua...Ambel. Retablo de San Juan Bautista

Ambel. Retablo de la Magd...Ambel. Retablo de la Magdalena. Ig...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT