Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Monacato

Contenido disponible: Texto GEA 2000

Estado de los cristianos de uno y otro sexo que, llamados monjes y monjas, se retiran en un monasterio o cenobio para profesar los consejos evangélicos —pobreza, castidad y obediencia— según las directrices de una o varias reglas monásticas. A partir del siglo XI la voz «monacato» se aplica para designar los monasterios que se organizan en órdenes monásticas: los que siguen la regla de San Benito —cluniacenses, camaldulenses, cistercienses—, los cartujos, los trapenses y los jerónimos.

—Los cluniacenses: Llamados también «monjes negros» por el color de su hábito. En el siglo x se produjo en el monasterio de Cluny (Borgoña) un movimiento en busca de la libertad de la Iglesia, la pureza monástica y la reforma de las costumbres eclesiásticas, extendiendo rápidamente su influencia en toda Europa. Movimiento que coincide con la desertización de los monasterios primitivos aragoneses y con la destrucción de los fundados en los condados de Aragón, Sobrarbe y Ribagorza a causa de las incursiones de Almanzor y Abd al-Malik (999-1006). Planeando la restauración de éstos, el rey Sancho el Mayor de Navarra reclamó al abad Odilón de Cluny la repatriación de un grupo de monjes navarro-aragoneses que se habían refugiado en el monasterio borgoñón, los cuales, presididos por el abad Paterno, repoblaron San Miguel de Maltray (Ruesta) y otros monasterios que confederaron, hacia 1025, y en los que introdujeron la regla de San Benito según el espíritu cluniacense. El abad Paterno pasó a Castilla y sus discípulos continuaron su obra durante el reinado del rey Ramiro I de Aragón, en cuyo tiempo se fundaron dos nuevos monasterios, los de Samitier y San Juan de Pano.

Pero la plena implantación de la reforma cluniacense no se realizó en Aragón hasta el año 1071, en que monjes procedentes probablemente de este monasterio borgoñón fundaron las abadías benedictinas de San Juan de la Peña y San Victorián de Sobrarbe, a las que el rey Sancho Ramírez Buscar voz... sometió la mayoría de los antiguos cenobios aragoneses. Pocos años después, dentro de la misma línea monástica, la condesa Sancha, hija de Ramiro I, fundó el primer monasterio femenino del Aragón medieval, el de Santa María de Santa Cruz de la Serós (Val de Atarés).

La expansión aragonesa de los monjes negros se vio frenada desde un principio por la aceptación de otro movimiento, la llamada reforma gregoriana, promovido por la Santa Sede, que pretendía el acercamiento del clero al monacato bajo la regla de San Agustín, que se introdujo en las catedrales y que informó la erección de las abadías de canónigos de San Pedro de Loarre (1071) y Montearagón (1086). La corriente cisterciense del siglo xii debió de impedir también la expansión de los monjes negros fuera del Alto Aragón, donde se mantuvieron hasta la Desamortización las tres grandes abadías de San Juan de la Peña, San Victorián de Sobrarbe y Santa María de Alaón, poseedoras de señoríos, iglesias y prioratos dependientes. Ajenas a ellas fueron las fundaciones de los prioratos benedictinos de San Pedro el Viejo de Huesca, perteneciente al monasterio de Saint Pons de Thomières (1097) y San Benito de Calatayud, que era del de Oña.

—Los cistercienses: Frente a la riqueza y poderío de Cluny, surgió la reacción del monasterio francés de Citeaux (lat. Cister) en defensa de la rigurosa observancia de la regla de San Benito y de una mayor dedicación de los monjes al trabajo agrícola. La reforma cisterciense o de los «monjes blancos», auspiciada por la casa real, se implantó en Aragón a partir de la fundación del monasterio de Veruela (Vera de Moncayo) en 1146 con monjes procedentes del cenobio francés de Scala Dei. Franceses fueron también —de Gimont— los que informaron las fundaciones de los monasterios del Salz (Zuera) en 1154, Juncería (Villanueva de Gállego) en 1166 y Rueda (Escatrón) en 1182. Se concibió como filial de Poblet el de Piedra (Nuévalos), fundado en 1194. En el siglo xiii se fundaron otros tres monasterios de monjes blancos: el de Santa Fe de Cadrete en 1223, gracias a Miguel de Zapata; el de Santa Susana de Zaragoza en 1227 por Jaime I; y el de Santa María de Gloria (Ara, Val de Abena) en memoria de los vizcondes de Bearn, por el bearnés Augerio de Olorón y monjes de la abadía navarra de Oliva en 1242.

El movimiento cisterciense aragonés dedicó especial atención a las fundaciones de monasterios femeninos; la de Trasobares de 1168 se confió a las monjas de Tulebras (Navarra); en 1173, el obispo de Huesca Esteban de San Martín, antiguo abad de Poblet, y la condesa Áurea de Pallars erigieron el de Casbas, poco después debió de establecerse el de Santa María de Iguacel (Garcipollera) cuyas monjas se trasladaron a Cambrón (Sádaba) en 1212. La abadesa Catalana de Casbas, con poco éxito y algún contratiempo, intentó una primera fundación en San Benito de Calatayud, monasterio de monjes que compró al abad de Oña, en 1202 y una segunda, la de Santa María de Burbáguena, en 1208.

—Cartujos y Jerónimos: Aunque la orden contemplativa de los cartujos, fundada por San Bruno en 1084 en Chartreuse (Grenoble), se introdujo a fines del siglo XII en la Corona de Aragón —la primera fundación cartujana fue la de Scala Dei (Tarragona) en 1194—, no se implantó en el reino aragonés hasta el siglo xvi con la fundación de los monasterios de Las Fuentes (Lanaja) en 1507 y Aula Dei (Peñaflor) en 1563. La orden castellana de los jerónimos, erigida en 1373, entró en Aragón en 1493, con monjes de Cotalba (Gandía, Valencia) que tomaron posesión de la iglesia de Santa Engracia de Zaragoza, perteneciente a la diócesis de Huesca.

Al margen del monacato, aunque influidos por él, aparecen los canónigos regulares Buscar voz... en el siglo XI, las órdenes militares Buscar voz... en el XII y las órdenes mendicantes Buscar voz... en el XIII.

• Bibliog.: I Jornadas sobre el estado actual de los estudios sobre Aragón; Zaragoza, 1979, pp. 703-721.

 

Monográficos

Los monasterios aragoneses

Los monasterios aragoneses

Unas comunidades que ejercían un control espiritual, cultural y económico en el Aragón medieval.

Imágenes de la voz

MONASTERIO DE ALAÓN...MONASTERIO DE ALAÓN

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT