Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Justicia, administración de

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 24/11/2009

La administración de justicia, o jurisdicción, tiene por objeto la garantía de la observancia práctica del Derecho objetivo en todas su ramas, actuando con imparcialidad e independencia.

Jurisdicción estatal ordinaria: Cumple la función antedicha respecto de las ramas del Derecho que, con un criterio amplio, pueden conocerse como civiles, penales y administrativas. Por ello, en virtud de un imperativo de especialización primaria estas materias se hallaban encomendadas tradicionalmente a tres órdenes de tribunales Buscar voz...: los civiles, los penales y los contencioso-administrativos, a los que se añaden, en 1985, los sociales.

Los órganos jurisdicentes ordinarios que funcionban en Aragón en 1980 eran los siguientes: juzgados de paz, juzgados de distrito (denominación de los anteriores juzgados municipales y comarcales), juzgados de primera instancia e instrucción, juzgado de peligrosidad y rehabilitación social de Zaragoza y su territorio, magistraturas de trabajo Buscar voz..., audiencias provinciales y audiencia territorial.

Existían juzgados de paz en todos los municipios de Aragón que no tenían juzgado de distrito. Estos juzgados tienen como titular un juez que no pertenecía a la carrera judicial, un secretario que es el del Ayuntamiento respectivo, un fiscal de paz que tampoco es de la carrera fiscal y como agente actúa el funcionario subalterno del Ayuntamiento. Sin embargo, en Andorra, Binéfar, Sabiñánigo y Monzón, por ser poblaciones con un censo de habitantes superior a los siete mil, el secretario del juzgado de paz y el agente pertenecen a los cuerpos de administración de justicia del Estado. La competencia de estos juzgados es doble: en lo civil y en lo penal.

Los juzgados de distrito ejercían sus funciones en las tres capitales de provincia (uno en Huesca, uno en Teruel y seis en Zaragoza) y, además, había establecido uno en las siguientes poblaciones: Barbastro, Boltaña, Fraga, Jaca, Sariñena y Tamarite, en la provincia de Huesca; Albarracín, Alcañiz, Calamocha, Híjar y Montalbán, en la provincia de Teruel; y Borja, Calatayud, Cariñena, Caspe, Daroca, Ejea de los Caballeros, La Almunia de Doña Godina, Pina y Tarazona, en la provincia de Zaragoza. Cada uno de estos juzgados estaba compuesto por un juez y un secretario (funcionarios de sus respectivas carreras), uno o varios oficiales y uno o varios agentes (que pertenecen igualmente a los cuerpos de administración de justicia). No en todos los juzgados citados existía juez o secretario titular, ejerciendo las funciones jurisdiccionales de estos juzgados los titulares de otros órganos vecinos de la misma clase, que tenían concedida prórroga de jurisdicción. Asimismo tenían adscrito un fiscal de distrito que pertenecía a la carrera fiscal. Su competencia se extiendía a lo civil y penal y tenían encomendada en sus respectivos municipios la llevanza del registro civil. En Zaragoza el juzgado de distrito número uno, el decano de los demás de esta clase en la ciudad, no tenía atribuidas funciones jurisdiccionales contenciosas, resolviendo, sin embargo, todas las cuestiones administrativas referentes al registro civil.

Los juzgados de primera instancia y los juzgados de instrucción estaban instalados en las capitales de las tres provincias y en las poblaciones denominadas «cabeza de partido judicial Buscar voz...». Ambos juzgados eran desempeñados por un mismo titular en todas las poblaciones aragonesas donde los había (con excepción de Zaragoza, en la que las funciones de uno y otro juzgado estaban atribuidas a distintas personas). En Zaragoza existían cuatro juzgados de primera instancia y cuatro de instrucción. Por lo demás había juzgados de primera instancia e instrucción en las capitales de Huesca (uno), y Teruel (uno); en Barbastro, Boltaña, Fraga, y Jaca, en la provincia de Huesca, en Alcañiz y Calamocha, en la de Teruel, y en Calatayud, Caspe, Daroca, Ejea de los Caballeros y Tarazona, en la provincia de Zaragoza. Cada uno de estos juzgados estaba integrado por un juez, que en las ciudades donde había audiencia (Huesca, Teruel y Zaragoza) tenía categoría de magistrado, un secretario normalmente, oficiales, auxiliares y agentes, cuyo número variaba según las necesidades del servicio. Los juzgados de primera instancia tenían competencia en materia civil; y los juzgados de instrucción conocían los asuntos del orden penal. A cada juzgado de instrucción había adscrito un médico forense, por lo menos, para que prestara su asistencia técnica al juez.

En Zaragoza existía además un juzgado de peligrosidad y rehabilitación social cuyo titular era un magistrado-juez, asistido por un secretario, un oficial, dos auxiliares, un agente judicial y un médico forense.

En cada una de las tres capitales estaban constituidas las magistraturas de trabajo, que extiendían su jurisdicción a sus respectivas provincias. En Zaragoza existían cuatro magistraturas, mientras que en Huesca y Teruel existía sólo una.

Las audiencias provinciales estaban creadas en cada una de las capitales de provincia de Aragón. La Audiencia Provincial de Zaragoza, al igual que en las demás ciudades en que existía audiencia territorial, constituía la Sala de lo Criminal de esta última. El presidente de esta Sala era el de la Audiencia Provincial.

La Audiencia Territorial extendía su competencia a todo el ámbito de Aragón y tenía su sede en Zaragoza. Estaba integrada por una Sala de Gobierno con funciones estrictamente administrativas, la Audiencia Territorial en pleno, constituida en tribunal de justicia, y las salas de justicia: de lo civil, de lo penal y de lo contencioso-administrativo.

Cooperaban con los órganos jurisdicentes en la administración de justicia los funcionarios del ministerio fiscal. Existía un fiscal-jefe del territorio, un teniente fiscal y cuatro abogados fiscales en Zaragoza, un fiscal y un teniente fiscal en Huesca y un fiscal en Teruel. Por otra parte, para colaborar con los órganos de la justicia de distrito y de paz, estaban los fiscales de distrito y los de los juzgados de paz.

La estructura actual: En 2000, continúan los juzgados de paz en municipios que no tienen juzgado de primera instancia; tienen como titular un juez lego, y con competencias en lo civil (juicios verbales hasta 8.000 ptas., actos de conciliación) y en lo penal (juicios de faltas). Existe un Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA), cuyo ámbito se extiende a toda la Comunidad Autónoma. Tiene su sede en Zaragoza, en el edificio de la Audiencia (Coso, n.º 1). La sala de lo civil y lo penal tiene competencias sobre responsabilidad civil de aforados, y puede atender recursos de casación y cuestiones de competencia. La Sala de lo Contencioso-Administrativo (dividida en dos secciones) asume las competencias que corresponderían a los juzgados de lo Contencioso-Administrativo, que no han entrado en funcionamiento. La Sala de lo social se ocupa de los recursos de suplicación contra las resoluciones dictadas por los juzgados de lo social, y de cuestiones de competencia. Existe una Audiencia Provincial en cada una de las tres capitales de provincia. Hay Juzgados de Primera Instancia e Instrucción en las capitales de provincia y en las cabeceras de Partido Judicial: en Huesca, tres en la capital, y además en Barbastro, Boltaña, Fraga y Jaca (dos); en Teruel, dos en la capital, dos en Alcañiz y uno en Calamocha; en Zaragoza hay quince Juzgados de Primera Instancia (dos de ellos de Familia) y diez de Instrucción; en la provincia, tienen juzgados de Primera Instancia e instrucción: Calatayud (dos), Caspe, Daroca, Ejea de los Caballeros (dos), la Almunia de Doña Godina y Tarazona. Aparte, en las tres capitales de provincia hay Juzgados de lo Penal: uno en Huesca, otro en Teruel y siete en Zaragoza. También tienen las capitales de provincia juzgados de lo social, que se crearon en sustitución de las Magistraturas de Trabajo: uno en Huesca, otro en Teruel y seis en Zaragoza; y un Juzgado de Menores cada una. Éstas se ocupan de los hechos cometidos por mayores de 12 años y menores de edad penal, tipificados como delitos o faltas. En Zaragoza capital hay además un Juzgado de Guardia.

Jurisdicción estatal militar: Mientras radicaban en Zaragoza tanto la sede de la Capitanía General de la V Región Militar Buscar voz... como el generalato en jefe de la III Región Aérea Pirenaica, existían dos ramas distintas de este orden jurisdiccional para enjuiciar los delitos militares. En ambas ramas existen órganos jurisdiccionales no permanentes y órganos permanentes. Entre los primeros se cuentan los consejos de guerra, que pueden ser ordinarios y de oficiales generales, los cuales se constituyen para juzgar cada asunto y se disuelven después de dictarse la sentencia. Los órganos permanentes son los juzgados de instrucción, de los que había 9 en Zaragoza (cuatro para delitos cometidos con vehículos de motor y cinco para los demás) más un juzgado de ejecutorias y dos jueces togados (uno del Ejército de Tierra y otro del Ejército del Aire) que funcionban como tribunal unipersonal. La autoridad judicial militar (capitán general de la V Región y teniente general del Aire) estaba asesorada por las correspondientes auditorías de guerra o de la región y por sus correspondientes secretarías de justicia. Asimismo para colaborar en este orden judicial militar estaban instituidas las fiscalías jurídicas militares (dos miembros en la de la V Región y uno en la Región Aérea Pirenaica).

 

Imágenes de la voz

Audiencia territorial en ...Audiencia territorial en Zaragoza

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT