Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Jurisprudencia

Contenido disponible: Texto GEA 2000

Modo o manera de juzgar los tribunales de justicia, y conjunto de sus decisiones. En Aragón, las decisiones de los jueces y tribunales, al menos desde 1547, habían de ser motivadas. Como dice un fuero de esta fecha, «... todos los Consejeros y Asesores que han de aconsejar, y los jueces que han de juzgar, sean obligados al tiempo que votan a decir las causas y fundamentos principales, assí de Fuero, como de derecho, assí en lo civil como en lo criminal por donde se mueven a dar sus votos». Tal obligación de motivar las sentencias, que hoy entendemos como garantía de justicia (arts. 120-3 de la Constitución), fue abolida por el Decreto de Nueva Planta y, definitivamente, por Carlos III en 1778, imponiendo así a la Corona de Aragón el uso tradicional del secreto propio de los tribunales de Castilla. Esto explica la diferente importancia que en uno y otro territorio tuvieron las colecciones de sentencias y los comentarios de las mismas. En Aragón destacan las obras de Monter de la Cueva Casanate, Sessé y Piñol, Crespí de Valdaura, Vargas Machuca y Suelves.

En la época contemporánea, la preocupación de los juristas aragoneses por las decisiones de los tribunales les ha llevado repetidas veces a coleccionar ordenadamente sentencias, no sólo del Tribunal Supremo, sino de la Audiencia de Zaragoza y aun de los juzgados de primera instancia. Mariano Ripollés y Baranda recogió en tres volúmenes (Zaragoza, 1897) resúmenes de las sentencias del Tribunal Supremo y de la Audiencia de Zaragoza y de las resoluciones de la Dirección General de los Registros atinentes al Derecho aragonés desde 1856, ordenándolas de acuerdo con el Código civil. Ramón Sainz de Varanda recopiló (en ADA, IV, 1947- 1948, pp. 187-545) el mismo tipo de material de 1887 a 1925, por orden cronológico, con índices legal y alfabético de conceptos. Enlaza así el repertorio de Ripollés con el trabajo de J. Valenzuela Larrosa y J. J. Sancho Dronda (ADA, III, 1946, pp. 375-462) en que se ordenan las sentencias y resoluciones emanadas de 1926 a 1946 bajo cada uno de los artículos del Apéndice.

A partir de 1946 ya no hay repertorio organizado. Las sentencias del Tribunal Supremo deben buscarse en los repertorios generales (Aranzadi, Colección legislativa), y las de la Audiencia Territorial, a partir de 1950 y hasta 1967, en Foro Aragonés (iniciativa particular del abogado y erudito zaragozano Jesús Bergua Camón), que publicó todas las de su Sala de lo civil. Desde 1944 mantiene José Lorente Sanz en todos los tomos de ADA una «Crónica de Jurisprudencia», con comentarios a las sentencias más importantes que se van publicando. Desde 1967, es el Boletín del Colegio de Abogados de Zaragoza el que asume la tarea de publicar las sentencias de la Audiencia Territorial.

• Bibliog.: Scholz, J. M.: «Motiva sunt pars sententiae. Urteilsbegründung in Aragón (16-18. Jahrhundert)»; La formazione storica del diritto moderno in Europa, Florencia, 1977, II, pp. 581-598.

 

  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT