Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Intendentes

Contenido disponible: Texto GEA 2000

(Hist. Mod.) Oficiales del poder central que tenían a su cargo fiscalizar la administración del territorio de las provincias o intendencias. En España, aunque con precedentes en la administración castellana del período anterior, fueron introducidos a principios del siglo XVIII por los Borbones, a partir de la experiencia francesa. Felipe de Anjou, durante la guerra de Sucesión, nombró a varios superintendentes generales de ejército para los territorios que habían sido conquistados; estos funcionarios se ocupaban de la administración militar, de la organización hacendística y de la consignación de gastos públicos en las demarcaciones territoriales que les correspondieran. En Aragón, podemos decir que en 1709 era superintendente de rentas reales del reino Tomás Moreno. Constituido el antiguo reino de Aragón en una provincia de la nueva administración borbónica, por R.D. de 3-IV-1711 se encomendaba «el gobierno militar, político, económico y gubernativo» al comandante general que, a los fines de administración económica debía presidir la Junta del Erario. Pero es el superintendente Melchor de Macanaz, nombrado a principios de 1711, el que asume estas funciones en perjuicio de la Junta del Erario que, en poco tiempo, termina por disolverse. En 1713 desempeña el cargo de superintendente el marqués de Castelar.

Estos «superintendentes de justicia, policía, finanzas y tropas», como son designados, reciben en 18-III-1714 título e instrucción para el desempeño del cargo en las cuestiones referentes a tropas y su atención: el intendente debía residir en la cabeza del partido y tenía a su cargo los gastos de guerra, alojamiento de soldados, repartimientos militares, etc. Podía nombrar tesorero general o tesorero de la guerra de partido y subdelegados en las villas. El intendente mandaba pagar el sueldo al capitán general y a los gobernadores y estados mayores de las plazas del partido. Por R.D. de 4-VII-1718 se convirtieron en «intendentes de provincia y de ejército». La nueva Ordenanza daba poderes más amplios al intendente, y otras funciones distintas de las militares: les daba el cargo de corregidor de la capital de la provincia, las funciones de justicia, con encargo de mantener la ley y el orden, las finanzas, dirigir la recaudación y administración de impuestos, policía, fomento, obras públicas, sanidad, recluta de milicia, protección a la moneda y vigilancia de graneros y archivos. Era el oficial administrativo más importante de la provincia. En Aragón se confirmó al marqués de Castelar como intendente, asumiendo el corregimiento Buscar voz... de Zaragoza, cargo en el que continúa hasta 1721.

En 1721 se merman a los intendentes los poderes económicos otorgados por la Ordenanza de 1718, y en 1724 son suprimidos en las circunscripciones carentes de tropas. No ocurre así en Aragón, donde de 1721 a 1736 es intendente de ejército y provincia y corregidor Buscar voz... de Zaragoza Juan Antonio Díaz de Arce. De 1737 a 1741 lo es José del Campillo. De 1741 a 1743 fue intendente Nicolás Zorrilla y desde 1744 el marqués de Razal.

En el reinado de Fernando VI se dio nuevo auge a esta magistratura. Por la Ordenanza de intendentes corregidores de 3-X-1749 reciben funciones judiciales, administrativas, financieras y militares. Como jueces asumían el título de corregidor de la capital de la provincia, con el control de los corregidores y alcaldes mayores. Asesor suyo en lo judicial era el alcalde mayor de la vara civil hasta que, en 1764, se dispuso que quedara la asesoría a cargo del alcalde mayor más antiguo. En 1749, el marqués de la Fresneda es intendente del reino de Aragón y corregidor de Zaragoza hasta su fallecimiento en 1760. Luego Juan Felipe Castaños es el intendente corregidor y en 1766 lo era el marqués de Avilés.

En el reinado de Carlos III, en 1766, se separan intendencias y corregimientos, sin perjuicio de los que en ese momento acumulaban el cargo. En la práctica siguió muchas veces unido, por interés de la autoridad real. En 1782, siendo caballero intendente del reino de Aragón Antonio Ximénez Navarro, se organiza una Junta de Competencias para deslindar las que correspondían a esta magistratura.

 

Monográficos

El siglo XVIII en Aragón

El siglo XVIII en Aragón

Tras el desastre de la desaparición del reino se vive una época de esplendor con la Ilustración.

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT