Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Instrumentistas

Contenido disponible: Texto GEA 2000

(Música). La división polar de la música en «música vocal» y «música instrumental» sólo se puede aplicar en rigor a la música occidental. Dentro de ésta, la separación en dos campos se puede comenzar a observar a partir del siglo XVI (G. Gabrieli). La utilización de instrumentos es de hecho muchísimo más antigua y se remonta a la prehistoria de la humanidad. En los comienzos del cristianismo los instrumentos tienen una significación pagana y están excluidos expresamente del culto. No obstante, poseemos suficientes testimonios como para deducir que tenían amplio uso en la música profana, tradición que se continuaría con los juglares medievales.

Por otra parte, la música sacra evoluciona en occidente adaptando y absorbiendo prácticas de la música profana y, por tanto, esquemas y técnicas instrumentales. Así en el siglo XVI la práctica de la polifonía vocal con acompañamiento de instrumentos es algo muy frecuente y de ello tenemos abundantes ejemplos en Aragón. (Ministriles Buscar voz....) Durante el siglo XVII Aragón contará con una importantísima pléyade de organistas Buscar voz... que representarán lo más importante de la contribución aragonesa a la música instrumental, tanto como compositores que como intérpretes e improvisadores.

Precisamente del período que representa en la historia de la música la total hegemonía de la música instrumental, el clasicismo Buscar voz..., es del que estamos peor informados. Sin embargo parece que la importancia de la música instrumental es muy pequeña y se reduce a la composición para órgano (versos, sonatas) sin la talla de los Aguilera y Bruna. De actividades musicales fuera del ámbito de las catedrales tampoco tenemos muchos datos. De hecho parece que en Aragón se confirma la debilidad de la tradición musical española, que no logra, pese a importantes esfuerzos y logros, incorporarse a la tradición europea. El resultado es un siglo XIX que, musicalmente, como afirma certeramente F. Sopeña, «no tiene defensa posible». A partir de aproximadamente 1830 podemos hablar de virtuosos y de instrumentistas con las connotaciones que tienen hoy en día estas palabras (aunque evidentemente existieran mucho antes instrumentistas intérpretes).

Según Lozano (Memoria Histórico-crítica) el primer concierto de música instrumental en Aragón tuvo lugar en Zaragoza «por el año 1867». Fue en el café «de la Iberia» y lo organizó Rafael Navarro (m. 1889), organista segundo del Pilar y también compositor. La formación, un septimino, contaba con el propio Navarro como director y pianista, Joaquín Romeo (violín primero); Melehor Vela (violín segundo), Manuel Pérez (m. 1884, viola), que era contralto de la capilla de La Seo; Félix García (m. 1891, contrabajo), organista de la Santa Capilla y contrabajo de la capilla del Pilar; y Elías Villarreal (armonium), organista de la parroquia de San Pablo. El programa eran arreglos de piezas de moda y la costumbre se generalizó pronto en todos los cafés zaragozanos. Pero antes que en los cafés fue en el teatro donde se organizaban esporádicamente conciertos.

En febrero de 1830, Juan Nepomuceno Gracia, «primer violín de bailes y maestro de coros», organiza una «gran función» donde se anuncia música sinfónica. En el mismo mes y año tenemos noticia de otro concierto similar, que solían interpretar las orquestas de los teatros al finalizar una temporada como actividad marginal y benéfica.

El 22-III-1885 se fundó en Zaragoza la «Sociedad de Conciertos a grande orquesta» bajo la presidencia del marqués de Ayerbe. La orquesta estaba formada por «socios-artistas» y «socios-contratados» y llegó a dar ocho conciertos (entre otras muchas, se tocaron obras de Olleta e Iglesias). La sociedad se disolvió en 1886. En 1890 se funda, también en Zaragoza, la «Sociedad de Cuartetos», que tenía a Jesús Monasterio -el violinista español más interesante antes de la llegada de Sarasate, y figura importantísima en el panorama de la música de cámara en la España de principios de siglo- como presidente honorario. Teodoro Ballo era el primer violín y director. Además formaban parte de esta asociación Manuel Cuartero (violín segundo), José Tremps (viola), Juan Laclaustra (violoncello) y Santiago Carvajal (pianista).

En junio de 1897 localizamos también en Zaragoza una de las primeras series de conciertos sinfónicos con ciertas pretensiones. El nivel, por lo que se deduce de los programas y de la crítica periodística, seguía siendo muy bajo a pesar de los indudables esfuerzos de músicos de talla como Bailo o Cariñena. (Orquestas Buscar voz..., bandas.)

En 1915 se funda en Huesca la «Sociedad Musical». Sin duda alguna fue el esfuerzo más importante para crear una sociedad de música de cámara. La Sociedad tenía actividades muy amplias (conferencias, conciertos con banda -la de Sariñena-, piano y violín, etc.). Sin embargo, la asociación giraba en torno al cuarteto Meléndez, formado por Félix y Gonzalo Meléndez (violines), Santos Coral (viola) y Dámaso Ger (violoncello). La asistencia de los oscenses en las trece audiciones que organizó esta Sociedad oscilaron entre un mínimo de 293 y un máximo de 378 personas. Para tener una idea de la seriedad del intento señalaremos que el autor más interpretado fue Beethoven (15 obras, entre las que destacan cinco cuartetos para cuerda), Haydn (7 obras, 2 cuartetos), Mozart (7 obras, 3 cuartetos) y Schubert (2 cuartetos). Esta sociedad, que decía de ella misma que «no es una empresa de espectáculos sino una entidad propagandística de la cultura artística», se hundió en 1916 al retirarle la Diputación de Huesca el local que le cedía para organizar los conciertos.

El piano aragonés tiene sus máximos representantes en Pilar Bayona, Eduardo del Pueyo Buscar voz... y Luis Galve Buscar voz.... Como violinistas destacaron T. Ballo, Rafael Martínez, Joaquín Roig, Manuel Pallás y Ángel Jaria. Entre las agrupaciones de cámara señalamos al «Quinteto de Viento Ciudad de Zaragoza», al «Cuarteto Clásico de Zaragoza» y al «Albicastro Ensemble», del que forma parte el clavecinista aragonés José Luis González Uriol. La guitarra, que cuenta en Aragón con músico tan importante como Gaspar Sanz, no ha vuelto a considerarse un instrumento de concierto hasta hace relativamente poco. Las figuras de Miguel López Moliner y José Orós se hallan más unidas al campo de las rondallas. Antonio Arnal, Javier Quevedo y Luis Suelves cultivan la guitarra como instrumento de concierto.

• Bibliog.: Lozano, A.: Memoria Histórico-Crítica; Zaragoza, 1895. Montaner, Pedro: Páginas para la historia de la cultura musical oscense; Huesca, 1916.

 

Monográficos

El fin del siglo XIX en Aragón

El fin del siglo XIX en Aragón

La burguesía toma el poder en los vaivenes políticos de una época en la que se inicia la industrialización y la lenta transformación agraria.

Imágenes de la voz

ÁNGEL CON LAÚD EN LA CAPI...ÁNGEL CON LAÚD EN LA CAPILLA DE LA...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT