Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Hospitales medievales

Contenido disponible: Texto GEA 2000

En el territorio aragonés la fundación de instituciones asistenciales para pobres y enfermos se remonta a temprana fecha. Hasta mediados del siglo XI la labor hospitalaria corrió casi exclusivamente a cargo de los monasterios; la regla de San Benito prescribía que junto a cada convento hubiera una hospedería donde se diera albergue temporal, comida y asistencia tanto a los pobres y peregrinos como a los huérfanos y a los enfermos del contorno.

Desde el siglo XII el número de centros asistenciales se multiplicó al compás de la expansión hacia el sur. La mayoría de las iglesias contaron con una institución hospitalaria. También la generosidad de los grandes señores, de las órdenes militares Buscar voz... y de los propios reyes contribuyó a que la nueva tierra se fuera cubriendo de centros benéfico-asistenciales. Cuando en las ciudades comenzó a crecer la importancia de la burguesía Buscar voz..., y a la vez se pudo contar con buenos profesionales de la Medicina laicos, se empezaron a fundar hospitales seculares, debidos a la munificencia de burgueses acomodados.

La disposición arquitectónica de los hospitales medievales varió desde una pequeña casa a grandes centros con numerosas dependencias. Podemos distinguir cuatro tipos fundamentales. a) Los más numerosos fueron los hospitales instalados en casas particulares destinadas a este nuevo objeto o construidas ex profeso, con una o más habitaciones para camas. Las hubo masculinas, femeninas y mixtas, en este último caso con habitaciones separadas para mujeres y hombres. Su característica común era la escasa capacidad y las pocas dependencias con que contaban. Solían tener adosada una capilla. b) Hospitales de tipo intermedio entre los anteriores y los grandes. Disponían de salas de mayor capacidad, acostumbraban a ser mixtos, respetándose la separación de sexos, y contaban generalmente con algunas dependencias, aparte de los dormitorios, como refectorio, cocina, despensa, granero, pozo y huerta. c) Desde fines del siglo XII van surgiendo los grandes hospitales de tipo basilical, dispuestas las salas con sus camas en las naves laterales, con la capilla en una de las cabeceras de la nave central, situada en un plano más alto. Estos centros tenían abundantes y espaciosas dependencias anejas, contando además con grandes huertas, granjas, caballerizas, horno, botica, etc. d) A fines del siglo XV ya se habían edificado los primeros grandes complejos hospitalarios, de forma cuadrangular, con patio central y mucho terreno propio en el entorno, en el que se distribuían las dependencias, incluidas muchas veces iglesia y cementerio. El mejor exponente en Aragón de este tipo es el Hospital de Nuestra Señora de Gracia de Zaragoza.

Entre los hospitales cuya existencia consta en el siglo XII, cabe citar la Hospedería de Jaca, sostenida por la orden de San Juan de Jerusalén, el de Santa Cristina de Somport, el de La Seo de Zaragoza (fundado en 1152 para peregrinos y enfermos) y el Familiar de San Juan de los Labradores de Calatayud, que se alzaba junto a la Puerta de Soria. Del siglo XII son el de San Marcos de Daroca y en la ciudad de Zaragoza los de San Pablo -anterior a 1217-, San Gil -en la calle de Cinegio- y San Julián y San Lucio -que ya existía en 1251. El de San Lázaro de Zaragoza, dedicado al cuidado de leprosos, ya estaba fundado en el siglo xiv; luego pasaría a ser convento de mercedarios. El hospital de Tiermas, de antigua fundación, fue restaurado, a la par que los baños, en 1380 por el franciscano fray Benito de Olmedo. En 1305 un burgués zaragozano, maestre Fuert, fundó en su propia casa, cercana al templo de La Seo, el hospital de Santa Marta, provisto de doce camas, para asistir a los peregrinos compostelanos. Junto a la ermita de Santa Elena, que luego sería iglesia del Portillo, se erigió hacia mediados del siglo xiv un hospital de Peregrinos. Del XV debe de datar el de Santa Lucía en Caspe y el de los Luna en Calatayud. La culminación de esta obra hospitalaria en Aragón fue la fundación en 1425 por el rey Alfonso V del Hospital Real y General de Nuestra Señora de Gracia Buscar voz... en Zaragoza, la institución asistencial más importante del Aragón medieval, que se desarrollará cumplidamente en la época moderna.

 

Monográficos

Los monasterios aragoneses

Los monasterios aragoneses

Unas comunidades que ejercían un control espiritual, cultural y económico en el Aragón medieval.

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT