Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Hospital universitario Miguel Servet

Contenido disponible: Texto GEA 2000

A partir de la buena experiencia de las Residencias Sanitarias de Guadalajara y Calatayud, primeros hospitales de la Seguridad Social, el Gobierno decidió la construcción en los primeros años cincuenta, en otras ciudades, de nuevas residencias de la red, entre ellas la de Zaragoza con la denominación de José Antonio. Se adquirieron terrenos en el término municipal de Romareda (barrio de Casablanca) y se encargó el edificio al arquitecto Fernando García Mercadal. En él habrían de coincidir el hospital (llamado residencia) y el ambulatorio hasta 1980. Este edificio, de quince plantas, sufriría obras de reforma entre 1975 y 1978, que conllevaron modificación de la elegante fachada y desaparición de su magnífico vestíbulo.

El primer médico que llegó a la nueva residencia fue el Dr. Marceliano Temiño, palentino, jefe de Anestesia en noviembre de 1954. Organizó los trabajos para que el 23-X-55 pudieran realizarse las primeras intervenciones quirúrgicas (Dres. Alvira y Aznar). En el verano de 1956, en ayuda de la cirugía, se crea el Banco de Sangre, siendo nombrado jefe, por oposición, el Dr. A. Raichs, nacido en Tarragona. Este servicio y el de Anestesia desarrollaron una titánica labor, a veces con instrumental privado y técnicas muy modernas (exanguinotransfusión, por ej., ya practicada en 1959). Al cabo de pocos años el Banco de Sangre se amplió a Servicio Regional de Hematología Clínica. En 1965 se creó la Hermandad de Donantes de Sangre, obra, sobre todo, de José Otal Buscar voz.... El minúsculo equipo de médicos de guardia (doctores Morales y Pellicer) con que comenzó su funcionamiento la Residencia José Antonio se vería pronto ampliado con la incorporación de un grupo de facultativos. Como jefa de enfermería del hospital vino Isabel Larramendi. También el ambulatorio disponía de un plantel de enfermeras muy eficaces bajo la jefatura de Maruja Manzanares e Inés Cortés. En agosto de 1958 se estructuran los cupos de enfermos en las especialidades de Cirugía General, Traumatología, Digestivo, Pulmón y Corazón, Dermatología (ocho facultativos en cada una), Oftalmología, Otorrinolaringología, Odontología, Tocología, Análisis Clínicos, Radioelectrología (siete médicos por cada una), Ginecología, Neuropsiquiatría, Urología, Endocrinología (cinco facultativos cada una) y Pediatría (con 30 médicos, figurando como consultores el Prof. Lorente Sanz y los doctores Clavero y P. Galán). En 1961 se crea el Servicio Regional de Neurocirugía, y se nombra jefe, por oposición, a Santiago Ucar (Valverde, Rioja, 19-IX-1919-Zaragoza, 24-IX-1984). En 1966 tienen lugar las oposiciones (ganadas por los doctores Ferreira, Soler, Del Río y Vázquez) para jefes de servicio de Urgencias, germen de los cuatro prestigiosos servicios de Cirugía General. En el verano de 1968 se crean tres decisivos servicios jerarquizados. El de Medicina Interna fue encargado a Gabriel Guillén que tuvo como primeros colaboradores a los doctores A. Artal y J. R. Muñoz, que se haría cargo de la jefatura; cuando el prof. Guillén pasó (septiembre 75) en régimen exclusivo al H. Clínico, Muñoz moriría asesinado en acto de servicio el 27-III-1990; el de Anatomía Patológica a F. Martínez Tello, con G. García Julián de jefe-adjunto; el de Radioelectrología a Fernando Solsona (Z., 3-VI-35), quien obtendría, por oposición, en diciembre del mismo año, la cátedra de Radiología y Terapéutica Física de Valladolid, teniendo como colaboradores a los doctores F. Yarza, Pérez Candela, P. Martínez Comín, Álvarez Burgos (fallecido en agosto de 1985) y Carnicero, a los que pronto se unirían Dantart, Martínez Navarro y R. Gómez Pereda, que 18 años más tarde pasaría a ocupar una de las jefaturas de servicio creadas en el seno del Departamento. Este mismo año se potencia el primitivo Laboratorio de Análisis Clínicos a cargo del Dr. Millán (en 1968), que pasado 1970 se desglosará en Bioquímica (Dr. M. Sánchez) y Microbiología (Dr. García Moya). En 1970 se decide la transformación de la Residencia en Ciudad Sanitaria, para lo que se crean en el mismo recinto (con agobio de espacio y sacrificando sus estupendos jardines) tres hospitales más. El Centro de Rehabilitación y Traumatología; en edificio también obra de García Mercadal, inaugurado el 4-I-1971, albergó los servicios de Traumatología, Ortopedia, Rehabilitación, Neurocirugía, y Cirugía Plástica y Quemados, y fue dirigido hasta su muerte por el Dr. Ucar. Un año después se abrirían los hospitales Maternal (que incluía Obstetricía y Ginecología), con dirección médica sucesiva de los doctores Lorén, Sangüesa y Horno, e Infantil (Pediatría y Cirugía Infantil), con dirección sucesiva de los doctores Peralta, Casado y Boné. Sucedió a Boné, en 1992, el Dr. Ferrández; el trabajo de Horno fue encomendado, en 1994, a González Batres (Obstetricia) y Lanzón (Ginecología). En 1972 se crea la Escuela de A.T.S., con 25 alumnas por curso y profesorado del hospital. Con motivo de las inauguraciones de 1971 y 1972 se solicitó el cambio de nombre a Miguel Servet, lo que tardaría en conseguirse diez años. En 1974-1975 comienzan obras de reforma del hospital general. En 1973 se organizan los departamentos: Cirugía (Dr. Aznar), Medicina Interna (Prof. Guillén y Dr. Muñoz), Obstetricia-Ginecología (Dr. Sangüesa y Dr. Horno), Traumatología y Ortopedia (Dr. Pelegrín), Pediatría (Prof. Casado y Dr. Boné), Rehabilitación (Dr. Pérez Heredia) y Radialogía/Medicina Nuclear (Prof. Solsona). Desde 1955 el hospital ha conocido los siguientes directores: Marco, Cabanillas, Gasalduero, Bahamonde, Nerín, J. Martín, Andaluz, Gasta, Pardo, Pérez, C. Martín, J. Martínez y Rueda. Han sido administradores generales los señores Argüelles, Fraile, Alonso, López Arriarán, Ferrer y las señoras Leyva y Lapuente. En 1971 el hospital dispuso de médicos internos y residentes en los servicios de Radioelectrología (Baiget, Bocos, Lambán, Lucia y Martínez Oca) y Hematología (Lucia, Aztarain, Pérez Barrachina). En 1973 se amplió al resto de servicios. En todos estos años han sido centenares los médicos formados (sólo por el Departamento de Radiología y M. Nuclear han pasado más de 140). No hay provincia española en la que no figuren jefes de servicio y de sección formados en el Miguel Servet. Lo que ha primado en el Hospital Miguel Servet, por necesidad de la sociedad a la que sirve y por dignidad médica ha sido la tarea asistencial. Ha habido actuaciones de gran trascendencia como los incendios de Tapicerías Bonafonte, Hotel Corona de Aragón (12-VII-1979), discoteca Flying, epidemias y atenciones a enfermos conflictivos, pero los beneficiarios han sido más de la mitad de los aragoneses y decenas de miles de riojanos, navarros y sorianos.

La plantilla de trabajadores del H. Miguel Servet en el año 1997 era de 4.425 personas que se distribuían así: médicos (794), incluyendo 277 médicos residentes, enfermeras (1.254), auxiliares de clínica (1.125), personal de administración (421), celadores (359), personal de cocina, lencería y lavandería (291), personal de oficios (150), 18 telefonistas y 13 personas más (capellanes, asistentes sociales, bibliotecarios y un fotógrafo). (Hospitales, Sanidad).

 

Imágenes de la voz

HOSPITAL MIGUEL SERVET DE...HOSPITAL MIGUEL SERVET DE ZARAGOZA...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT