Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Hermandad, Santa

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 04/08/2009

(Hist. Mod.) La Santa Hermandad aragonesa fue creada el año 1487. La iniciativa para su formación partió de la ciudad de Huesca Buscar voz..., si bien la monarquía estaba interesada en su establecimiento en el reino a la vista de los éxitos obtenidos en Castilla, donde surgió en 1476.

La comarca oscense era una de las más afectadas por la delincuencia y, ante la imposibilidad de pacificar el territorio con sus fuerzas, el prior de jurados de Huesca solicitó en 1486 de los jurados de Zaragoza que convocasen a las ciudades y villas del reino. El momento también resultaba propicio para Zaragoza, donde se habían producido graves alteraciones a consecuencia de los asesinatos del jurado segundo Martín de Pertusa Buscar voz..., a instancias del gobernador, y del inquisidor general Pedro de Arbués Buscar voz... en 1485.

En un intento de poner remedio a la inseguridad en que vivía el reino, las principales universidades acordaron las ordinaciones de la Hermandad el 11-X-1486, firmando una unión que debía prolongarse por un período de tres años. La aprobación real en el mismo año llevó consigo la ampliación de la Hermandad por cinco años prorrogables con la aquiescencia de los integrantes cuantas veces fuera necesario. Los capítulos que en lo sucesivo iban a regir la organización judicial y de policía de la Hermandad se firmaron en 1487 por los jurados de Zaragoza, Huesca, Tarazona, Teruel, Borja, Barbastro, Daroca, Albarracín, Alcañiz, Monzón, Alagón, Alquézar, Ejea de los Caballeros, Tauste, Uncastillo, Almudébar, Aínsa Sos, Tamarite de Litera, Bolea Fraga, Sariñena, Magallón, Loarre y Sádaba con las comunidades de Calatayud, Teruel, Daroca y Albarracín.

La Santa Hermandad comenzó a actuar el 1-I-1488 y, prorrogada por cinco años en 1492, fue suprimida en las Cortes de Tarazona en 1495 por espacio de diez años. Transcurrido este período el rey ordenó, a fines de 1506 que se volviera a poner en funcionamiento; así, actuará desde el 17-XII-1506 hasta el 13-VIII-1510, en que será suprimida definitivamente por fuero aprobado en las Cortes de Monzón.

El objetivo de la Hermandad era mantener el orden público, por lo que se impuso la tarea de terminar con los robos, asesinatos y cualquier otro incidente que alterara la tranquilidad del reino. Atendía los delitos contra la moral, las blasfemias, insultos, sodomías, etc. Todos ellos eran casos de Hermandad, así como homicidios y delitos contra las personas y propiedades. Los capítulos que regían esta institución, dotada de jurisdicción y tribunal propio, determinaban los casos de su competencia, la forma de perseguir y detener a los malhechores, los procedimientos judiciales y la organización interna.

Al frente de la institución estaban un presidente elegido por el monarca, con poderes para revocarlo, y un juez mayor nombrado asimismo por el rey entre una terna presentada por el cabildo y consejo de Zaragoza. Jueces, oficiales, consejeros, procuradores y lugartenientes completaban la organización de la Hermandad. Para llevar a cabo sus fines, contó con una milicia armada que fue sostenida por los lugares de la confederación, y estaba formada por una tropa de 150 lanzas divididas en grupos de 50, al frente de cada uno de los cuales había un capitán nombrado por el rey.

La nobleza vio desde un principio mermados sus derechos y atribuciones y la oposición decidida a terminar con la Santa Hermandad estuvo encabezada por el conde de Aranda, D. Felipe de Castro, el gobernador y el Justicia de Aragón Buscar voz.... Su presión resultó eficiente en 1495, año en que fue suspendida temporalmente.

• Bibliog.:
Muñoz Casayús, P. A.: Las Hermandades en Aragón; Zaragoza, 1927.
Redondo, G. y L. Orera: Fernando II y el reino de Aragón; Zaragoza, 1980.
Colás, G. y J. A. Salas: «Movimientos sociales en Barbastro y su comarca a principios del siglo XVI», Estudios del Departamento de Historia Moderna, Zaragoza, 1979, pp. 131-208.

 

Monográficos

La Corona de Aragón II. La Casa de Trastámara

La Corona de Aragón II. La Casa de Trastámara

Se cimientan las bases para la unión de las coronas de Aragón y Castilla.

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT