Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Guardia Civil

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 16/10/2009

Cuerpo militar, pero con cometidos civiles en tiempos de paz, fundado por real decreto de 28-III-1844 por don Francisco Javier Girón y Ezpeleta, duque de Ahumada y marqués de las Amarillas, la institución se estableció en Aragón por R.D. de 13-V-1844.

Sus cometidos generalmente están relacionados con: la vigilancia y persecución de los delitos y averiguación de los mismos en el ámbito rural; servicio fiscal y de cobertura de fronteras; servicio de vigilancia de puertos, aeropuertos y costas; servicios humanitarios; servicios relacionados con la disciplina vial en las carreteras nacionales, provinciales y comarcales; servicios encomendados por las autoridades militares; servicios antiterroristas.

• Historia: Se necesitaba en España a mediados del siglo XIX una institución que defendiera realmente los intereses de los ciudadanos; era preciso crearla: las consecuencias de las guerras sufridas en aquel período se hacían sentir en el medio rural y el bandidaje infestaba los caminos de los campos y caseríos, además de las pequeñas poblaciones. Por todo ello, y sobre la base de las viejas corporaciones regionales, por el citado real decreto de 28 de marzo se crea un instituto armado para todo el territorio nacional: la Guardia Civil española.

Pero no toda la nación se encontraba en aquellos momentos en las mismas condiciones de conflictividad. En Aragón, como en Andalucía, el problema era mayor, y por eso estas dos regiones fueron las primeras en recibir a las fuerzas del Cuerpo.

Podría parecer muy próxima la creación de la Guardia Civil si sólo nos fijamos en otras organizaciones de mayor antigüedad en el mundo occidental. Nos referimos concretamente a los carabineros italianos y a los gendarmes franceses: en realidad, éstos fueron los modelos próximos en donde se inspiró el duque de Ahumada. Sin embargo, el espíritu del Cuerpo español se remonta a las viejas Hermandades de Castilla, a las bandas armadas ciudadanas que aparecieron a mediados del siglo XI y que con el tiempo se establecieron con más complejas estructuras hasta llegar a 1476, fecha de la creación de la Santa Hermandad Buscar voz... Nueva, organización de ámbito más general y de mayor envergadura. Desgraciadamente, la Santa Hermandad Nueva cae por su propio peso en 1835, tras múltiples vicisitudes y después de más de 350 años de existencia.

Pasado el paréntesis de nueve desolados y desgraciados años, con un vacío de poder y casi sin solución de continuidad, el duque de Ahumada, inspirado en los modelos francés e italiano pero fijándose en el espíritu y experiencia de las viejas organizaciones medievales españolas, crea una institución benemérita, la Guardia Civil, que llega a nuestros días casi intacta en lo referente a la disciplina y espíritu de sacrificio.

Nos referiremos, de ahora en adelante, las más de las veces a la Guardia Civil de Aragón, al menos en sus orígenes -que fueron atípicos y diferenciados-, y sobre todo en lo relativo a la estructura general del pasado, la del presente y la del futuro. Disponemos para ello de los libros de órdenes de la Comandancia de la Guardia Civil de Zaragoza que corresponden a los años 1844 y siguientes. En el primero de ellos y en su encabezamiento dice lo siguiente:

«Por Real Decreto de 13 de Mayo de 1844, bajo la dirección del Duque de Ahumada se establece la Comandancia de la Guardia Civil de Zaragoza como componente de la 3.ª Compañía del 6.° Tercio de la Guardia Civil de Aragón que se ramifica en las Compañías 1.ª y 2.ª de Huesca y Teruel.

La 3.ª Compañía de Zaragoza pasa Revista de Comisario en el mes de octubre en el pueblo de Longares, en donde se hallaba acantonada al objeto de recibir la instrucción necesaria para cumplir con los deberes y obligaciones. Procede la fuerza del Depósito de Organización del Cuerpo que se halla establecido en Leganés. Concluida la instrucción emprendió la marcha a la capital de Aragón, adonde llegaron el 19 de noviembre habiendo verificado su entrada vistiendo los uniformes de gala y hallándose los Cuerpos de la Guarnición formados en el Paseo Santa Engracia [hoy paseo de la Independencia], para ser revistada en Gran Parada por el General 2.° del Distrito, quien dispuso que la fuerza de la Guardia Civil formara a la cabeza para ser revistada lo mismo que los demás Cuerpos.

Concluido este acto, la Guardia Civil desfiló delante de la casa de S.E. y se retiró a la Casa-Cuartel que la Autoridad Civil le tenía destinada en la Aduana Vieja».

Éste es el origen y los primeros pasos de la Guardia Civil de Aragón; pero el pasado también tiene su entronque con el presente. Como héroes callados y anónimos, los guardias civiles de Aragón han sido partícipes de innumerables gestas en la paz y en la guerra; son los soldados de la paz que, además, fueron a la guerra. Por eso, para conmemorar el primer centenario de la llegada de un puñado de guardias civiles a la localidad turolense de Rubielos de Mora Buscar voz..., toda la población y la de su entorno se volcó materialmente en un emotivo homenaje a la Guardia Civil de aquel puesto. Se celebró ese acontecimiento el 19-X-1980, erigiéndose un monumento a la pareja de la Guardia Civil, en tamaño natural; el grupo escultórico, que se instaló en el acuartelamiento de la población, es obra en hierro forjado del escultor José Gonzalvo Buscar voz.... Y esta manifestación popular hacia una institución de más de cien años de existencia se hace en la provincia de Teruel por unos habitantes que viven en las montañas del Sistema Ibérico, tierras que por su especial geografía han sufrido tanto en los diversos períodos de nuestra Historia.

Hemos esbozado lo que fue la Guardia Civil del pasado en el territorio aragonés y su entronque con el presente, pero debemos saber también cómo es y cómo será el presente y el futuro del Instituto en el viejo reino.

La organización del Cuerpo se diferenció a través del tiempo, y también sus técnicas de actuación, con los medios de las unidades empleadas. En Aragón el número de denominación de las unidades ha variado en múltiples ocasiones; hay muchas modificaciones en los 136 años de historia del Instituto.

La Guardia Civil asumió las misiones del Cuerpo de Carabineros por fusión de las dos corporaciones, realizada por ley de 15-III-1940. La provincia de Huesca quedaba afectada por esta ley, como consecuencia de su frontera pirenaica. Por eso, las antiguas fuerzas de carabineros de los pasos fronterizos están constituidas desde entonces por guardias civiles, con la especial función de suprimir el contrabando y la defraudación, y con misiones en cierto modo de cobertura.

Otro acontecimiento engrosa las fuerzas del Instituto, porque la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil nace conforme a la Instrucción General del Cuerpo número 5 de fecha 22-VII-1959, y su creación afecta igualmente a todo el territorio aragonés. Las fuerzas de la Agrupación de Tráfico en Aragón responden desde esa fecha al siguiente esquema: dependiendo del coronel jefe de la Agrupación, con residencia en Madrid se establece un Sector al mando de un comandante en Zaragoza; el Sector se subdivide a su vez en Subsectores (al mando de capitanes), tres de los cuales tienen sus cabeceras en las tres provincias aragonesas, los Subsectores se diversifican en variables destacamentos, a cuya cabeza se encuentran oficiales y suboficiales del Cuerpo. Las fuerzas de la Agrupación de Tráfico encargada de la vigilancia de las carreteras nacionales, provinciales y comarcales, complementan el servicio peculiar de la Guardia Civil en las Comandancias respectivas, asumiendo en caso necesario el mando de las mismas el teniente coronel jefe de la Unidad.

Por lo que respecta a Aragón, el funcionamiento de la Agrupación de Tráfico se establece el 25-X-1960 en Huesca y Zaragoza, y el 18-XI-1960 en la provincia de Teruel.

• Organización: En la región aragonesa hay tres Comandancias territoriales, una por cada provincia, que mandan tenientes coroneles del Cuerpo. No todas las Comandancias pertenecen a la misma Zona. La 431.ª, situada en Zaragoza, y la 432.ª, establecida en Huesca, pertenecen al 43.° Tercio del Cuerpo, que tiene por residencia la capital, al mando de un coronel, y por Zona a la 4.ª, con residencia en Barcelona, que manda un general de brigada. Sin embargo, la 332.ª Comandancia, que está situada en Teruel, pertenece al 33.° Tercio, de Castellón, y a la 3.ª Zona, con residencia en Valencia, unidades a cuyo mando se encuentran un coronel y un general de brigada respectivamente.

Las Comandancias dependen directamente del director general del Cuerpo, que es un teniente general del Ejército y que está asesorado por su Estado Mayor. El director general del Cuerpo constituye la cabeza de la corporación. El Tercio es una unidad administrativa, y el coronel ejerce además misiones de inspección de servicios. La Zona es la unidad superior territorial y engloba por lo general a varias Comandancias y Tercios. El mando de las zonas lo ejercen generales de brigada del Cuerpo con cometidos relacionados con la organización y estructura interior de la corporación. El general, además, tiene la representación de la Guardia Civil de toda la Zona, especialmente en las ciudades en donde están establecidas sus cabeceras de mando.

Dentro del organigrama general del Cuerpo hay también un subdirector general, que es un general de división de la Guardia Civil. El general subdirector secunda, sustituye y asesora al director general, y coordina todo lo relacionado con las Zonas en sus aspectos interiores corporativos. Hay también una Inspección de Enseñanza, que establece los criterios educativos a todos los niveles, con diversas dependencias en donde se encuadran el Centro de Instrucción y la Academia Especial.

Desde el año 1953 la Academia Especial del Cuerpo complementa la educación relacionada con la Guardia Civil, impartida a todos los alumnos procedentes de la Academia General Militar Buscar voz... de Zaragoza. Esta Academia se encuentra situada en Madrid, cerca del Centro de Instrucción y dentro del gran complejo que constituye la Dirección General del Cuerpo.

Para la formación de los guardias civiles hay academias y centros. La Academia de Cabos es también un centro docente de importancia capital para la formación de los futuros suboficiales y oficiales procedentes del Cuerpo.

En un principio las unidades de la Guardia Civil estaban organizadas a base de contingentes de infantería y caballería, y por lo que respecta a Zaragoza, por real orden de 1-V-1845 quedaban las plantillas con un total de 420 hombres de infantería y 144 de caballería, que montaban 140 caballos de silla. Pero estas cifras han variado sucesivamente conforme a la conflictividad y número de efectivos, y por eso, ya en 1850, por real orden de 15-XII-1849 comunicada por la Inspección General de 12-II-1850, quedó drásticamente disminuida la fuerza de la Comandancia de Zaragoza, prestando servicio en la provincia tan sólo 130 hombres.

Ha variado sucesivamente la uniformidad hasta llegar a la que hoy emplean las Unidades de la Guardia Civil; todavía es usual, con ligeras modificaciones, la prenda de cabeza, impropiamente denominada tricornio.

Poco ha variado en realidad la estructura de la Guardia Civil en más de un siglo de existencia; apenas se modificó su modo de empleo y hasta hace muy poco su manera de actuación podría parecer obsoleta, aunque desde luego muy eficaz.

La caballería, que hizo mucho papel en la Guardia Civil, está ya en desuso. Hoy día la caballería ha desaparecido prácticamente, empleándose para el servicio otros medios más modernos; los semovientes quedan simplemente en el Cuerpo con carácter testimonial.

En 1980 se dispone de vehículos T.T. y de coches ligeros enlazados por transmisiones para realizar de una manera más adecuada las tradicionales correrías a pie. Ahora todo está motorizado y el parque móvil empieza a ser importante. Se dispone también de motocicletas para el servicio cotidiano de Tráfico.

En sustitución de las correrías a pie, ahora se emplea el servicio de las patrullas móviles C.O.S. sobre vehículos de gran cubicaje enlazados por radio mediante una central que establece contacto con la red del Cuerpo, central que se encuentra en cada una de las cabeceras de las Comandancias. Los enlaces coche-coche y con la central se consiguen mediante radioteléfonos que funcionan a través de un complejo sistema de repetidores.

Se dispone en Aragón en el año 1980 de modernos equipos de investigación, de fotografía, de dactiloscopia, modernos aparatos radar y fotocontroles, así como también de abundante material indicativo y de barreamiento, material este último que se emplea para cerrar carreteras en la fuga de delincuentes. Se dispone incluso de adecuados equipos de desactivación de explosivos. Hay, además, en las provincias de Huesca y Teruel, grupos de esquí y escalada, y en todo el territorio aragonés hay hombres rana de salvamento y socorrismo y otros equipos sofisticados para la lucha contra la delincuencia y servicios humanitarios.

En octubre de 1994, coincidiendo con las fiestas del Pilar, se celebra el último acto con motivo del 150 aniversario de su fundación. La ciudad de Zaragoza otorga la Medalla de Oro a la Guardia Civil. En Huesca, tras la ofrenda de flores a la Virgen del Pilar en la Catedral y una marcha, se inaugura un monolito con el símbolo conmemorativo del aniversario y un homenaje a los caídos. Y en Teruel las autoridades locales inauguran una plaza dedicada a la Guardia Civil, asistiendo al homenaje a los caídos y a la ofrenda de su Patrona.

Mediante el Real Decreto 158/1997 se establecen tantas zonas como Comunidades Autónomas y, la de Aragón, a la que corresponde la octava zona, tiene su sede en Zaragoza y está gobernada por un general, que absorbe las funciones del actual Tercio. Respecto a las Líneas, sólo en la provincia de Zaragoza se suprimen 17 y sus funciones están asumidas por las Compañías. Aragón, por tanto, se desgaja de Cataluña. Por otra parte, el asociacionismo surge en 1994, lo cual motiva que en 1998 más del 15 % de los agentes de la Benemérita destinados en Aragón se afilien a la Asociación Unificada de Guardias Civiles, la cual cobra un gran impulso a raíz de una sentencia de la Audiencia Nacional, que permite ejercer la representación de los asociados ante los poderes públicos, judiciales o administrativos en cuestiones para la mejor defensa de sus intereses sociales, como funcionarios y como ciudadanos.

Las efemérides más importantes, fechas que han modificado a la Guardia Civil en su comportamiento y composición, son las siguientes:

1.° La aparición de la Compañía de Guardias Jóvenes, cantera de futuros Guardias Civiles de élite y embrión de lo que hoy es el Colegio de Guardias Jóvenes de Valdemoro. «Por las ventajas que reporta al país y al Gobierno de S.M. reconocidas en este Instituto que viene dedicándose siempre al bien de la Humanidad, hacen que en medio de los apuros del Tesoro se considere necesario e imprescindible su aumento.

Con objeto de premiar los servicios que prestan los veteranos del Cuerpo y de aliviar sus gastos, en Real Orden de 1.° de Abril de 1853 se dispuso la creación de una compañía de Guardias Jóvenes con los hijos de aquéllos, señalándoles diferentes categorías en sus edades» (Orden comunicada).

2.° El relevo del duque de Ahumada como primer inspector general del Cuerpo, que se realiza por Real Decreto de 1-VIII-1854, nombrándose para sustituirle al teniente general del Ejército Raimundo Infante, como prueba de la vocación continuadora del Instituto.

3.° Por real decreto de 31-I-1868 se crea la Guardia Rural, fuerza exclusivamente dispuesta para atender a los habitantes del medio agrario; pero por cuestiones de tesorería, por real decreto de 8-X-1868 se disuelve dicho Cuerpo; desde entonces el campo y el medio rural constituyen la parte más importante del cometido de la Guardia Civil.

4.° La Guardia Civil considera como patrona a la Virgen del Pilar de Zaragoza por real orden de 8-II-1913 (C. número 19).

5.° La fusión de los Cuerpos de Carabineros y Guardia Civil se hace por ley de 15-III-1940, asumiendo desde esa fecha el Benemérito Instituto las competencias fiscales, vigilancia de costas y cobertura de fronteras, la fusión se realiza siendo director general del Cuerpo el teniente general del Ejército Camilo Alonso Vega.

6.° La creación del Centro de Instrucción de la Guardia Civil por ley de 25-XI-1944. Es un centro de estudios de aplicación y sirve también para la formación de los oficiales procedentes del Cuerpo.

7.° La fundación de la Academia Especial del Cuerpo, que se establece por ley de 13-VI-1950. En esta Academia se complementan los estudios de los alumnos procedentes de la Academia General Militar de Zaragoza.

8.° La creación de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil se ordena según la Instrucción General número 5 de fecha 22-VII-1959. Poco después, la Agrupación de Tráfico asume los servicios de Policía de Tráfico en la red de carreteras, sustituyendo a las fuerzas de la entonces Policía Armada.

La Guardia Civil española se proyecta en América Latina y sirve de modelo para la creación de instituciones análogas en diferentes países de ese área. Jefes y oficiales de la corporación han facilitado experiencia para la fundación de los cuerpos hermanos en Hispanoamérica, cuerpos que se denominan de muy diferentes maneras, excepto en el Perú, en donde por cierto en todos los cuarteles de la Guardia Civil se exhibe el lema que reza: «El Honor es la principal Divisa, como en la Madre Patria».

Quizás el éxito de la Institución en términos generales haya sido su apoliticidad a través del tiempo. Siempre fue la Guardia Civil exageradamente leal al gobierno constituido, incluso en los tiempos de las múltiples crisis, cuando un gabinete duraba escasas horas. A pesar de ello, en algunas ocasiones se ha tratado de manipular a la Guardia Civil por el cacique de turno, por el político o por el sistema, pero en la mayoría de los casos no han tenido éxito las presiones ejercidas sobre el Cuerpo. En realidad esa independencia de actuación se debe a su carácter militar y a su estructura castrense, que impide a las autoridades civiles complicar a la corporación en asuntos ajenos a su estricto reglamento. En provincias, desde luego, es menos posible una presión de este tipo sobre la férrea disciplina castrense de la Benemérita Institución, a causa de esa dualidad cívico-militar intrínsecamente ligada a su manera de ser.

Se ha cuestionado últimamente su carácter militar por la naturaleza típicamente civil de su servicio peculiar. Se ha cuestionado a pesar de que en otras instituciones parecidas, como en la gendarmería francesa y el arma de carabineros italiana, el carácter militar de estos dos viejos cuerpos en los que se inspiró el duque de Ahumada para la creación de la Guardia Civil es base importante de la eficacia conseguida, sobre todo en Italia, en donde la corporación similar es, por así decirlo, el Arma madre de todo el Ejército de aquel país.

El Benemérito Cuerpo hace esfuerzos para lograr un nuevo estilo en la nueva sociedad dentro, como es natural, de los principios fundamentales heredados de la tradición. Se comprende que la Guardia Civil es desde luego imprescindible en el medio rural. No nos imaginamos los pueblos españoles vacíos de autoridad. No podemos pensar en una sociedad agraria en España sin su tradicional Guardia Civil. Y eso que decimos es consecuente con la realidad, porque nadie quiere que se quite de su población a los hombres del Instituto.

Cuando en 1990 se planea el Plan de Reorganización de la Guardia Civil, basado en el cierre de algunos cuarteles, en la provincia de Zaragoza se clausuran, de 1990 a 1995, 24 cuarteles. Asimismo, ante el mal estado de las casas-cuartel de la provincia de Zaragoza, la Diputación Provincial de Zaragoza destina, entre 1997 y 1999, 85 millones de pesetas para cuartelillos.

Cabe destacar los Grupos de Rescate de Intervención en Montaña (G.R.E.I.M.), que cuentan con excelentes medios para sus constantes intervenciones. Los Grupos de Rescate de Aragón se centran, sobre todo, en la provincia de Huesca, contando con cuatro grupos en Boltaña, Jaca, Benasque y Panticosa. Este Grupo de Rescate está considerado, por su prestigio y preparación, como el cuarto del mundo.

En 1988 la dirección de la Guardia Civil establecía la creación de la especialidad del Servicio de Protección de la Naturaleza (SE.PRO.NA.), para velar por el cumplimiento de las disposiciones que tiendan a la conservación de la naturaleza y el medio ambiente. SE.PRO.NA. trata de concienciar a las personas para que no causen perjuicios a la naturaleza y en 1998 ha recibido el impulso de la Unión Europea, que ha contribuido con 1.400 millones de pesetas para el desarrollo y el incremento de sus acciones. Distinciones otorgadas a SE.PRO.NA. en Aragón: 1992- Medalla a los Valores Humanos, entregada por el Gobierno de Aragón; 1993- Premio Jaulín de Defensa de la Naturaleza, concedido por el Ayuntamiento de Jaulín; 1994- Reconocimiento de la sociedad Amnistía Animal de la Sociedad Aragonesa de Protección de Plantas y Animales; y 1996- Premio Desarrollo Sostenible, entregado por la Fundación Ecología y Desarrollo. En febrero del año 2000 Chris Donnelly, asesor especial del secretario de la O.T.A.N. para Europa, pronuncia una conferencia en Zaragoza sobre Cooperación de la Guardia Civil y las Fuerzas Armadas. Afirmó que la Guardia Civil, por su estructura y su ética, es el modelo más adecuado para aplicar en los países del este de Europa. La andadura internacional de la Guardia Civil, tras un paréntesis, se reanuda en 1989, cuando fue requerida por la Organización de Naciones Unidas (ONU) para participar en una operación de mantenimiento de paz en El Salvador. Hasta 1999 más de 2.500 guardias civiles -en su mayoría cabos, sargentos y guardias- han estado presentes en más de 25 países de Europa, África, América y Asia. Aragón, en estos diez años, ha aportado medio centenar de guardias civiles a misiones de pacificación, formación policial y vigilancia.

Entonces, el pasado, el presente y el futuro, se amalgaman para lograr una Guardia Civil mejor, cara al mañana, en beneficio sobre todo del medio rural al que generalmente beneficia con su presencia.

 

Monográficos

El fin del siglo XIX en Aragón

El fin del siglo XIX en Aragón

La burguesía toma el poder en los vaivenes políticos de una época en la que se inicia la industrialización y la lenta transformación agraria.

Imágenes de la voz

Patio de armas del acuart...Patio de armas del acuartelamiento...

Casa cuartel de la Guardi...Casa cuartel de la Guardia Civil d...

A la izquierda, Guardia C...A la izquierda, Guardia Civil del ...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT