Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Giménez Soler, Andrés

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 18/05/2010

(Zaragoza Buscar voz..., 1869 - id., 1938). Excepcional catedrático e investigador formado en Zaragoza, en cuya Facultad de Letras recibió fuerte influencia de su profesor Pablo Gil, quien le hizo preocuparse por el arabismo Buscar voz... entonces en boga en la Universidad zaragozana; doctorado en Madrid, oposita al Cuerpo Facultativo de Archivos, ganando plaza en 1893 con destino en el Archivo de la Corona de Aragón Buscar voz... de Barcelona, a la sazón bajo la dinastía de los Bofarull. Allí, durante doce años, se dedica a estudiar fuentes documentales aragonesas y comienzan sus primeras publicaciones sobre figuras del reino, instituciones y temas arabistas; su primer trabajo sustancial para el futuro será el relativo al origen del Justicia de Aragón Buscar voz....

Sus lecturas intensas de los registros de cancillería Buscar voz... y de las cartas diplomáticas Buscar voz... de aquel archivo le llevaron a trabajar sobre dos reinados de su preferencia, Jaime II Buscar voz... y Alfonso V Buscar voz... así como sobre Justicias aragoneses, la reina María Buscar voz..., los infantes de Aragón Buscar voz..., las cuentas reales, etc.; entonces inicia su preocupación por cautivos, pastores, labradores, moriscos, judíos, riegos, cuestiones agrarias, señoríos o administración local. Por la vía de las cartas diplomáticas accederá Giménez Soler a estudios literarios: fue el caso de sus trabajos sobre el infante Juan Manuel. Por aquellos años será designado académico de la Real de Buenas Letras de Barcelona.

En 1899 ganó por oposición cátedra de Historia de España Antigua y Media en Sevilla, con el espaldarazo de Hinojosa; de inmediato era trasladado a la Universidad de Zaragoza, que ya no abandonaría; durante veinte años dedicará el verano a largas estancias en el Archivo de la Corona de Aragón, mientras el curso zaragozano se llenaba de otras investigaciones en los archivos de la ciudad, especialmente el notarial y el de la Casa del Canal; no dejó de frecuentar tampoco, con ocasión de estancias en Madrid por comisiones oficiales, los de la capital de España. Su preocupación por Aragón le hizo permanente viajero por todas sus tierras para saber del paisaje, de los problemas de la tierra, sus gentes campesinas y autoridades locales.

Por sus condiciones personales o de los alumnos que tuvo no formó escuela, aunque muchos profesores espiritualmente se consideran discípulos, pues han seguido sus orientaciones metodológicas y temáticas de sus investigaciones. En sus veinticinco años de catedrático en Zaragoza, escribió y publicó cerca de un centenar de libros y monografías sobre historia, especialmente de España, y de todas sus épocas, sobre arte, sobre arabismo, sobre geografía, sobre temas docentes y aun filosóficos. Su preocupación de historiador fue hallar claves de la conducta humana muchas veces en el impacto del ambiente geográfico; su generosidad con alumnos fue proverbial, facilitando a más de un doctor prácticamente todos los apuntamientos que necesitaba para su tesis doctoral.

La nota característica de su trabajo fue la labor individualista, apartada de todos los «ismos», su devoción por la figura de Fernando el Católico Buscar voz..., por el río Ebro Buscar voz... como protagonista de la historia aragonesa, su apasionamiento en ciertos temas polémicos (Jaime de Urgel Buscar voz..., la frontera catalano-aragonesa, el Justiciazgo aragonés, Alfonso V, la España primitiva, las controversias con Schulten, Pedro de Luna Buscar voz..., papa de Aviñón, etc.). Recibió numerosos premios por algunas de sus obras. Fue académico correspondiente de la Real de la Historia, rector de la Universidad de Zaragoza Buscar voz... en 1911-13, académico de número de la Real de Ciencias de Zaragoza y de la de Bellas Artes de San Luis Buscar voz.... En 1937 cuidó del Archivo municipal de Zaragoza Buscar voz..., al que dio nueva ordenación de sus fondos.

Fue profesor excepcional, sin gran sometimiento a programas concretos, ameno sobre todo en sus conversaciones con un reducido grupo de alumnos, fuera ya de las clases, en largos paseos y excursiones. Su obra más divulgada fue La Edad Media en la Corona de Aragón, que llegó al gran público. Se consideraron discípulos suyos Galindo Buscar voz..., Sánchez Ventura Buscar voz..., Blecua Teijeiro Buscar voz..., Canellas Buscar voz..., etc.

 

Imágenes de la voz

Andrés Giménez Soler
...Andrés Giménez Soler

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT