Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Gay Molins, Jorge Víctor

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 26/08/2008

(Zaragoza, 26-VIII-1950). Pintor Buscar voz.... De 1968 a 1973 cursa estudios de Bellas Artes en la E. S. B. A. Sant Jordi, Barcelona, y en la E. S. B. A. San Fernando, Madrid. Becas: 1971- Beca «El Paular», Medalla de Plata de la Dirección General de Bellas Artes en la exposición de becados; 1972- Beca «El Paular», Medalla de Oro del Ministerio de Educación y Ciencia en la exposición de becados; y 1980- Beca del Centro de Investigaciones de Nuevas Formas Expresivas del Museo Español de Arte Contemporáneo. 1977-1979- Pensionado por el Ministerio de Asuntos Sociales en la Real Academia de Bellas Artes de Roma.

Con un destacable dominio del dibujo su obra nunca abandona la realidad circundante, de manera que su primera línea con entidad la plantea desde un matizado surrealismo con dosis expresionista. Surrealismo, o realismo repleto de fantasía, en el que predomina la fusión del paisaje con elementos arquitectónicos que parten de lo verosímil pero sacados de su contexto, de ahí el impacto visual, absorbente, enigmático.

A partir de 1982-83 la obra se puebla de figuras, en muchas ocasiones desnudas, que habitan en espacios urbanos y tienen una extraña sensación escultórica por su quietud. Evocan, sin serlo, a marionetas. Afirmación que tiene numerosas excepciones en obras como La estancia del guardián y la llegada de la luz.

En cuadros como El vigilante del amor herido, 1993, lo pictórico predomina sobre el dibujo. Estamos, por tanto, ante una obra de sobrio colorido que rompe con un plano impactante por su contraste con el resto de la composición. Los temas se desarticulan respecto a la típica composición, hasta el punto que mezcla planos abstractos, bodegones, árboles, elementos arquitectónicos y figuras aisladas, a veces simbolizando una marcada soledad, una impresión de robot o el encuentro amoroso. Todo se articula a la perfección.

En 1999, el bodegón es tema único. También desarticula la composición, de forma que su implícita libertad contribuye a mostrar ángulos insospechados partiendo de un tema tradicional.

 

  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Imágenes de la voz

"El jardín grande olía a acacia y ...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT