Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Gas natural

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 17/08/2009

A partir de 1989 se inician las obras de construcción del gasoducto entre Lacq (en la Aquitania francesa) y Calamocha Buscar voz..., infraestructura que permitirá importar gas natural desde Rusia y países nórdicos. En principio este gasoducto se proyectó entre Lacq y el Serrablo Buscar voz... (Sabiñánigo Buscar voz...) atravesando el Pirineo por los valles de Ansó Buscar voz... y Echo Buscar voz..., lo que generaba importantes impactos ecológicos y paisajísticos. La oposición que se creó frente a este proyecto fue la causa, entre otras, para que finalmente se construyese por el Pirineo navarro, aprovechando una cota de menor altitud.

En la región aragonesa, concretamente en la zona del Serrablo, existían yacimientos de gas natural; la Compañía Phillips Oil Co. inició exploraciones en el año 1962, renunciando a la concesión otorgada después de cuatro años de estudios y trabajos. Posteriormente el I.N.I., asociado con otras compañías y, por último, en solitario, continuó la exploración de estos permisos, realizando campañas sísmicas que permitieron delimitar, entre otras, una estructura cercana a Sabiñánigo.

El primer sondeo (Serrablo-1) se comenzó a perforar en Isín Buscar voz..., término municipal de Sabiñánigo (H.), el 28-I-1978, alcanzando en enero de 1979 la profundidad de 5.278 metros tras atravesar tres zonas perfectamente diferenciadas: el flysch Buscar voz... entre 1.500 y 2.900 m. con posibilidades interesantes de gas; una serie carbonatada, Eoceno-Cretácico Superior hasta 3.850 metros, formando una buena estructura de unos 70 km.2 de superficie; y, por último, una tercera unidad hasta los 4.900 m. de Eoceno carbonatado basal, con buenas condiciones de almacén. En resumen, este sondeo descubrió tres posibles objetivos para el futuro con resultados esperanzadores, dándose prioridad y centrándose la investigación en el reconocimiento de los dos posibles yacimientos superior e intermedio, independientes entre sí. Con este criterio, se iniciaron los sondeos Serrablo-3 y 5 para la investigación de la zona superior y los sondeos Serrablo-4 y 2 para la zona intermedia, los que, por otra parte, al atravesar el flysch, proporcionarían una información preciosa para la evaluación del primero de los objetivos indicados.

Al perforarse el segundo sondeo de la serie (Serrablo-3, en la cuenca del río Aurín Buscar voz...) se registró un accidente mecánico que dio lugar a una erupción de gas que se prolongó por espacio de tres meses, hasta quedar totalmente controlado. Los sondeos Serrablo-4 y 5 dieron resultados positivos, confirmando la existencia de un yacimiento en el flysch, estimándose el yacimiento de unas reservas del orden de los 25.000 millones de metros cúbicos de gas como mínimo.

El Serrablo-2 encontró también gas al cruzar el flysch, lo que en principio parecía indicar que la extensión en planta del yacimiento podría ser bastante superior; ello elevaría enormemente el volumen de las reservas descubiertas. Las perspectivas que ofrecía la extensa zona del Pirineo centro-occidental parecían optimistas y se intensificaron las perforaciones en otras zonas: Escuer Buscar voz..., Villanovilla Buscar voz... (Serrablo-15), en el valle de la Garcipollera, Ipas Buscar voz... (Serrablo-17, en las proximidades de Jaca), Bescansa (Serrablo-21, en la divisoria de cuencas del Gállego y el Aragón), y en Ayerbe de Broto Buscar voz... (Serrablo 23, perforación que se encontrará ya fuera de la cuenca del Gállego). Por otra parte, la perforación de Isín, cuyas reservas parecían ser muy superiores a las primeras estimaciones, permitirían obtener una producción anual situada entre el millón y medio y los dos millones de Tm., lo que justificaría las inversiones realizadas y el esfuerzo desplegado por las empresas nacionales Hispanoil y Eniepsa, integradas en el I.N.I.

La repercusión de esta nueva riqueza en la comarca del Alto Gállego era nuy esperanzadora, a partir del año 1981 se inició el aprovechamiento comercial del gas en Sabiñánigo, localidad próxima al yacimiento de Isín, que veía revalorizadas así sus posibilidades industriales tanto por la ampliación de las empresas localizadas en ella (Aluminio de Galicia Buscar voz... y Energía e Industrias Aragonesas Buscar voz..., sobre todo) como por la instalación de nuevas industrias. Por otra parte, a partir de 1983 se inició la comercialización del gas con la construcción y montaje del gasoducto Serrablo-Zaragoza, con ramal distribuidor a las principales poblaciones de la provincia de Huesca.

Enmarcado este yacimiento en la crisis energética que afectó a partir de 1973 al mundo occidental y en concreto a España, y considerando la utilización de todo tipo de energías existentes al tener España una dependencia exterior del petróleo muy alta (del orden del 68 % de la energía que consumimos), el descubrimiento de este campo gasífero en el Alto Aragón adquirió gran importancia pues se esperaba duplicar las posibilidades de utilización del gas y disminuir, en parte, esa dependencia del exterior. (Hidrocarburos.). No obstante, los recursos existentes fueron inferiores a las expectativas generadas y a principios de los noventa ya se habían agotado las reservas de gas serrablesas. Entonces se pensó utilizar los vacíos yacimientos del Aurín como el mejor depósito natural para almacenar el gas que atravesaría los Pirineos mediante la construcción del gasoducto Lacq-Serrablo. Como se ha indicado, este gasoducto no se construyó y se optó por el enlace Lacq-Calamocha.

El gas natural es una fuente de energía límpia, si bien es una energía fósil, es decir no renovable. Las reservas mundiales se elevaban en 1994 a 141 trillones de m.3 y las Comunitarias representan el 2´4% de las reservas mundiales. Las dos regiones mejor dotadas son los países de Europa del Este y los de la antigua Unión Soviética con el 40´2% de las reservas mundiales, mientras que en el Oriente Medio se localiza otro 32%. Las importaciones españolas alcanzaron en 1994 la cifra de 93´9 millones de toneladas equivalentes de petróleo, procediendo en un 48% de los países de la ex Unión Soviética y de Argelia y Noruega con un porcentaje aproximado del 25% de cada país. La demanda de gas se extiende sobre la mayor parte de los sectores productivos, manteniendo en la actualidad un incremento creciente la producción de electricidad. El coste competitivo y las ventajas ecológicas en relación a otros combustibles hacen del gas natural una fuente de energía con demanda estable y creciente en los próximos 10 años. En el año 1994 el consumo de este gas superaba el 20% del consumo total de energía en la Unión Europea, en países como Holanda este porcentaje ascendía hasta más del 47%, en el Reino Unido el 27´4% y en Italia el 26´4%. España con el 6´5% es, junto a Grecia (0´2%), el segundo país Comunitario donde el porcentaje de consumo de gas natural es menor.

Aragón en el contexto de infraestructuras de gas estatales. La red de gasoductos que suministran a la Península penetran desde Francia por el País Vasco y el Pirineo navarro para, posteriormente, descender a lo largo del Valle del Ebro hasta Calahorra, Zaragoza, Barcelona y desde aquí por la costa mediterránea hasta Valencia. En lo que respecta a Aragón, del eje principal del Valle del Ebro parte una serie de ramales entre los que destacan el Zaragoza-Serrablo y el ramal a la térmica de Andorra, Alcorisa y Alcañiz.

El ramal Zaragoza-Serrablo tiene una longitud de 138´6 km., utiliza los antiguos yacimientos del Serrablo como almacén, y tiene salidas en Villanueva de Gállego, Peñaflor, Zuera, San Mateo de Gállego, Gurrea, Sabiñánigo y Jaca. Del término municipal de Los Corrales parte otro ramal de 88´5 km. de longitud, a lo largo de la Hoya de Huesca, hasta la franja oriental con salidas en Huesca, Barbastro, Monzón y Tamarite.

Como gasoducto en construcción se halla el tramo Alcañiz-Teruel (Cella) que enlazará Castelserás, Calanda y las Cuencas Mineras.

Con esta red de infraestructuras se pondrán en contacto los principales núcleos industriales de la Comunidad Autónoma. En Aragón la distribuidora es Gas Aragón perteneciente al grupo E.N.D.E.S.A. Buscar voz...

• Bibliog.: Atlas de las infraestructuras energéticas en Aragón; D.G.A., 2000.

 

Imágenes de la voz

Gas natural, Isín (Huesca...Gas natural, Isín (Huesca)

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT