Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Ganadería

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 14/07/2010

Economía agropecuaria Buscar voz....

Ling.: Actividad tradicional de gran arraigo a la que se ha dedicado una parte importante de población. Podría decirse que el pueblo aragonés ha tenido desde tiempos remotos una vocación por la ganadería, con grados variables en función de las posibilidades de cada comarca. La celebración de ferias Buscar voz... de contratación y el sistema de trashumancia Buscar voz... empleado en la cría del ganado ovino (y en menor medida en el vacuno) constituyó el elemento esencial de la ganadería tradicional. En muchas comarcas, la ganadería constituía tradicionalmente uno de los principales factores de valoración de la posición social, más por el número de cabezas de ganado que por otras pertenencias. También en torno a esta actividad se generó un uso muy vivo del léxico agrícola y ganadero del aragonés Buscar voz..., que presenta en general una estimable uniformidad en su terminología. A veces, coexisten, sin embargo, formas diferentes (ej.: brosquil, cleta) o formas con pequeñas diferencias de pronunciación (ej.: amarezer, amanezer, marexer, manixé). Todos estos factores fueron definiendo una «cultura ganadera» con muchos elementos comunes a amplias comarcas aragonesas. La gran dedicación ganadera de Aragón se concentró, y concentra, en el ganado ovino, que por sus características fisiológicas y zootécnicas se adapta perfectamente tanto a la orografía y climatología aragonesas como a las peculiaridades culturales y socio-laborales del ganadero aragonés. Pero también alcanza progresiva importancia el vacuno, con reciente implantación -en su faceta productiva- en las zonas montañosas (razas de aptitud cárnica o mixta) y más reciente en regadíos (especialización lechera), sin olvidar la multisecular utilización de los abríos como fuerza de trabajo, faceta en la que destacó la raza pirenaica y que hoy, lógicamente, ha perdido su funcionalidad. Esta raza pirenaica fue sustituida por otras que en su momento se consideraron de mayor productividad y casi llegó a desaparecer. Sin embargo, hoy vuelve a ser reconocida como una de las especies con mejores condiciones para adaptarse a áreas de montaña, además de disponer de un buen potencial genético para la producción de carne. Y a ello hay que añadir el ganado porcino, en el que, hasta la explotación intensiva, tenía gran incidencia la cría domiciliaria de cerdos y la matacía Buscar voz... y mondongo Buscar voz... para abastecimiento familiar. Y el equino (caballar, mular, asnal), en el que predominaba la recría en zonas montañosas y valles pirenaicos, de donde partían para las ferias y posterior utilización como animales de labor y carga (abríos) por los agricultores. Es, pues, perfectamente explicable la riqueza léxica del aragonés en este aspecto, que hay que entender no como mera actividad económica, sino como todo un modo de vida y de cultura: la cultura pastoril o ganadera. En el recuadro puede verse una amplia selección, en absoluto exhaustiva, de vocablos ordenados en tres bloques: 1) animales, 2) manejo y funciones, 3) personal, instalaciones y utensilios que constituyen parte de esa «cultura ganadera» a que hacíamos referencia.

• Bibliog.:
Río, Bizén d´o: Izen d´o ganáu; Huesca, 1978.

1) Vocablos referentes a los animales

abríos bestias de carga o labor; yunta de caballos o bueyes; ganado vacuno en general

alma esternón y cartílago xifoides

anollo, -a vacuno menor de dos años y mayor de uno; añojo

añisca oveja de un año

armos cruz de las caballerías

atajo grupo de ovejas de un propietario que junto con otros forma una cabaña

bacumen ganado vacuno

bajes caballerías, en general

banzo carbunco, enfermedad que afecta al bazo

barraina oveja de la que no se conoce el dueño

bazibo ganado infecundo, de reses que no crían ni están preñadas

berro verraco, cerdo macho

berronda cerda en celo

bestiar, bistiar ganado en general

betiello becerro, cría de

betieto, betiecho la vaca hasta un año

bima vaca con dos años cumplidos

braguero ubre, mamas de las hembras

bucardo macho cabrío montés

buco macho cabrío

buquidera cabra en celo

cabaña rebaño independiente

cabañero burro que lleva los útiles del pastor

caloyo cordero no nacido

caparra garrapata

castrón, tornizo cordero mal castrado

climen período de celo de las ovejas

cochín, chinón, gorrin, -a cerdo, -a

craba, crapa cabra

crabada conjunto o rebaño de cabras

crabito cabrito

crabumen ganado cabrío

crestón macho cabrío viejo, inútil para la procreación o castrado después de padrear

cuallada cuajada de leche de oveja

cuatreño equino de cuatro años

cuatrimudada oveja de tres años; que ha mudado los cuatro dientes

culiestro calostro, primera leche después del parto

chireta madeja de intestino, sola o rellena de arroz

choto macho cabrío castrado

doplera vaca de tres años

estallada pequeño rebaño de ganado; como atajo

esterlo animal que ha perdido su pareja

fiemo estiércol

fraxengo, fraxenco, -a cría de cerdo, cerda impúber

frescuada res de cuatro años, con toda la dentadura permanente

fuina figuradamente, animal huidizo; dícese de yegua o mula

güella, obella oveja

güey buey, vacuno mayor castrado

guita mula o yegua brava y furiosa

latón, chinón, -a lechón, cerdo de 2 a 3 meses; en algunos sitios, cerdo joven en general

lei leche

macho mulo, híbrido de caballar y asnal

machorra hembra infecunda

mallada res cuya capa es de dos o más colores, berrenda

mardano morueco, carnero, macho de ganado lanar

masto, masclo macho de cualquier ganado

matazía sacrificio domiciliario, de cerdos generalmente

matriquera matriz, útero

meco ternero

modorra sust. fem, cenurosis; adj., oveja parasitada en el cerebro

mondongo chacina familiar

muerbo enfermedad de las caballerías caracterizada por el flujo de la mucosa nasal

mulamen ganado mular o caballar

natura vulva

obella oveja, igual que güella

obellada conjunto de ovejas

parias, esparias, esparrias placenta, anejos fetales

pastenco res que ya empieza a pastar

patera glosopeda; fiebre aftosa

pelendengues mamellas de las cabras

pelleta piel o cuero

popenco res que todavía mama; dícese del caballar o mular

primal cría de cabra o de oveja de uno a dos años

primala res de primer parto; oveja de un año

rabaño, ramada rebaño

rasa aragonesa raza ovina de Aragón de frontal recto o raso

rezago grupo de ganado, separado de la cabaña, que pasta aparte

roya res de capa rojiza

segallo, -a cabrío joven; cabrito de un año

sirrio excremento de ganado lanar o cabrío

sobraño equino de dos años (de 15 a 30 meses)

somero burro

tarnasco, ternasco cordero recental, de menos de tres meses

tarquila rebaño grande, de dos o tres mil cabezas

terzenco res ovina de tres años; sinónimo de cuatrimudada

tornizo, mardano mal castrado

trentén, trenteno, -a equino de unos treinta meses

turidera vaca en celo

zarrada oveja que ha cambiado toda la dentadura

zinglón animal que tiene los testículos encima de los riñones

ziquilón, ziclón, zisclón criptórquido, animal de un solo testículo

2) Vocablos referentes al manejo (y funciones) de los animales

abraguerar desarrollar la ubre

abuquezer, buquir acto de cubrir el buco o macho cabrío a una cabra

acarrazar ahijar un cordero

acorronarse juntarse las ovejas, acercando sus cabezas para darse sombra

afrontar juntar las ovejas con sus crías

amallatar, amosquerar descansar el ganado en la majada, por la noche, o a la sombra (mosquera) en las horas de calor

amarezer, amanezer, meroxer, amanixé cubrir el mardano a la oveja

aparizonar emparejar la oveja con su cría

atajar juntar los atajos

aturar parar o manejar el ganado

azagar ir en fila el ganado, uno tras otro, por una senda estrecha

belar balar las ovejas

calurar sestear en la sombra el ganado

cosirar, crosidar, cloxidar vigilar, estar al tanto de que no falte ninguna res; echar en falta

embrosquilar encerrar el ganado en el aprisco

emburzar, burziar embestir

enrestir luchar las cabras; acometer una cabra para cornear algo

enroyar marcar las reses de color rojo

esbarrar separar el ganado del rebaño

esbezar destetar

esbiellar separar y eliminar las ovejas viejas, para rejuvenecer el rebaño

esbolustrá-se revolcarse; sacudirse el pelo o la lana

escodar cortar la cola a las ovejas

espuntata marca en las orejas de las reses, consistente en un corte que elimina la punta de la oreja

esquirar cortar la lana a las ovejas

estajar, trestallar separar las reses en estajos

fendita marca del ganado consistente en una raja en la punta de la oreja

foricar, esforigar hurgar con el hocico, hozar

mazelo impuesto de sacrificio de reses

morriar sestear el ganado lanar

muir, muyir ordeñar

osqueta marca redonda en la oreja

paridera época de partos; lugar donde pare el ganado

paxentar pacer, apacentar

popar mamar; igual que tetar

renchilar relinchar

resacau, rosacau marca en la oreja cortando un cuarto de ésta

rinchar, rinflá-se hincharse la panza de los animales por meteorismo

tetar mamar

toziar luchar los carneros a cabezadas, golpear con la cabeza

transuante trashumante

trigar hacer la triga o selección del ganado lanar, cuando vuelve de la montaña, para devolver el suyo a cada propietario

turir cubrir el toro a la vaca

3) Vocablos referentes al personal, instalaciones y utensilios

abrebedero, cumo bebedero

alera pastizal; derecho de apacentar los ganados en terrenos de otro término

alera foral leyes de pastos

antiojeras cabezada que permite ver solamente al frente

argaderas cestos de mimbre y caña para carga

atajero amo de un atajo o parte de una cabaña

baste arnés específico para carga

batallo badajo de esquila

bazibero el que cuida del bazibo

bazión, bazía comedero para cerdos

borguil, burguil almiar, montón de paja, conservada para el invierno

brosquil aprisco

cabañera cañada

cabezana cabezada para equinos

cañabla, cañaula, canabla collar de madera para llevar la esquila

cañón la esquila mayor del rebaño

capador castrador

capoladora picadora de carne empleada para el mondongo

capolar picar carne

carnalera esquila que llevan los carneros; es plana, de tamaño medio y más ancha por la base

cleta, cletau corral, aprisco en el monte

crabero cabrero, el que se ocupa de las cabras

crabitero cabritero, el que se ocupa de los cabritos

crabunera, crabonera esquila grande que suele llevar el macho cabrío, alargada, de forma cilíndrica y sonido de campana

cuartizo esquila grande, de formas rectangulares

demba era o campo próximo a la vivienda

embatallar poner badajo a la esquilla

enroya pintura roja para marcar el ganado, es decir, para enroyar

escárzeles cestos de mimbre, argaderas con fondo movible

espuertas, esportóns argaderas con fondo fijo

esquilla esquila, cencerro

esquilletas las esquilas más pequeñas

esquillón, esquilón esquila plana, mayor que el repiquete y menor que la mediana

esquirador el que corta la lana a las ovejas

estiba, estibiella pasto de verano, en zonas altas y frescas

femero estercolero

fenal, fenero prado de pasto permanente

goyatero, boyatero boyero, pastor de bueyes

mairal mayoral de los pastores, rabadán

mallata cercado en el monte para que el ganado pase la noche

mediana esquila de tamaño medio, de formas rectangulares y boca ovalada, mayor que el esquillón

metalada conjunto de repiquetes colgados de la cañabla

minchadera pesebre

muyidor objeto para ordeñar

olla esquila en forma de olla, de boca estrecha

palanga barra para colgar el mondongo; traviesa de las cletas o vallas del cletáu, también llamada rustra

paridera lugar donde pare el ganado

pastórs pastores

pastura comida que se da a los cerdos

patro, patral pastizal artificial

paxenter, paixenter hierba que crece después del segundo corte y el ganado pasta en el mismo prado

pelletero comprador de pieles y cueros

plana esquila de tamaño mediano, de formas y boca rectangulares

prenso pienso

realera esquila de boca ancha, de gran tamaño

rematante, erbajante persona que ajusta los pastos

repatán mozo ayudante de pastor, zagal

repiquete la esquila más pequeña, de forma plana

restrillo parte superior del pesebre, formada por barrotes

rezaguero el que cuida el rezago

sarria serón o alforja para cargar estiércol sobre el baste

tafarra, tarria ataharre del aparejo de las caballerías

talaca esquila de las mayores, aunque menor que el truco

tiña establo para el ganado, cobertizo

torrullo, torrullera clavija para cerrar la cañabla

tringola esquila de tamaño mediano

tringoleta esquila igual que la tringola pero de menor tamaño

truco esquila esférica con boca cilíndrica y angosta, de gran tamaño y de sonido grave; lo llevan frecuentemente los machos cabríos

truqueta truco pequeño, de sonido más agudo

yerbas (epoca d´as) época que comienza al brotar la hierba

yerbero henal, cubierto en que se guarda la hierba seca para el invierno

zolle pocilga, cochiquera de cerdos

Ganadería medieval Buscar voz...

Edad Moderna: La ganadería constituía en la Edad Moderna el otro gran pilar de la economía aragonesa, basada fundamentalnente en la agricultura. Era el ganado lanar por su número, el que mayor importancia tenía en el conjunto de la actividad ganadera. Carente Aragón de una organización que centralizara todo lo referente a la cabaña lanar del reino, como ocurría en Castilla con el «Honrado Concejo de la Mesta», los ganaderos aragoneses se agruparon ya desde la Edad Media en organizaciones de carácter local como la Mesta de Albarracín Buscar voz..., el Ligallo Buscar voz... de Calatayud, la Cofradía Buscar voz... de los Pastores de Letux o la Casa de Ganaderos Buscar voz... de Zaragoza, que llegaría a ser la organización ganadera más importante del reino merced a los exorbitantes privilegios de que la dotaron los monarcas medievales.

En casi todas las comarcas aragonesas había una considerable cabaña de ganado lanar. Existían, sin embargo, zonas en que la ganadería había llegado a ser la principal y casi exclusiva fuente de riqueza, como de hecho ocurría en Albarracín y demás pueblos de su Comunidad.

Los ganaderos de esta comarca que habían hecho un importante préstamo de dinero a Carlos II en un momento de apuros financieros de la corona, fueron habilitados, mediante concesión real, para gozar de todos los privilegios de que disfrutaba la cabaña real en Castilla y León. La lana procedente de los ganados de la zona de Albarracín era altamente apreciada entre los tejedores por su finura y calidad, conseguida, según Ignacio de Asso Buscar voz..., no sólo gracias a la bondad y calidad de los pastos, sino también merced a la mejora de la cabaña, lo que lograrían los de Albarracín cruzando los productos locales con otros provenientes de Soria y de otros lugares de Castilla. Merced a la calidad de la cabaña lanar, se desarrollaría en varias localidades de la Comunidad de Albarracín una importante industria textil que, tras alcanzar su apogeo en el siglo XVI, prácticamente desaparecería en la centuria siguiente al no poder superar la competencia de los paños franceses, de inferior calidad pero mucho más baratos. Numerosos ganados trashumantes, procedentes de Zaragoza y de otros lugares del reino aragonés herbajaban durante el estío en tierras de la Comunidad, pero es preciso hacer constar que la trashumancia iría decayendo a lo largo del siglo XVIII, sobre todo a partir de 1773, fecha en que una pragmática real autorizaba las roturaciones de comunes y propios para ser repartidos entre aquellos agricultores que tuvieran pocas tierras.

Las cabañas de la Comunidad de Teruel y de la comarca de Alcañiz eran más importantes numéricamente que la de Albarracín, pero sus lanas, más bastas, no gozaban de tanta fama.

Era en el partido de Zaragoza donde estaba censado el mayor contingente de ganado lanar, merced seguramente a los rebaños de los miembros de la Casa de Ganaderos de Zaragoza. Las enormes extensiones de terreno que permanecían incultas en la comarca de Cinco Villas y los puertos pirenaicos eran asimismo lugares muy apropiados para la cría del ganado lanar. En ambas zonas se superaban a fines del siglo XVIII las 200.000 cabezas. Asso da noticias sobre el número de reses y la producción de lana en los distintos partidos de Aragón a fines del siglo XVIII, ofreciendo las cifras indicadas en el cuadro.

Aunque no demasiado exactas —el mismo autor indica la existencia de ocultaciones en los informes que suministraban los corregidores—, las cifras son indicativas de la importancia del ganado lanar, estimado para todo el territorio aragonés en dos millones de cabezas. Las cantidades de otros tipos de ganado eran mucho más reducidas. Según un informe del intendente Antonio Ximénez Navarro realizado el año 1787, había en Aragón 47.933 cabezas de ganado mular, 34.593 de vacuno, 30.499 de porcino y 197.881 de cabrío.

El ganado mular se empleaba prácticamente en todo el territorio aragonés para las labores del campo, salvo en algún valle pirenaico en que era sustituido por el bovino (bueyes). A mediados del siglo XVI se prohibió la exportación de ganado mular de Aragón, persistiendo la orden en la centuria siguiente. La cría del ganado vacuno era una de las actividades más importantes en alguna de las localidades de las Cinco Villas. Famosos por su bravura, los toros de esta comarca eran contratados en numerosas localidades del reino para ser corridos durante las fiestas. El ganado de cerda resultaba escaso en Aragón. En las más importantes ferias ganaderas se hacía notar la presencia de piaras de origen francés. Los carrascales, aún presentes prácticamente en toda superficie de Aragón, no tenían la densidad suficiente como para asegurar la alimentación de una abundante cabaña porcina. Sólo en los tupidos encinares de Sisamón, Cetina y Villalengua, localidades del partido de Calatayud, era posible ver grandes manadas de cerdos. En la Edad Moderna el cerdo, más que formar parte de piaras, es en Aragón un animal de corral, vital para asegurar la subsistencia de numerosas familias.

Folclore: Tradicionalmente, la cría y uso del ganado estaba en función de razones económicas y condiciones naturales. En general en cualquier zona de Aragón predomina el ganado lanar, para la carne y la lana, el vacuno para la leche y el mular y asnal para los trabajos agrícolas. Las casas dedicaban especial atención a la cuadra y al corral, éste para los demás animales domésticos. El par de mulas era un indicativo económico del poderío de las casas. En el Pirineo, donde hay pastos comunales tenían el mismo carácter algunos rebaños, pagándose a prorrateo los gastos de los pastores y otros, como la sal. Parecida significación tiene la dula, en la que el dulero recoge las caballerías de todo el pueblo que lleva conjuntamente a pacer. Otras veces son los propios ganaderos quienes mantienen los ganados propios, como ocurre en Ansó y Bielsa; en Ansó se sorteaban los pastos y cada solicitante había de presentar los «memoriales» del ganado que poseía, por lo menos de un millar de cabezas puesto que todo el terreno había de quedar distribuido entre treinta cubilares o rebaños, cada uno con una capacidad para 1.000 ó 1.300 cabezas de ganado, lo que obligaba a asociarse a los «pequeños ganaderos» hasta reunir las cabezas necesarias para subir a los puertos. La ayuda básica para todo el trabajo de los campesinos de cualquier parte de Aragón era el asno, inevitable compañero, con el perro, para el transporte.

 

Imágenes de la voz

Cabaña de pastor en el mu...Cabaña de pastor en el museo de la...

Esquilos...Esquilos

La participación de la fa...La participación de la familia en ...

Cerdos en un criadero tur...Cerdos en un criadero turolense

Esquilando en San Juan de...Esquilando en San Juan de Plan (Hu...

Distribución de los recur...Distribución de los recursos ganad...

Vacas en el valle de Chis...Vacas en el valle de Chistau (Hues...

Esquilos...Esquilos

Ganadería: cañabla (1), t...Ganadería: cañabla (1), torrullera...

Mayoral de ganado (1913)...Mayoral de ganado (1913)

Recursos de la voz

Ganadería aragonesa (s. X...Ganadería aragonesa (s. XVIII)

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT