Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Alera foral

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 28/05/2009

También llamada solera —contracción del dicho «de sol a sol y de era a era»—, es una costumbre Buscar voz... montañesa que consiste en la utilización de los pastos del monte comunal de un municipio por parte de los ganados de los municipios colindantes. Para evitar abusos hubo que hacer reglamentaciones, que fueron recogidas en la Compilación Buscar voz... de 1247 y en las Observancias Buscar voz... de 1437: a la salida del sol debía salir el ganado de cada pueblo, desde las propias eras, y avanzar en el monte comunal propio hasta penetrar en el monte comunal colindante, si se tenía interés, pero con tal de que al ponerse el sol estuviera de nuevo en las eras del propio pueblo. La alera foral o solera es, pues, un derecho al disfrute comunal de los pastos vecinos con dos limitaciones, una temporal («de sol a sol») y otra espacial («de era a era»).

• Bibliog.:
Casas Torres, J. M.: Aragón. Cuatro ensayos; Banco de Aragón, Zaragoza, 1960.

• Derecho: El origen de esta servidumbre que los ganaderos de un término disfrutan sobre otro contiguo para apacentar sus ganados se remonta al tiempo en que, no existiendo términos ni fronteras (feudales, internacionales, municipales, etc.), el ganado pastaba libremente, y la costumbre, reguladora del derecho, consistía en establecer el espacio de la alera, en función de la distancia que podía recorrer el ganado partiendo de su refugio y regresando a él de sol a sol; o sea, aprovechar el alimento natural, abrevando y pastando en el territorio que circundaba el aprisco habitual del ganado.

Hoy vigente en virtud del art. 146 de la Compilación para el Derecho Civil de Aragón Buscar voz.... Al surgir las divisiones administrativas o dominicales, se hicieron necesarias la concesión o regulación legal en Fueros y en Observancias; o acuerdos escritos, en pactos y concordias y, en casos extremos, las decisiones arbitrales o judiciales. El rey Sancho Ramírez Buscar voz..., en el Fuero Corto dado hacia 1065 y conservado en el Libro de la Cadena Buscar voz... de Jaca (p. 87), concedió a los habitantes de esta ciudad el privilegio siguiente: «que tengáis facultad de pastos y leñas hasta donde podáis ir y volver en el día, en todas las direcciones y en todos los términos»; y el rey Jaime I Buscar voz... sanciona en Huesca el Fuero 2.° de pascuis gregibus et capannis, incluido en el libro III de la Compilación de 1247, por el cual «exceptado el boalar vedado, pueden las villas que tienen términos contiguos pascer los unos en los términos de los otros, de sol a sol».

Es una institución muy arraigada en ambas vertientes del Pirineo y se le ha conocido con diversos nombres: en Aragón «la era foral» (en Suma de todos los Fueros..., Monsoriu, 1589, p. 352); «alera foral» (en Comentarii..., Bardaxí Buscar voz..., 1592, p. 37, I), «pastos forales» (en Instituciones..., Franco y Guillén, 1841, t. VII; igualmente Blas); solera y canalera (en el valle de la Huecha, S. Audiencia Zaragoza, 1844); en Navarra, tanto española como francesa, faceria Buscar voz...; en Cataluña patzeria; y la variedad de los vaines patures franceses llamada de clocher à clocher (de campanario a campanario), equivalente al límite de sol a sol de las otras modalidades; en las regiones suletina y roncalesa llaman alhera y alatzera, respectivamente, a conducir el ganado a pastar, y en Vizcaya ale al pábulo o pasto; en el resto de las vascongadas ala al pasto (Azkue, Diccionario Vasco-Español-Francés, 1905 y 1969; la etimología de esta voz, según el aragonés Julio Cejador, es latina: alo, alere = «alimentar»; griego alos, sánscrito alu; ver Diccionario Etimológico..., 1941).

Hasta fines del siglo XIX era considerada en Aragón como una servidumbre legal, mas hoy subsiste solamente como institución consuetudinaria y contractual. El año 1944 organizó el Consejo de Estudios de Derecho Aragonés Buscar voz... una encuesta en todo el ámbito de pervivencia de estas aleras, dirigida por el consejero don Víctor Fairén Guillén, quien completó la investigación en archivos y protocolos aragoneses y del sur de Francia; por este trabajo se conoció gran número de pactos, arbitrajes y sentencias; entre las más interesantes están las de Tauste-Pradilla de Ebro, Artieda-Pintano, Mallén-Bisimbre, Borja-Bisimbre, Tobed-Santa Cruz de Grío, Torrellas- Tarazona, Tella-Laspuña, Escalona-Salinas, Puértolas, Magallón-Agón, Novallas-Torrellas, Berdún-Mianos-Biniés-Martes, Canfranc-Aísa, Aísa-Jaca, Caspe-Fraga (hoy transformada), Jaca-Aspe, Ricla-Épila, Mesones de Isuela-Épila, Bubierca-Alhama de Aragón, etc.

En principio son los ayuntamientos los sujetos del derecho, según la doctrina de los bienes comunales, mas existen casos en que los vecinos interesados se agrupan en Casas Mestas, Asociaciones de Ganaderos, Juntas de Montes, Juntas Ganaderas, Juntas de vecinos, y éstas son las que comparecen ante la Administración o los tribunales de Justicia para hacer valer su derecho; otras veces son los ayuntamientos los que, solos o en compañía de las citadas agrupaciones, lo ejercitan: cuando comparecen ambos se entiende que los ganaderos lo hacen por su propio derecho y los municipios por los vecinos que pudieran aspirar a ser ganaderos; hay precedentes de un solo vecino que litigó en defensa de este derecho. El ejercicio de la alera foral es personal e inherente a la condición de vecino-ganadero, no se puede transmitir y en muchos casos se prohíbe que lleven a beneficiarse de tal derecho ganados a medias, a diente, etc., propiedad de un no vecino (valles del Cinca, Gállego, Aragón y Queiles); esta norma no es absoluta, puesto que se autoriza tal práctica en otras comarcas (Sierra de Vicort, entre Calatayud y Cariñena, Bisimbre, Mallén, Magallón, Agón, etc.), y ello se explica por la diversidad de terrenos, y escasez o abundancia de pastos. Foralistas Buscar voz... aragoneses como Portolés Buscar voz... (en Scholia sive..., 1587, voz ganatum) y Pedro Molinos Buscar voz... (en Práctica judiciaria..., 1649, p. 191) sostienen la doctrina clásica de que no sólo los vecinos, sino también los simples habitadores de un lugar pueden beneficiarse del derecho; y así se practica en lugares del Alto Aragón, como Jaca y Aísa.

El aprovechamiento se hará sin dañar frutos, cosechas y árboles, respetando los huertos, boalares Buscar voz... y las tierras de cultivo hasta levantar las cosechas, pastando en aquellas partes del término ajeno más próximo al otro interesado en ella. Hoy día no es regla general el que la alera sea un derecho recíproco entre términos.

Varios problemas han planteado en el transcurso de los siglos las diferentes expresiones recogidas en los textos legales y pactos, puesto que se dice: de sol a sol; de sol a sol y de era a era (popularmente de sol a raya); de era a era; de alera a alera; y cuando las eras de trillar estuvieran lejos del pueblo o no las hubiera, de puerta a puerta. No obstante, el antiguo apotegma puede considerarse en desuso y sustituido en general por el de pueblo a pueblo y en los lugares de montaña (montes de Candanchú, La Raqueta, etc.), donde los centros urbanos están muy alejados, se practica de aprisco a aprisco, siempre que éstos sean los habituales.

• Bibliog.:
Fairén Guillén, Víctor: La alera foral; Inst. Fernando el Católico, Zaragoza, 1951.
Id.: «Régimen de pastos de Alera foral en la actualidad»; Libro Homenaje a Moneva, Zaragoza, 1953.
Id.: «La Llamada Alera foral en los valles de Canfranc y Aísa», Argensola, n.° 14.
Id.: Las facerias, internacional y pirenaica; Madrid, 1956.

 

Imágenes de la voz

Ganadería tradicional. Al...Ganadería tradicional. Alera foral

Alera foral...Alera foral

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT