Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Frente de Juventudes

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 16/06/2011

Tomando como precedente las organizaciones juveniles creadas durante la guerra civil Buscar voz..., una ley de 6-XII-1940 creaba la Delegación Nacional del Frente de Juventudes, encuadrada dentro de la Secretaría General del Movimiento y a la que se atribuían como misiones la formación política, la educación física, deportiva y premilitar de la juventud española hasta los 21 años. A lo largo del tiempo de su existencia (1940-1977), fue modificada su estructura, sus funciones y su nombre (Delegación Nacional de la Juventud), acomodándose a la evolución político y a las nuevas demandas de la juventud.

Pueden distinguirse con claridad dos etapas bien definidas: la primera comprende desde el año 1940 a 1960-1961, y se caracteriza por el encuadramiento de la juventud, los planteamientos formativos generales, la formación premilitar, el adoctrinamiento político en el ideario falangista y la existencia de las Falanges Juveniles de Franco. Durante buena parte de este tiempo, el Sindicato Español Universitario Buscar voz... (SEU) se integra dentro del Frente de Juventudes. En rigor, sólo esta etapa abarca el Frente de Juventudes, pues a partir de 1961 queda este término como rúbrica puramente formal y en desuso bajo la que se engloba a las Falanges Juveniles de Franco, la OJE y las asociaciones juveniles.

La segunda etapa (1960-1961-1977) se caracteriza fundamentalmente por una mayor apertura, que se concreta en la iniciación de servicios para toda la juventud, mayor incidencia en lo escolar y creación de los colegios menores, extensión y generalización de la acción deportiva, cultural y de aire libre, promoción y ayuda a clubs y asociaciones y grupos juveniles espontáneos, y creación de la Organización Juvenil Española (OJE), con un mayor ideario de formación humana, de convivencia social y de servicio a los demás. Característica fundamental de ambas etapas fueron las actividades de aire libre y muy en particular los campamentos y las marchas.

El soporte humano básico del Frente de Juventudes lo constituyó el Cuerpo Especial de Oficiales Instructores formados en la Academia de Mando «José Antonio» de Madrid, titulados en Educación Física, Formación Cívico-Social y Campamentos.

El emblema del Frente estaba constituido en la primera etapa por un cisne, ajedrezado en rojo y negro, el yugo y las flechas. Fue tomado del SEU (1933), con la única diferencia de que en éste el ajedrezado era blanco y azul. En la segunda etapa (Delegación Nacional de la Juventud) el cisne pasó a ser bicéfalo. Las condecoraciones más importantes fueron la Medalla de la Constancia y la Medalla de la Juventud.

—Falanges Juveniles de Franco (FFJJ): Organización de carácter voluntario con encuadramiento en flechas (de 10 a 13 años), cadetes (de 14 a 16 años) y guías (de 17 a 20 años). La unidad básica era la escuadra. Mandos: jefe de escuadra, de falange, de centuria y de legión. El mando de las FF.JJ. de la provincia correspondía al ayudante provincial. Como actividades más destacadas sobresalieron los hogares, campamentos, marchas y Escuela de Montaña. Especial atención dedicaron las Falanges Juveniles a las bandas de cornetas y tambores, rondallas juveniles y grupos de armónicas. De entre las centurias de Zaragoza sobresalió por su dinamismo y categoría técnica la «José María Montolar», formada por montañeros.

La Escuela de Mandos de las FF.JJ. se estableció en Casetas Buscar voz..., funcionando hasta después de los años 50. Emblema de las FF.JJ., león en rojo, rampante y coronado sobre rombo negro. Uniforme, pantalón corto de lona color gris claro, camisa azul con emblemas del Frente de Juventudes y yugo y flechas, brazalete de las Falanges Juveniles, boina roja, botas, medias altas de lana blancas y cinturón ancho de cuero con hebilla metálica rectangular reproduciendo emblema del Frente de Juventudes.

—Actividad docente y profesional: Las enseñanzas de Formación Cívico-Social y Educación Física en los centros de Enseñanza Media y Formación Profesional, y la inspección de las mismas materias en la Enseñanza Primaria constituyeron una de las principales funciones del Frente de Juventudes. En los centros de trabajo, la formación de los jóvenes trabajadores se desarrolló mediante las misiones culturales. Destinados a valorar el trabajo de los jóvenes y su perfección profesional se crearon los Concursos de Formación Profesional, que tuvieron una gran importancia nacional y fueron la base de los Concursos Internacionales. Destacaron en esta actividad los jóvenes zaragozanos, que consiguieron a lo largo de los años numerosos títulos nacionales e internacionales.

—Colegios Menores: Para los alumnos que debían desplazarse de sus localidades de origen para cursar estudios se crearon los Colegios Menores de la Juventud, como residencias formativas. En Zaragoza se creó el «Baltasar Gracián» en la calle de Franco y López, 4, para estudiantes de Formación Profesional, Bachillerato y Universidad. Contaba más de 300 plazas de internado.

Tuvo gran solera el colegio de preparación militar «Gran Capitán», en el barrio de Montañana Buscar voz..., al lado del río Gállego. Del colegio «Gran Capitán» ingresaron en la Academia General Militar Buscar voz... de Zaragoza más de 300 caballeros cadetes a lo largo de toda su historia.

En Teruel Buscar voz... existió el C.M. San Fernando (después General Pizarro). Contaron también con Colegios Menores Huesca y Barbastro.

—Colegios Rurales: En aquellas localidades de alguna importancia demográfica y que carecían de Instituto, se crearon Colegios Rurales para que los jóvenes pudieran cursar estudios de Bachillerato. Constituyó una de las obras fundamentales de la Delegación de Zaragoza, que llegó a contar con veintiocho Colegios Rurales, con casi dos mil alumnos matriculados por curso. Destacaron entre ellos los de Tauste Buscar voz..., Alagón Buscar voz..., Mequinenza Buscar voz..., Belchite Buscar voz..., Épila Buscar voz..., Ariza Buscar voz..., Gallur Buscar voz..., Maella Buscar voz..., Sástago Buscar voz... y Villanueva de Gállego Buscar voz.... En Teruel se creó una Academia Rural en Calamocha Buscar voz.... En Huesca funcionaron Colegios Rurales en Bielsa Buscar voz..., Almudévar Buscar voz..., Fraga Buscar voz... y Monzón Buscar voz..., y una residencia en Aínsa Buscar voz.... Los Colegios Rurales posibilitaron los estudios de Enseñanza Media a millares de jóvenes que de otra manera no hubieran podido cursarlos.

—Prensa y Radio: Las actividades de prensa, excepto las publicaciones periódicas, nacionales (Juventud, Mástil, Alcalá y La Hora del SEU en su etapa de unión al Frente de Juventudes), se concretaron más en el ciclostil a través de periódicos de escuadra, de campamentos, de círculos, de hogares, de OJE, etc., y en los periódicos murales, de los que existió una auténtica dinámica perfectiva en cuantos grupos de actividad existieron. En cuanto a la radio, el Frente de Juventudes creó las Estaciones Escuelas, que fueron la base de la Cadena Azul de Radio Difusión (CAR). En Zaragoza Buscar voz... se creó Radio Juventud, Estación Escuela n.° 46 del Frente de Juventudes. Existieron emisoras de la CAR asimismo en Barbastro Buscar voz..., Calatayud Buscar voz... y Alcañiz Buscar voz....

—Editorial: La necesidad de atender al público juvenil hizo conveniente la creación de la editorial Doncel, que publicó centenares de títulos para los jóvenes, tebeos, revistas juveniles y discos.

—Hogares Juveniles, Casas de la Juventud y Clubs de la Juventud: Para facilitar las relaciones entre los jóvenes y llevar a cabo las actividades correspondientes, existieron los Hogares Juveniles, repartidos entre la geografía urbana y las localidades más importantes de la provincia, con especial incidencia en los nuevos pueblos de Colonización. En Zaragoza los Hogares más importantes fueron los del Temple, San Fernando, y de Blasón Aragonés (SEU). Asimismo existieron Hogares importantes en Tarazona Buscar voz..., Tauste, Gallur y Ejea de los Caballeros Buscar voz..., Casa de la Juventud en Calatayud y Club Juvenil en Tarazona. En Huesca Buscar voz... destacó el Hogar Cuatro Reyes y en Teruel Buscar voz... el Hogar de la Casa de la Comunidad.

—Campamentos y Albergues: Fue una de las actividades más características del Frente de Juventudes y de las Delegaciones de la Juventud. En cada provincia existían emplazamientos fijos en aquellos lugares de montaña apropiados. Zaragoza contó con el del Moncayo en la falda del monte. Huesca tuvo su emplazamiento fijo en la Selva de Oza Buscar voz..., en el Pirineo, y Teruel en Orihuela del Tremedal Buscar voz... (Montes Universales Buscar voz...). Durante algunos años hubo también emplazamientos en Biescas Buscar voz..., Rasal Buscar voz..., Sieso Buscar voz..., Santuario de Sancho Abarca Buscar voz..., Las Casas Buscar voz..., Castiello de Jaca Buscar voz... y Pineta Buscar voz.... Las instalaciones fijas consistían habitualmente en cocina, almacén, enfermería, comedor, lavabos y servicios, pista polideportiva, piscina y capilla. Los turnos se celebraron durante los meses de vacaciones de verano, tenían una duración de quince a veinte días y estaban destinados a la OJE, Juventud Trabajadora y Asociaciones, Campamentos para escolares, para Delegaciones Locales, Colonias Escolares en colaboración con los Ayuntamientos y turnos abiertos. El número de plazas de un turno fijo era habitualmente entre 150 y 200 acampados. El turno era mandado por un jefe de campamento titulado a quien asistían un equipo de especialistas en actividades y formación así como capellán, médico y servicios. La estructura básica del campamento era la escuadra y las actividades fundamentales las de formación y aire libre.

Los actos más solemnes del día eran los de izar y arriar banderas. El de mayor interés humano, el fuego de campamento, velada nocturna alrededor de una hoguera donde se lucían las habilidades de los acampados. Los campamentos fueron una importante escuela de responsabilidad y convivencia.

Existían además otras modalidades, como campamentos de alta montaña, campamentos volantes y marchas por etapas, con un número de participantes reducido y destinados a los jóvenes a partir de los catorce años, campamentos destinados al aprendizaje de distintas modalidades deportivas y culturales. Fue tradicional la Marcha a Alcubierre y la Marcha Nacional a Santiago de Compostela que se celebraba cada Año Santo partiendo desde Roncesvalles y Candanchú.

Los albergues eran instalaciones fijas en lugares apropiados para la realización de cursos para la juventud. En la provincia de Zaragoza existió el albergue del Santuario de Misericordia Buscar voz... en Borja Buscar voz..., en la de Huesca el de «Los Almogávares», en Canfranc Buscar voz..., y el de El Pueyo de Jaca Buscar voz..., del S.E.U. En Teruel, el de Albarracín Buscar voz....

Otra modalidad de actividades fueron los Campos de Trabajo, especialmente los dedicados a actividades culturales. En Zaragoza se realizaron diversos turnos de excavaciones arqueológicas en Caspe Buscar voz... y Los Bañales Buscar voz....

—Actividades deportivas, instalaciones y clubs: Las Delegaciones de la Juventud dedicaron un gran esfuerzo hacia la promoción del deporte infantil y juvenil. En Zaragoza y en 1970, la Sección de Actividades Deportivas organizó 59 competiciones que comprendían 1.674 equipos, 24.219 jugadores y 3.490 encuentros correspondientes a los Juegos Escolares Nacionales, Juegos de la OJE y Magisterio, Competiciones Abiertas y Campañas de Promoción Deportiva. Funcionaron comités infantiles y juveniles abiertos de todas las especialidades deportivas.

En general existió una notable escasez de instalaciones deportivas para la juventud. En la provincia de Zaragoza existieron las de la Ciudad Jardín (Club Deportivo San Fernando), con piscina, pista polideportiva y gimnasio; Montañana (campo de fútbol) y Colegio Menor «Baltasar Gracián» (pistas polideportivas). En Calatayud la Delegación promocionó la Ciudad Deportiva, con pistas de atletismo, piscinas, tenis, polideportes, etc. En Huesca y Teruel, se construyeron Pabellones Polideportivos. Asimismo, la dotación de instalaciones en muchos centros escolares y de las cabeceras de comarca fueron impulsadas con la colaboración de las respectivas Delegaciones. De entre los muchos clubs creados en distintos momentos destacó el Club Deportivo «San Fernando» que practicó la casi totalidad de disciplinas deportivas, sobresaliendo en balonmano, atletismo y lucha grecorromana, especialidades estas últimas en las que obtuvieron varios títulos de España absolutos. En Tarazona tuvo notable importancia el Club «Juventud».

—Actividades culturales: La labor consistió en la promoción de actividades como teatro, pintura, poesía, narrativa, música, etc., y la organización de certámenes provinciales y nacionales. Especial importancia tuvieron los certámenes nacionales de Arte, Teatro y Jóvenes Intérpretes de Música.

En la última etapa revistieron especial interés los programas de Iniciación Cultural realizados mediante concierto con las corporaciones locales. En Zaragoza se llevaron a cabo numerosas actividades de música, teatro, visitas culturales, artes plásticas, etc., en estrecha colaboración con el Ayuntamiento y fundamentalmente dedicadas a los escolares.

—Turismo juvenil y viajes: Para facilitar a los jóvenes el turismo juvenil, la conexión con la Red de Albergues de la Juventud y los encuentros internacionales, se creó la oficina de viajes, cuyo cometido consistió en facilitar billetes a jóvenes, alojamiento turístico, viajes fin de curso escolar, billetes de estudiantes, etc. Durante el año 1970 el número de jóvenes atendidos por la Oficina de Viajes de Zaragoza fue de 11.360.

—Sección Juvenil y Asociaciones Juveniles: Una de las funciones fundamentales que aparecen en la segunda etapa del Frente de Juventudes (año 1961) es la de orientar, coordinar y proteger las iniciativas y actividades extraescolares de la juventud. A tal fin se creó el Registro de Asociaciones Juveniles filiales para la inscripción de todas aquellas iniciativas asociativas libres y se estructuró un sistema de subvenciones para las mismas, programando actividades abiertas a toda la juventud y creándose la Asamblea de Jóvenes en cada provincia como cauce de participación.

—Consejos de la Juventud: Para examinar y debatir los problemas relativos a la Juventud y poder formular a los poderes públicos las propuestas correspondientes, se creó en 1961 (decreto citado) el Consejo Nacional de la Juventud como órgano colegiado permanente de amplia base representativa. El Consejo Nacional y los correspondientes Consejos Provinciales desarrollaron una importante labor de estudio y propuesta fundamentalmente en los siguientes temas: formación cultural, tiempo libre y actividades extraescolares, juventud y sociedad, formación cívico-social, asociacionismo juvenil, juventud inadaptada, educación física y deportiva y minusválidos y subnormales.

—Medios económicos: Para atender a los gastos correspondientes, el Presupuesto de las Delegaciones se nutría de tres partidas: Fondos del Presupuesto de la Delegación Nacional, subvenciones de las corporaciones provinciales y locales y aportaciones de los jóvenes. Para el año 1970 la subvención nacional fue de 11.720.000 ptas. en personal provincial y actividades. Las subvenciones de la Diputación Provincial y ayuntamientos de la capital y provincia fueron de 165.000 ptas. la primera y 1.163.718 la segunda y tercera. Los jóvenes participantes incrementaron su aportación a las actividades de manera creciente con el transcurso del tiempo. En general los presupuestos fueron siempre escasos en todas las épocas.

—Organización Juvenil Española (OJE): La OJE se crea en el año 1960, en plena etapa renovadora del Frente de Juventudes. Es una organización de carácter voluntario. Según sus Estatutos, la OJE es un movimiento fundado para la hermandad y entrenamiento de los jóvenes que desean hacer de su vida un permanente acto de servicio a la justicia y a la patria dentro del espíritu cristiano, con los fines de coadyuvar a la formación de los jóvenes en orden al futuro desarrollo de su vida en el seno de nuestra sociedad; estimular la consideración del trabajo y del estudio como fundamental del joven; servir de cauce a las inquietudes, iniciativas y aspiraciones de la juventud; y facilitar los medios adecuados para cubrir el ocio de sus afiliados.

El encuadramiento se realizó por los grados de flechas (de 10 a 13 años), arqueros (de 14 a 16 años) y cadetes (de 17 a 21 años). Las unidades orgánicas para los flechas y arqueros son la escuadra, la centuria y el círculo; las de los cadetes, grupos juveniles y círculos. La unidad básica es la escuadra. Mandos: jefes de escuadra, de centuria, directores de grupo y círculo. El mando provincial correspondía al jefe provincial de la OJE. Como órganos de consulta y participación existían la Junta consultiva, Junta Rectora de Círculo y Asamblea de Padres de afiliados. Uniforme, flechas y arqueros: pantalón de loneta gris claro, camisa beige con hombreras azules, emblemas de la OJE, zapatos de montaña beige, media blanca de lana, boina azul con emblema metálico de la OJE y Frente de Juventudes, cinturón de cuero con hebilla metálica, escudo de la provincia en la manga, cadetes pantalón gris largo, zapatos de montaña beige, camisa azul, boina roja.

La OJE abarcó toda la gama de actividades, desde las deportivas a las culturales, de estudio y formación. Tuvieron especial relevancia las de aire libre (campamentos, marchas, montaña, etc.), que fueron las más numerosas de entre las realizadas.

La OJE adquirió una notable perfección técnica en las actividades de aire libre y acampada y realizó una gran labor de divulgación de esta actividad entre la juventud a través de las demostraciones públicas de actividades en las Semanas de la Juventud, Competición Nacional de Actividades (inaugurada en Zaragoza en el Polígono de Balsas de Ebro Viejo en 1966, con participación de cien escuadras de arqueros y cadetes) y a través de manuales y publicaciones de aire libre. En Huesca tuvo especial importancia la Escuela de Esquí. Otra actividad destacada fue la de Aeromodelismo. Por iniciativa de la OJE y con participación de gran número de jóvenes escolares, se llevó a cabo la repoblación forestal de una importante zona en los montes de Peñaflor Buscar voz... (Z.)

En lo deportivo la actividad más destacada fue la celebración de los Juegos Deportivos de la OJE. Una constante importancia de todas las épocas y parte misma tanto de las Falanges Juveniles como de la OJE fueron las canciones de marcha. Destacan entre las numerosas composiciones el Prietas las Filas (Himno del Frente de Juventudes) y el Montañas Nevadas. La condecoración más importante de la OJE es la F (verde, rojo y plata).

El hito más importante del afiliado a OJE era el Día de la Promesa, que significaba el paso de un grado a otro. El patrón de la OJE y de la Juventud era San Fernando.

 

Monográficos

Aragón durante el franquismo

Aragón durante el franquismo

Un nuevo estado totalitario surge tras la fractura de la Guerra Civil. Conoce su evolución en Aragón.

Imágenes de la voz

Día de José Antonio y los...Día de José Antonio y los caídos (...

Escudo del Frente de Juve...Escudo del Frente de Juventudes, 1...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT