Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Franquismo

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 11/01/2011

(Hist. Contemp.) Término con que más generalizadamente se acostumbra a denominar el período 1939-1975 en que el general Franco ocupó la jefatura del Estado en España. Si bien desde un planteamiento histórico muy riguroso todavía es difícil abordar esta etapa de modo plenamente objetivo y desapasionado, y en muchas ocasiones no se dispone de las fuentes y documentos necesarios, resulta necesario intentarlo para tener una visión sintética de una época tan reciente, tan larga, y de tan enormes consecuencias para todos los españoles. Los datos sobre esta etapa están recogidos directa o indirectamente en cientos de artículos de esta Enciclopedia que hacen referencia a aspectos económicos, sociales, culturales, políticos, de costumbres, etc.; aquí buscamos simplemente una panorámica de los principales aspectos del franquismo referidos a Aragón.

Como al poco de terminar la guerra civil Buscar voz... comienza la II Guerra Mundial Buscar voz..., España queda supeditada a la dinámica de ésta, y durante casi todo su transcurso depende, a pesar de su neutralidad o «no beligerancia» (según los períodos), de la Alemania del III Reich. Así, numerosos españoles -de ellos una notable proporción de aragoneses- viajan al frente de Rusia en la célebre División Azul, mientras que otros, refugiados políticos vencidos en la contienda española, son perseguidos, maltratados, muertos en campos de concentración de los que algunos sobreviven para contarlo como es el caso de Mariano Constante Buscar voz.... Los exiliados Buscar voz... aragoneses fueron muchos y en ocasiones muy destacados profesionales, que hubieron de rehacer sus vidas y actividades en la mayoría de los casos en los fraternos países de América española.

Mientras tanto, Zaragoza y otras ciudades y pueblos aragoneses viven años de zozobra política, importantes hechos de espionaje internacional, esperanzas sobre el final de la conflagración mundial según sean las propias ideas políticas. El nuevo Caudillo, que basa su poder personal en pilares tan fundamentales como el Ejército y la Iglesia, acudirá numerosas veces a la capital aragonesa, con intención de cumplimentar a una de esas dos instituciones. Así, el 12-X-1939 se celebra en Zaragoza Buscar voz... el primer «Día de la Raza», y Franco se dirige en un mensaje radiado a toda la Hispanidad. En 1940 restablece en esta ciudad la Academia General Militar Buscar voz..., de la que había sido director hasta 1931, y a la que en 1942 devuelve su bandera bicolor; en 1946 asiste a un homenaje a este centro en el que, entre 1955 y 1957, se educará como cadete Juan Carlos de Borbón Buscar voz..., futuro sucesor a título de rey. El personal político del nuevo régimen cuenta entre sus figuras más destacadas algunos hombres procedentes de Zaragoza: desde el cuñado de Franco, Ramón Serrano Súñer, que había ejercido la abogacía en esta capital y había sido elegido diputado durante la II República Buscar voz..., hasta los futuros ministros José Larraz Buscar voz..., José Ibáñez Martín Buscar voz..., Mariano Navarro Rubio Buscar voz..., o figuras de la política aragonesa, en su mayoría vinculadas a la Dictadura primorriverista Buscar voz..., como Sancho Izquierdo Buscar voz... —ideólogo del régimen, autor de varios estudios sobre corporativismo junto con Muñoz Casayús y Prieto Castro en su etapa de catedrático de Derecho en Zaragoza-, el diplomático Giménez Arnau, Juan Antonio Cremades, y algunos más. La Falange Buscar voz..., que cuenta con destacados líderes aragoneses como Jesús Muro Buscar voz..., Julve y Merino Buscar voz..., quedará, sin embargo, en un segundo plano ante la poderosa presencia de los católicos, muchos de ellos pertenecientes o sucesores del grupo de católico-sociales Buscar voz... del primer tercio del siglo: Severino Aznar Buscar voz... ocupa ahora importantes puestos en Madrid, así como Inocencio Jiménez Buscar voz..., y Salvador Minguijón Buscar voz..., Latre, y muchos más, que van a dirigir los movimientos de apostolado seglar Buscar voz..., la prensa (El Noticiero Buscar voz... sobre todo) y otras instituciones. Desde el punto de vista religioso, el templo del Pilar Buscar voz... constituye el foco de atracción y actividades más importantes. En 1940 peregrinan allí unos 20.000 jóvenes de toda España, en señal de gratitud por la victoria en la guerra; se celebra, además, el XIX centenario de la fecha en que los creyentes estiman se produjo la venida de la Virgen a Zaragoza.

De 1945 a 1959: Tras el final de la guerra mundial, y mientras las grandes potencias vencedoras deliberan sobre la actitud que tomar en España, algunos sectores del exilio republicano plantean la posibilidad de forzar la caída del régimen de Franco por una invasión militar que, uniendo sus fuerzas a las de las presumidas «quintas columnas» del interior obliguen a U.S.A., Gran Bretaña y Francia a dar el paso definitivo. El maquis Buscar voz..., guerrilla predominantemente campesina, opera de 1945 a 1950 en las zonas más agrestes y montañosas, enfrentándose con frecuencia a la Guardia Civil. En Aragón será muy importante y persistente su actuación en el Pirineo Buscar voz..., Maestrazgo Buscar voz..., sur de Teruel capital, y zonas mineras Buscar voz... de Utrillas Buscar voz..., Andorra Buscar voz..., etc. El Grupo Levante-Aragón será uno de los más destacados de España en su actuación, y aunque en muchos casos los dirigentes son comunistas, también abundan socialistas, anarquistas o simples republicanos. Destaca el asalto al tren pagador Teruel-Zaragoza (17-VII-1947) o el del tren Zaragoza-Tortosa al año siguiente, la toma el 29-IX-1947 del pueblo de Gúdar Buscar voz..., y la dureza de la lucha (en la zona de Teruel se estiman las acciones en 27 secuestros, unos 50 guardiaciviles muertos y en todo Aragón unos 340 guerrilleros muertos). La situación llegó a ser tan difícil que el gobierno puso bajo el mando del gobernador de Teruel, general Pizarro, cinco comandancias de la Benemérita Buscar voz... con las que, tras muchos meses de ocupación e investigación, se consigue reducir las acciones, a la vez que desde Francia se da la orden de retirada. Por lo demás, la situación económica en la posguerra era desoladora. El bloqueo internacional a España, decretado como sanción moral y económica, y la autarquía Buscar voz... económica forzosa, provocan una serie de carestías y faltas de productos básicos, que derivan en racionamientos, «estraperlo», fabricación de sucedáneos de muchas materias, etc. La «pertinaz sequía», especialmente la de 1944, viene a sumarse a ese malestar general. Sin embargo, Aragón sigue siendo una región fundamentalmente agraria, y empujados por las circunstancias se explotan con renovado entusiasmo nuevas minas (en 1942 se crea la Empresa Nacional «Calvo Sotelo» Buscar voz... en Andorra, luego E.n.d.e.s.a. Buscar voz...); ese mismo año inaugura Franco, en una nueva política hidráulica que luego será frenada, el pantano de San Bartolomé Buscar voz... en Ejea Buscar voz.... Una nueva etapa se abre a partir de 1953, tras el reconocimiento político de los Estados Unidos y el Vaticano. La consecuencia más importante para Aragón va a ser el establecimiento de la base de utilización conjunta hispano-norteamericana, que comienza a funcionar en 1954. Ese mismo año, Franco inaugura el nuevo Belchite Buscar voz..., construido cerca de las ruinas de la pequeña ciudad; también se acomete decididamente la reconstrucción de Teruel Buscar voz... y Albarracín Buscar voz..., declaradas ciudades mártires de la guerra civil. Desde el punto de vista religioso, en estos años se celebran importantes congresos nacionales Buscar voz..., como el Mariano de 1954, hay solemnes actos como los que tienen lugar con motivo de la itinerante procesión de una imagen de la Virgen de Fátima, o de la traída de algunas reliquias del aragonés San José de Calasanz Buscar voz..., recobran su auge las famosas Semanas Santas del Bajo Aragón y un instituto secular fundado por un aragonés, el Opus Dei Buscar voz... de monseñor Escrivá de Balaguer Buscar voz... comienza a penetrar en amplias masas de profesores, profesionales, periodistas, etc., gracias, sobre todo, a la protección que desde el Ministerio de Educación les otorga otro aragonés, el ministro Ibáñez Martín.

De 1959 a 1975: La lucha política contra el régimen arrecia cuando finaliza la década de los 50. En 1958 se producen importantes detenciones de miembros del PCE Buscar voz... en Zaragoza, que cuenta como figuras principales a Antonio Rosel Buscar voz... y Vicente Cazcarra Buscar voz..., mientras que en otros lugares destacan también importantes comunistas aragoneses de cuna, como G. López Raimundo Buscar voz..., F. Claudín Buscar voz..., Alfonso C. Comín, etc. En estos años menudean algunas huelgas Buscar voz... obreras y de estudiantes y cuando en 1960 se celebren elecciones a concejales por el tercio de cabezas de familia, las abstenciones son muy elevadas; es la única forma de protestar para muchas personas que tienen terror a hacerlo de otro modo. Teruel, conoce huelgas mineras dos años después. Sin embargo, en los años 60 las consecuencias del Plan de Estabilización Buscar voz... comenzado en 1959 y del de Desarrollo, que desde 1964 tiene a Zaragoza como uno de los Polos preferidos (aunque los resultados técnicos dejan bastante que desear), suponen importantes cambios estructurales para Aragón. Por una parte, la fijación en Zaragoza Buscar voz... de las principales industrias genera una tendencia de migraciones interiores Buscar voz... que, si bien retienen en Aragón mucha de la emigración Buscar voz... de las provincias de Teruel (52.498 personas en la década de los 60, lo que supone la disminución del 24,4%) y Huesca (20.745 es decir el 8,9% de su población), no es suficiente para frenar el saldo total negativo, pues sólo la mitad de esos emigrantes queda en Zaragoza, que recibe 38.891, muchos de ellos por otra parte provenientes de otras provincias españolas no aragonesas. Este trasvase humano, que aleja de su tierra casi siempre para no regresar a tantos campesinos o hijos de campesinos, es una de las principales lacras contemporáneas sufridas por Aragón, falto de industrias de cabecera y de un desarrollo mayor de Zaragoza -no deseado, por otra parte, por muchos zaragozanos y temido por el resto de los aragoneses por el centralismo Buscar voz... que potencia-. Así, y todo, Zaragoza es la tercera ciudad española por su crecimiento en estos años, y de poco más de 200.000 habitantes en 1950 pasará a los casi 700.000 de treinta años después. El cambio se acentúa si destacamos que de los 213.400 agricultores existentes en 1960, trece años después las cifras quedan en 127.178.

A la expansión urbanística, acompañada con frecuencia de especulación y desafueros contra edificios artísticos o de «ensanches» no muy adecuados, se acompaña en estos años de ambiciosos Planes de Colonización Buscar voz... que, junto a algunos avances en la política de Riegos Buscar voz... como la inauguración en 1959 del pantano de Yesa Buscar voz..., suponen algunos cambios en el mundo rural, más significativos en la creación en Bardenas Buscar voz..., Monegros Buscar voz... y Bajo Aragón Buscar voz... de 34 nuevos núcleos de población Buscar voz.... Aragón entra en esos años en el fenómeno de la sociedad de consumo, y en un progresivo proceso de urbanización, que junto con el desarrollo de los deportes, excursiones, etc., hacen que comience a conocerse y recorrerse mucho más todo el territorio por sus propios moradores. El comercio es atendido con mayor interés y se desarrolla la Feria Nacional de Muestras Buscar voz..., que ampliará a cuatro sus grandes certámenes, a la vez que se atiende preferentemente la comunicación con Francia, que se verá gravemente truncada cuando a partir de 1970 se suspenda el ferrocarril de Canfranc Buscar voz.... También la vida religiosa, que cuenta en estas décadas con dirigentes tan influyentes en la Iglesia Buscar voz... española como los arzobispos de Zaragoza Casimiro Morcillo Buscar voz... y Pedro Cantero Buscar voz..., vive momentos de gran esplendor, basados en el desarrollo de los movimientos católicos (a la Acción Católica Buscar voz... y la Asociación C.N. de Propagandistas Buscar voz... se unen ahora los Cursillos de Cristiandad y, en Zaragoza, la obra de Izquierdo Molíns Buscar voz...), así como en la celebración de Congresos como el Eucarístico Nacional (1961) o el de Apostolado Seglar; sin embargo, también aparecen importantes grupos de contestación en la Iglesia católica Buscar voz..., que anuncian otros tiempos, menos identificables con el nacional-catolicismo. Mientras, en 1960 sólo el 12% de los obreros de Zaragoza se declaran católicos en una encuesta de «Mundo Social». Las luchas sociales crecen también hacia mediados de los 60: las huelgas estudiantiles, en torno a los sucesos de Madrid de 1965, y con una cierta implantación de sindicatos clandestinos como la F.U.D.E.; el proceso culmina en 1970, cuando se cierre la Universidad ante la situación creada por el proceso de Burgos.

Los últimos años del franquismo son una etapa cada vez más propicia a las diversas formas de lucha por las libertades y por la justicia social. Tanto los sindicatos clandestinos (principalmente las Comisiones Obreras Buscar voz...; y las Comisiones Campesinas, que más tarde derivarán hacia la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón Buscar voz..., UAGA), los diversos grupos políticos universitarios, como la acción específicamente de partido, fuerzan determinados pasos, que, al finalizar el régimen se materializan en organizaciones unitarias como la Junta Democrática de Aragón Buscar voz... o la Plataforma de Convergencia. También hay varios caminos de toma de conciencia regional Buscar voz... de los aragoneses: de una parte, la amenaza del trasvase del Ebro Buscar voz..., ante la que reaccionan con viveza tanto las diversas organizaciones de la oposición democrática como los medios de difusión Heraldo de Aragón Buscar voz..., Aragón Exprés Buscar voz..., Radio Zaragoza Buscar voz..., y el nuevo quincenal Andalán Buscar voz..., son quizás los principales -o incluso determinadas instituciones, como la Diputación provincial de Zaragoza, presidida entonces por Hipólito Gómez de las Roces Buscar voz...; de otra, la actividad de José Antonio Labordeta Buscar voz... y los demás cantautores aragoneses Buscar voz..., que sintetizan didácticamente los principales problemas de la tierra. La propia aparición de Andalán, que va a reunir en torno suyo a varias docenas de intelectuales, escritores y periodistas de izquierda, es todo un símbolo, y no es de desdeñar el dato de que sea Rafael Orbe Cano, un gobernador inusual en el régimen franquista, quien favorece su aparición, prácticamente bloqueada hasta entonces. Se recoge así una herencia intelectual que debe contar necesariamente con las importantes experiencias anteriores de la peña Niké Buscar voz... presidida por la figura impar de Miguel Labordeta Buscar voz..., el Grupo Pórtico (grupos artísticos Buscar voz...) fundado en 1949 por Aguayo Buscar voz..., Lagunas Buscar voz... y Laguardia Buscar voz..., las importantes manifestaciones del ensayo Buscar voz..., la narrativa Buscar voz... y la poesía Buscar voz... contemporáneos. Si la emigración Buscar voz... es, cuantitativamente, muy importante en esta etapa de la historia aragonesa, cualitativamente podemos decir que es abrumadora. No de otro modo puede entenderse que tantas excelsas figuras del arte y la literatura o la ciencia, hayan tenido que marchar, bien al exilio, bien a otras ciudades, dejando graves ausencias en su propia tierra: Buñuel Buscar voz..., Carlos Saura Buscar voz... y Borau Buscar voz... en el cine Buscar voz...; Viola Buscar voz..., S. Victoria Buscar voz... y A. Saura Buscar voz... en la pintura; H. G. Condoy Buscar voz... y Pablo Serrano Buscar voz... en escultura; Jarnés Buscar voz..., Arana Buscar voz... y Sender Buscar voz... en la narrativa; Luis Galve Buscar voz... y Eduardo del Pueyo Buscar voz... o Pilar Lorengar Buscar voz... en música, mientras el insólito caso de Pilar Bayona Buscar voz... es la excepción que confirma la regla, quedando en Zaragoza; Laín Buscar voz..., J. Palacios Buscar voz..., María Moliner Buscar voz... y otros muchos en la docencia universitaria, la investigación científica. Aragón, sin embargo, saca fuerzas de flaqueza y hace de la necesidad virtud, de los problemas motivo de conciencia, de la lucha por la libertad, la democracia y el progreso una instancia a la unidad regional. Y así, a pesar del lento caminar, aborda la transición Buscar voz... con entusiasmo, y, ya durante el período que denominamos de la monarquía de Juan Carlos I Buscar voz..., conoce su primera institución preautonómica en la Diputación General Buscar voz... y elabora diversos borradores de Estatuto de Autonomía Buscar voz....

• Bibliog.:
Biescas, J. A., y Tuñón de Lara, M.: España bajo la dictadura franquista; Labor, Barcelona, 1980.
Biescas, J. A.: Introducción a la Economía de la Región Aragonesa; Zaragoza, 1977.
Germán Zubero, Luis: «Aragón y el franquismo», en su sección de Historia Contemporánea, de las I Jornadas de Estudios sobre Aragón, Teruel, 1978; ed. Zaragoza 1979, t. 1, pp. 419-422.

 

Monográficos

Aragón durante el franquismo

Aragón durante el franquismo

Un nuevo estado totalitario surge tras la fractura de la Guerra Civil. Conoce su evolución en Aragón.

De la transición democrática al Aragón del siglo XXI

De la transición democrática al Aragón del siglo XXI

Un paseo por la etapa de los logros democráticos, la convicción autonomista y el acceso al estado del bienestar en el Aragón actual.

Imágenes de la voz

Franco en el ayuntamiento...Franco en el ayuntamiento de Zarag...

Recepción a Franco en la ...Recepción a Franco en la plaza del...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT