Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Franco Bahamonde, Francisco

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 10/01/2011

(El Ferrol, La Coruña, 4-XII-1892 - Madrid, 20-XI-1975). El principal período de relación con Aragón de quien fuera jefe del Estado desde la guerra civil Buscar voz... hasta su muerte, durante casi cuarenta años, es el de su etapa como director de la Academia General Militar Buscar voz..., entre 1928 y 1931. Esta institución, creada por R.D. de 23-II-1927, tuvo en el general Franco, ya para entonces lleno de méritos en sus varias estancias en Marruecos y ostentando el cargo como general más joven de Europa, su principal artífice. Nombrado el 14-III-1927 miembro de la comisión preparatoria, viaja a Zaragoza el 1 de diciembre siguiente, siendo nombrado director el 4-I-1928. A partir de ese momento, y para seguir de cerca las obras de edificación del centro, se instala provisionalmente en el cuartel del Carmen y comienza a seleccionar el cuadro de directivos y otros profesores, entre los que se contarán el teniente coronel Monasterio, los comandantes Alonso Vega y Franco Salgado -compañero de infancia y primo hermano, respectivamente- y una larga nómina de conocidos militares. Tras asistir a un breve curso para generales en Alemania (23 junio-11 julio), donde visita las escuelas militares de Berlín y Dresde, preside en julio el tribunal de examen, celebrado en el zaragozano Grupo Escolar «Joaquín Costa», que selecciona 215 de los 785 aspirantes a la carrera militar. El 3 de octubre comienzan las clases, aunque la inauguración es el 5, con presencia de Primo de Rivera. La dictadura primorriverista Buscar voz..., que ha promocionado la restauración de estos estudios básicos para todo oficial de Tierra, ve con simpatía el trabajo, minucioso y tenaz, de Franco, que programa la cultura general y, sobre todo, militar, de los jóvenes estudiantes, crea un recio espíritu de acusada disciplina, prohíbe todo tipo de «novatadas» y hasta, es tradición, erradica el peligro de enfermedades venéreas, según La Cierva.

De su vida en estos años en la capital aragonesa sabemos que, hasta su instalación en la vivienda de director de la Academia, vive el matrimonio Franco en la calle Costa y, con ellos, además de su hija Carmencita, los jóvenes cuñados -hermanos de su esposa Carmen Polo- Zita (que se hace novia del abogado Ramón Serrano Suñer y Felipe. A pesar de que el trabajo le absorbe mucho, y de su particular misantropía, Franco asiste con alguna frecuencia a reuniones y fiestas de la alta sociedad. La Cierva ha relatado su amistad con Francisco Urzaiz y Leonor Sala Buscar voz... -que años más tarde donarán las dos torres nuevas del Pilar-, con los condes de la Salceda (él Francisco Rivas y Jordán de Urriés) o el interventor de Hacienda, López Ondé. De vez en cuando cenan en «La Maravilla», van al teatro, al Pilar, o él con compañeros y amigos a cazar a los Monegros, cuando es temporada. Es decir, como cualquier otra familia de la alta burguesía zaragozana, en la que se encuentran perfectamente instalados, con bastante discreción. Las fotos del general las seguirá haciendo siempre su fotógrafo de entonces en la calle Alfonso: Jalón Ángel; y sus zapatos los encargará durante muchos años a un comercio de la calle de San Gil. El 8-V-1929, y adelantándose siete años a toda la España bajo su mando, Franco es homenajeado con una calle en el barrio del Arrabal, que premia así la importancia recibida por esa zona de Zaragoza con la nueva Academia Militar. No todo son rosas, sin embargo, pues parece que surgió cierta tensión entre Franco y el rector de la Universidad, Gregorio Rocasolano Buscar voz..., por los repetidos incidentes entre estudiantes y cadetes, que serán endémicos durante muchos años, sin alcanzar casi nunca verdadera importancia. Pero el general tiene sólido prestigio entre las más altas instancias y no pasan de ahí las cosas.

El año 1930, ya desaparecida la Dictadura, es de una gran actividad para Franco, ya en perfecto rodaje la Academia. El 5 de junio, Alfonso XIII Buscar voz... y el general Berenguer presiden la clausura; el 8 de octubre reciben la visita del príncipe de Asturias, D. Alfonso, y el 26 la del ministro de la Guerra de la República francesa, M. Maginot, quien, a propuesta de Pétain, le impone las insignias de comendador de la Legión de Honor por su actuación en Alhucemas, invitándole poco después a visitar la famosa academia militar de Saint Cyr, lo que hace el 30-XI, dentro de un curso para mandos superiores. Parece que el célebre creador de la línea de defensa que llevará su nombre quedó muy impresionado por el estilo y funcionamiento de la Academia zaragozana.

Cuando, la noche del 12 al 13 de diciembre, llegan noticias a Zaragoza de la sublevación de Jaca Buscar voz..., el general Franco se apresuró a ofrecer sus cadetes para ir a sofocar el intento; aunque por el momento no se le requirió en ese sentido, sacó sus fuerzas a la carretera para cortar, a la altura de Zuera Buscar voz..., la comunicación Huesca-Zaragoza ante una eventual avanzada de los sublevados. Cuando, en marzo de 1931, forme parte del consejo de guerra que juzga a los compañeros de los fusilados Galán Buscar voz... y García Hernández Buscar voz..., deciden colegiadamente la condena a muerte (que no llegará a cumplirse) del capitán Sediles, cinco cadenas perpetuas y otras varias, así como seis absoluciones.

Es conocida la situación de conflicto en que suceden los primeros días tras el 14 de abril de 1931, pues, a pesar de haberse proclamado la República Buscar voz... -hacia la que Franco nunca ocultó sus escasas simpatías-, hasta el día 20 ondea en la Academia la bandera bicolor, en espera de «recibir instrucciones por escrito del nuevo capitán general». El 26 de abril se anula la convocatoria de ingreso en la Academia, lo cual es recibido con alarma en la prensa zaragozana. Cuando, el 30 de junio, aparece el decreto de disolución del centro, sorprende a Franco y los cadetes en el campamento base de prácticas de Canfranc Buscar voz..., y aquél decide terminar el plan previsto. Sin embargo, el 14 de julio se clausura la Academia General Militar. En el acto de clausura, lleno de tensión, Franco, que lamenta la falta de bandera oficial y el «ocaso del anterior esplendoroso sol», pronuncia una alocución muy conocida en la que, entre otras cosas, dice: «¡Disciplina!... Nunca bien definida y comprendida. ¡Disciplina!... que no encierra mérito cuando la condición del mando nos es grata y llevadera. ¡Disciplina!... que reviste su verdadero valor cuando el pensamiento aconseja lo contrario de lo que se nos manda, cuando el corazón pugna por levantarse en íntima rebeldía o cuando la arbitrariedad o el error van unidos a la acción del mando. Ésta es la disciplina que os inculcamos. Ésta es la disciplina que practicamos. Éste es el ejemplo que ofrecemos... Sintamos hoy al despedirnos la satisfacción del deber cumplido». Permanece Franco hasta agosto a cargo de las instalaciones, que entrega oficialmente en agosto a la autoridad militar.

Termina así la etapa de vida del general en Zaragoza Buscar voz..., ciudad hacia la que mantendrá, como queda dicho, ciertas vinculaciones personales. Su historia personal, que algún tiempo después protagoniza una buena parte de la Historia de España, es bien conocida y no pertenece a este lugar. Recordemos únicamente su presencia en Aragón durante la guerra civil Buscar voz..., en las cercanías de Teruel Buscar voz..., en la batalla del Ebro Buscar voz..., para la que sitúa su cuartel general en Alcañiz Buscar voz...; y, tras su victoria, los frecuentes viajes a la capital aragonesa, alojándose en el monasterio de Cogullada Buscar voz...; visitando siempre el Pilar Buscar voz...; auspiciando, en una personal interpretación de los postulados de Joaquín Costa Buscar voz..., el progreso de los regadíos, la construcción de muchos pueblos de colonización Buscar voz..., la reconstrucción de Teruel y, sobre todo, la de Belchite Buscar voz..., cerca de las ruinas de la deshecha ciudad; y presidiendo diversos congresos religiosos Buscar voz... y actos políticos, desde el que en octubre de 1939 realiza en el templo mariano dirigido a toda la Hispanidad, con un famoso mensaje. Pero, aparte la anécdota personal, todo esto y otros aspectos, parece más conveniente estudiarlo en la etapa de nuestra historia contemporánea que, de acuerdo con la mayoría de los tratadistas, describimos como el franquismo Buscar voz....

• Bibliog.:
La Cierva, R. de: Franco, un siglo de España; Madrid, 1972-74, 2 vols.
Tuñón de Lara, M.: «Franco»; art. en la Gran Enciclopedia Gallega, fasc. 213, pp. 65-80 del tomo XIV; Vitoria, 1980.
Arrarás, J.: Franco; Burgos, 1938.

 

Monográficos

Aragón durante el franquismo

Aragón durante el franquismo

Un nuevo estado totalitario surge tras la fractura de la Guerra Civil. Conoce su evolución en Aragón.

La II República y la Guerra Civil en Aragón

La II República y la Guerra Civil en Aragón

Una década traumática que iba a marcar una profunda fractura en la sociedad aragonesa del siglo XX.

Imágenes de la voz

Maqueta para figura ecues...Maqueta para figura ecuestre de Fr...

Estatua ecuestre de Franc...Estatua ecuestre de Franco que est...

Retrato de Francisco Fran...Retrato de Francisco Franco

Franco en la Academia Gen...Franco en la Academia General Mili...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT