Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Franco, Antón, Francisco y Pedro

Contenido disponible: Texto GEA 2000

Escultores de Zaragoza que trabajaron con éxito en Aragón durante el siglo XVII, ganándose una reputación que ha trascendido hasta nuestros días, a pesar de que todavía hoy sus obras parecen muy heterogéneas y confusas, en parte debido a numerosas atribuciones falsas y a la desaparición de esculturas y retablos documentados. Actualmente, sus estilos están sin definir y su abundante obra, en definitiva, sin estudiar.

• Antón Franco (... 1617-1628...): Es el menos conocido de los tres, y posiblemente padre de Francisco. En 1617 ejecutó, junto a Juan Miguel Orliéns, el retablo de la cofradía de Nuestra Señora de los Ángeles para el convento de San Francisco de Zaragoza, publicado por G. Borrás (desaparecido).

• Francisco Franco (h. 1610 - Zaragoza, 1694): Es, sin duda, uno de los más importantes escultores y arquitectos de retablos de Aragón en el siglo XVII. Perteneció al gremio y tuvo su taller propio en la parroquia de San Pablo, y posteriormente en la de San Gil (calle del Coso). Intervino en el túmulo del príncipe Baltasar Carlos (1646) y en el de Felipe III (1665). Recientemente, González Hernández ha documentado como suyas las siguientes piezas: sepulcro con magnífica estatua de alabastro de D. José de Palafox para el convento de dominicas de Calatayud, 1648-49 (actualmente en el Museo de Arte Sacro); sepulcro de fray Juan Cebrián para la iglesia de las madres capuchinas de Zaragoza; y, por encargo del cabildo del Pilar, para el platero Cubeles los modelos de las esculturas de San Joaquín y la Virgen. Algo posterior es el busto de alabastro con cabeza romana de Augusto o Tiberio en el Museo Provincial de Zaragoza (1664) y, en la puerta antigua de la iglesia de San Gil, el relieve del Santísimo Sacramento, también de mérito pero obra más mediocre, quizá de taller. Documentado por Guadalupe Ferrández, sabemos que ejecutó el retablo del beato Salvador de Orta para el convento de trinitarios descalzos de Zaragoza, y casi con seguridad el de San Francisco Javier para la parroquial de Binéfar (H.), ambos de 1684 (desaparecidos).

Su obra más conocida es el baldaquino de la Asunción de la Virgen para la colegial de Daroca Buscar voz... (Z.), atribuida por Ponz a Francisco Franco (1682), lo que se ha venido aceptando tradicionalmente, a pesar de que el conjunto en sí, muy bello y efectista y de gran categoría, plantea problemas de evolución y estilísticos, con diferencias acusadas entre el «tradicional» adorno del dosel y la titular, absolutamente novedosa y sin precedentes en nuestra escultura barroca aragonesa, con su color marfileño y detalles dorados, con su gran peana sagrario que la soporta ingrávida como si ascendiese a los cielos esta figura de delicadeza clasicista con protuberancias y escorzos de ritmos barrocos.

Pedro Franco se con Brígida Miranda y tuvieron un hijo, Pedro, que murió el mismo año que su padre como consecuencia de la famosa peste del año 1694.

• Pedro Franco (Zaragoza, 1658 - id., 1694): Su prematura muerte ha contribuido a que su obra quede englobada en el taller paterno. Perteneció al gremio de carpinteros y escultores. Entre 1690 y 1692 se le pagaron 115 libras por las estatuas de la fachada de la iglesia de San Felipe de Zaragoza, de factura muy mediocre, y por otras obras menores. Comenzó el retablo mayor del Hospital de Nuestra Señora de Gracia de Zaragoza, pero a su muerte lo concluyó su compañero navarro Pedro Onofre Descoll. Casado con Pabla Bruna, tuvieron dos hijos: Tomasa y Raimundo. En su taller se formaron los escultores Domingo Tris y Jusepe Lostaló.

• Bibliog.: Torralba, F.: La iglesia colegial de Daroca; Zaragoza, Institución «Fernando el Católico», 1974. Esteban, J. F.: «Una aportación al arte provisional del barroco zaragozano: los capelardentes reales»; Francisco Abbad Ríos, a su memoria, Zaragoza, Fac. de Filosofía y Letras, 1973. Borrás, G.: «El escultor Juan Miguel Orliéns. Primera parte»; en S.° A. A., XXIX-XXX (1979). González Hernández, V.: «Adiciones al estudio del arte aragonés»; S. ° A. A., XXIX-XXX (1979). Ferrández, G.: Documentación artística zaragozana en los años 1682-84, según el Archivo Histórico Provincial de Zaragoza; Not. doc. ined.

 

Monográficos

La Edad Moderna en Aragón. El siglo XVII

La Edad Moderna en Aragón. El siglo XVII

Un siglo de crisis tras el que se extinguirá la independencia y la personalidad política e institucional aragonesa.

Imágenes de la voz

FRANCISCO FRANCO: DETALLE...FRANCISCO FRANCO: DETALLE DE LA ES...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT