Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Fotografía

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 17/12/2009

Dos años antes de que las Academias de Ciencias y Bellas Artes dieran en el Instituto de Francia el reconocimiento oficial de la Fotografía a J. M. Daguerre, en Zaragoza, y en 1837, José Ramos Zapetti conseguía con ayuda de una cámara oscura fijar sobre una lámina de cobre tratada unas imágenes obtenidas en su estudio de pintor, y por un procedimiento sorprendentemente similar al reconocido más tarde a Daguerre. El daguerrotipo, nombre con el que se denominaba la fotografía, se extiende rápidamente y la imagen del fotógrafo ambulante, provisto de su tienda de campaña -laboratorio improvisado-, es pronto habitual en el paisaje aragonés.

En Zaragoza, con anterioridad a 1856 y en la calle del Coso, número 33, se encontraba establecido con su galería fotográfica Mariano Júdez, que en ese año la traspasaría al fundador de «Foto Coyne», Anselmo María Coyne Buscar voz..., que con sus fotografías obtiene diversas medallas y menciones en la Exposición Aragonesa de 1868 Buscar voz....

Charles Clifford, inglés domiciliado en Madrid y fotógrafo de Isabel II Buscar voz..., a la que acompaña en su viaje por Aragón en 1860, obtiene con destino al libro titulado Voyages en Espagne diversas vistas de Zaragoza, destacando por su belleza las fotografías de «La Torre Nueva», «El patio de la Infanta», y «La fuente de Isabel II y Salón de Santa Engracia» (actual plaza de España y avda. de la Independencia).

En 1866 y en Zaragoza estaba establecido en la calle del Coso, esquina a la de la Soledad la galería fotográfica de Gascón, que fue el primero que retocó con pintura, para darles color, las fotografías tomadas en su estudio.

Según relata Santiago Ramón y Cajal Buscar voz..., hacia 1868 y en las ruinas de la iglesia de Santa Teresa montaron una galería fotográfica los primeros fotógrafos de Huesca, que con anterioridad a ese año recorrían ferias y fiestas practicando un poco improvisadamente el daguerrotipo; éste rápidamente se transformó en la fotografía al colodión húmedo, que debido a su mayor sensibilidad a la luz hacía abordable el retrato, y permitía sacar de una negativa cuantas copias se desearan en positivo. Muy poco después y en el número 28 del Coso Alto de Huesca se establecía con acreditada galería, hasta finales del siglo XIX, Félix Preciado, quien montaría una sucursal en Jaca.

Felipe Castañer, pariente del boticario de Híjar (T.), inaugura en esta localidad una galería fotográfica en los últimos años del siglo XIX. Excelente profesional que extendió su actividad por todo el Bajo Aragón hasta la década de 1930. También en Híjar surge la figura del fotógrafo aficionado en la persona del Dr. José Antonio Dosset Monzón Buscar voz..., nacido en 1857 y testigo con sus fotografías del acontecer de la comarca y de su ya famosa Semana Santa entre los años de 1880 y 1920.

En la segunda mitad del siglo XIX ve Zaragoza el nacimiento de numerosas galerías fotográficas. Junto a las de Mariano Júdez y Anselmo María Coyne, aparecen las de Sabaté, en Coso, 13; Constantino Gracia, en Coso esquina a Cerdán; M. Pescador, en Independencia, 30; Hortet y Molada en la calle de Ossaú, 9, y que luego pasaría a Méndez Núñez, 14, donde más tarde -hacia 1885- se establecería Enrique Beltrán, uno de los más afamados fotógrafos del fin de siglo. En el Mercado, frente a la fuente (Escuelas Pías, 63), abría en 1880 su nueva galería Bernardino Pardo. Ignacio Coyne, hijo y sucesor de Anselmo María, fotógrafo de SS.MM., montaría una nueva galería en la calle de San Miguel, 5, anunciando ya «retratos con luz eléctrica» y ganando numerosas medallas al mérito fotográfico, entre ellas la de Oro en la Exposición de Londres de 1902.

En Alfonso I, 38, la «Gran Fotografía Austríaca» se anuncia como miembro de la Sociedad Francesa de Fotografía, fotógrafo de SS.MM. y AA.RR. y de su S.S. León XIII.

L. Escolá Buscar voz..., profesor-maestro del Taller de Fotografía y Reproducciones Foto-químicas de la Escuela de Artes y Oficios de Zaragoza, es premiado con la medalla de Plata de la Exposición Aragonesa de 1885 Buscar voz...; abre su galería al público en el paseo de la Independencia, 26. También Joaquín Júdez montaría su galería por las mismas fechas en Alfonso I, 28.

Santiago Ramón y Cajal Buscar voz... -quien, desde su casual descubrimiento de la cámara oscura en su niñez, y en su juventud, pasada en Huesca y provincia, habíase aficionado a la fotografía- fue posiblemente el primero en fotografiar, hacia 1872, el Monasterio de Piedra. Ya con la carrera de Medicina terminada, y casado, dedicaría parte de su tiempo a la fabricación de placas fotográficas al gelatino-bromuro. En aquella época todo el material sensible era de importación, y las placas de Cajal pronto se acreditan por su excelente rapidez que permitía la fotografía instantánea. Fue pues, el ático de la vivienda de los Cajal la primera industria fotográfica española.

Lucien Briet Buscar voz..., francés enamorado del Pirineo oscense, fotografía entre 1889 y 1911 los pueblos y paisajes del Alto Aragón. Su archivo que supera las 900 fotografías, constituye el más impresionante documento de la forma de vida y del entorno de una sociedad desaparecida.

Según el modelo de las francesas e inglesas, se funda en Zaragoza la Sociedad Fotográfica Aragonesa Buscar voz..., con sede social en el ático del número 2 de la antigua calle de los Sitios. Aunque de efímera vida, en ella se reunieron aficionados como Jordán, Gastón, Cativiela y Francisco Samperio, quien al colgar años más tarde en el Salón de Londres su «Calle de Castellote» pasaría a ser una de las figuras de la fotografía aragonesa.

Eduardo Cativiela fotografía en los primeros años del siglo XX principalmente a los hombres y mujeres de Ansó (H.), que años después repetiría, siguiendo su ejemplo, el patriarca de la fotografía española Ortiz Echagüe para su libro Tipos y Trajes.

Hacia 1905 abre sus puertas en Zaragoza el establecimiento «Photos», primer comercio en el que aficionados y profesionales podían adquirir sus materiales fotográficos. Algo después abriría sus puertas «Rived y Chóliz». En «Photos» entraría como aprendiz a los once años Manuel Coyne, tercer miembro de la dinastía de «Foto Coyne», y que más tarde pasaría a ser ayudante de Lucas Cepero y posteriormente a regentar su propia firma.

Ignacio Coyne, que alterna el cine con la fotografía, edita una colección de postales con vistas de la Exposición Hispano-Francesa Buscar voz... de 1908, y uno de sus dependientes, Francisco Lasheras, se establece en Jaca (H.), donde empieza editando una colección de vistas del Pirineo y abriendo una galería fotográfica en la calle Mayor. En Huesca, en Coso Alto, 40, se encuentra a principio de siglo «La fotografía Artística de Motta», y más tarde abrirá su galería en el número 30 del mismo Coso, F. Oltra.

En Zaragoza, a las ya acreditadas galerías venía a sumarse la de Cortés y Antolín, que después de aprender fotografía en la Escuela de Artes y Oficios Buscar voz... y de ser ayudante de Escolá y Coyne, toman en traspaso la de Enrique Beltrán en Méndez Núñez, 14, en 1903, y publican en el Diario de Avisos Buscar voz... de Zaragoza las fotografías por ellos realizadas del Concurso de Belleza Infantil.

La figura más importante de la fotografía zaragozana en las primeras décadas del siglo XX fue Gustavo Freudental, con galería en Coso, 33, y después, en 1911, al inaugurar el Banco de Aragón su nuevo edificio, en el ático del mismo, una galería acristalada especialmente diseñada para él. Freudental realiza también en estos primeros años las fotografías que publicaba Heraldo de Aragón Buscar voz... de los personajes o visitantes ilustres de la ciudad, hasta que un joven estudiante de Medicina, Aurelio Grasa Sancho Buscar voz..., trae al Heraldo un nuevo concepto de la fotografía, el reportaje gráfico. Grasa saca su cámara a la calle y la noticia tiene ya un documento fotográfico del qué y cómo fue el suceso. Son imágenes vivas del acontecer ciudadano. Al terminar la carrera de Medicina, Aurelio Grasa seguirá practicando la fotografía como afición, pero el camino por él iniciado sería continuado por Lucas Cepero Buscar voz..., quien alcanza por vez primera a fotografiar Zaragoza desde una avioneta: el Ayuntamiento le concedería por ello la Medalla de la Ciudad. Cepero fallecería trágicamente en 1924. Miguel Marín Chivite Buscar voz... le sucede durante casi cincuenta años en el Heraldo de Aragón, y de su escuela son, podría decirse, todos los reporteros zaragozanos: Gerardo Sancho, Montañés, Mompel, Monge, Burgos. Barrera fue fotógrafo de La Voz de Aragón Buscar voz... hasta 1936, en que montó galería en la calle Azoque. Emilio Lozano, que entró como aprendiz de Palacios, fotógrafo de El Noticiero Buscar voz..., asciende a titular con la marcha del anterior a No-Do. Ángel Cortés fue el primer fotógrafo de Amanecer Buscar voz.... García Luna en Aragón Exprés Buscar voz... y Juan G. Misis en Heraldo de Aragón cubren con sus cámaras la información gráfica zaragozana.

En 1922 un grupo de aficionados zaragozanos funda la Sociedad Fotográfica de Zaragoza, veterana agrupación hoy domiciliada en la plaza de San Francisco, 18. Manuel Lorenzo Pardo, impulsor de la misma durante los primeros años, fue el creador del Salón Internacional de Fotografía de Zaragoza, hoy el más antiguo de España. El prestigioso Photography Year Book citaba pocos años después a la Fotográfica Zaragozana por la excelente participación de sus socios en la fotografía internacional. Hombres como Lorenzo Almarza, Gil Marraco Buscar voz..., Cativiela y Gracia, entre otros muchos, fotografían por afición principalmente el Pirineo oscense, sus pueblos y sus gentes. Luis Gómez Laguna, Aurelio Grasa, Mermanol Valenzuela y el doctor Fernando Yarza García preferirían las pistas de nieve de Candanchú como tema de sus fotografías.

Sucesores de aquellos fotógrafos ambulantes de los primeros tiempos son los «minuteros», que con sus cámaras de madera entregaban sus fotos «al minuto» en parques y jardines, en fiestas y ferias. En la plaza de Aragón de Zaragoza, hacia 1918 ejercía su actividad de «minutero» un fotógrafo conocido como «El abuelo». Al inaugurarse el parque del general Primo de Rivera suben los domingos con sus «minuteras» Catalán y Cordero. Más tarde la figura de Ángel Cordero será popular en los jardines de La Lonja, hasta su fallecimiento en 1978. Otros «minuteros» famosos fueron Miguel Ruiz «Miguelón», en Caspe (Z.), Huerta en Tarazona (Z.), y Silva en la plaza del Carbón de Zaragoza. El hijo de Cordero, Francisco, tuvo la exclusiva de La Lonja, y en Huesca es popular la imagen de Manolo con su «minutera».

Ángel Cortés, Muro, Yanguas, Skogler, Dücker, tienen sus galerías en Zaragoza en la década de los 20, pero el acontecimiento fue la llegada, procedentes de París, donde se habían especializado, de Manuel Coyne, continuador de la firma «Fotos Coyne», y de Ángel García de Jalón, «Jalón Ángel Buscar voz...», que inauguraba su galería en la calle de Alfonso I. Jalón Ángel ha sido durante casi cincuenta años el fotógrafo de galería más nombrada de Zaragoza y conocido en toda España. De él fue la foto oficial de Franco, y a él se debe la introducción de la fotografía en color profesionalmente. Hoy sus sucesores siguen manteniendo el prestigio de su nombre.

También en la década de los 20 se hace famoso Juan Mora Insa Buscar voz..., que aprendió fotografía en 1905 con Manuel Méndez León, propietario de «Photos»; más tarde, sobre 1910, va a París a perfeccionarse, y a su regreso a Zaragoza obtiene fama con una colección de fotos del Monasterio de Veruela. Juan Mora fotografió la mayor parte de los monumentos aragoneses con placas de cristal de 13x18 y 18x24. Su archivo fotográfico es una herencia que no se debe perder. En 1926 lo llevó Lorenzo Pardo Buscar voz... al departamento fotográfico de la Confederación Hidrográfica del Ebro Buscar voz.... Otro archivo fotográfico del mayor interés lo constituye el realizado de la provincia de Teruel por Segura.

Un retocador de Jalón Ángel, Peñarroya, se traslada a Jaca (H.) a trabajar como dependiente de Francisco Lasheras. Se casa con la hija de su patrón, continuando con la galería, que en la actualidad ya regenta el nieto.

César Gracia Jarke, aprendiz con Cepero en 1918, se estableció con el nombre de «Jarke», continuando posteriormente su hijo José Antonio con la galería fundada por su padre especializándose en fotografía industrial.

Las vistas de ciudades y pueblos, las «postales», de las que desde los primeros tiempos de la fotografía se habían venido realizando por fotógrafos aragoneses -Lasheras, Coyne, Mora-, ven en la década de los 50 su época de máximo esplendor, Ediciones Arribas, Montañés, Arbones, Sicilia, y principalmente Luis García Garabella (que había sido discípulo de Mora) realizarían hasta la llegada del color y de las exclusivas la casi totalidad de las postales de España.

Los aficionados siguen en su mayoría agrupados en torno a la Sociedad Fotográfica de Zaragoza. Serrano Sancho, Gómez Cortés, Martín Triep, Guillermo Fatás Buscar voz..., Rodríguez Aramendía, Talayero, Gota Pellejero Buscar voz... y otros son los conquistadores de premios en todos los concursos en que participan. A ellos se unen los especialistas de foto de montaña, que en los salones de «Peña Guara» de Huesca y en los jueves fotográficos de Montañeros de Aragón exponen y proyectan un archivo de miles de fotografías del paisaje aragonés, realizadas, entre otros muchos, por Serrano Vicéns, Almarza, Grasa, Izuzquiza, Tricas, Barbier, Arantegui, Santiago Montaner, Díaz, González Sicilia, Francisco Ramón y Miguel Vidal Cantos.

Las galerías fotográficas ven decrecer el número de sus clientes a pesar de la renovación que supuso, en cuanto al estilo de la «foto de estudio», la llegada de José Luis Pomarón Buscar voz... con un nuevo concepto del encuadre y su técnica de la solarización; de Guillermo Fatás, que aportó una visión nueva hacia un retrato más vivo, más espontáneo; y del «Studio Tempo», con el impacto revolucionario de su primera época con Pepe Rubio, Luis Grañena e Ignacio Aguas, continuado más tarde por Pedro Avellaned Buscar voz..., quien aportaría su personalísima forma de ver y de crear: corta y breve pero excelente e interesantísima su aportación al frente del mismo. Los hermanos Sánchez Millán continúan con ligeras variantes la línea de los que les precedieron. Ignacio Aguas se especializaría en fotos de niños y se establece por su cuenta creando un estilo que le identificará.

Las cámaras fotográficas con su avance técnico, por un lado, y por otro el despegue económico de los años 60 hacen que el álbum familiar se llene con las fotos obtenidas por los propios aficionados. Ello hace que los profesionales de estudio deriven hacia la fotografía industrial y publicitaria, y que otro tipo de fotógrafos aparezca: el reportero de actos sociales, que lleva al álbum familiar la imagen de bodas, bautizos y comuniones con un toque profesional. Miguel París, Arroyo, Silva y otros muchos son testigos con sus cámaras y sus flashes de todos los acontecimientos sociales. Hoy es muy raro no encontrar un reportero hasta en el pueblo más pequeño.

Miguel París ilustraría también con sus fotografías Crónicas del Pirineo de Huesca, y Silva presentaría en La Lonja zaragozana su exposición en color y gran formato de las autoridades y personalidades del momento. En Huesca el doctor Cardús, colaborador de Heraldo de Aragón, fotografía toda la provincia como ilustración a sus crónicas oscenses, que en sucesivos tomos aparecen recopiladas y publicadas con el título de Turismo Altoaragonés.

El gran reportaje surge, al igual que en otros países, sobre un tema determinado; bien ilustración de un libro, exposición pública o publicación individualizada. Zaragoza viva, Aragón, La pintura románica en Aragón, Aula Dei o El Alto Aragón, su naturaleza, son obras con fotografías de José Antonio Duce Buscar voz..., Luis Mínguez, Casas, Gracia, Jarke, Larrache, Cintora y Fernando Biarge.

Joaquín Gazo une a un riguroso sentido estético la visión del periodista. Especializado en grandes reportajes internacionales, destaca el realizado sobre «El mundo andino» y otro sobre «La URSS, 40 bajo cero». Pedro José Fatás, sucesor de su padre en «Studio Guillermo», dirige el departamento fotográfico de la G.E.A.

Víctor Monreal Buscar voz..., fallecido trágicamente en plena juventud, aportó una nueva visión de la imagen femenina y una especial utilización de los grandes angulares.

De 1970 a 1976, Joaquín Gil Marraco publica periódicamente en Heraldo de Aragón, bajo el título «El rostro del país», una recopilación de sus mejores fotografías de Aragón, principalmente de Jaca y su comarca.

Al celebrar sus bodas de oro la Sociedad Fotográfica de Zaragoza, en 1972, bajo la presidencia de José Antonio Duce, se publica el libro Cincuenta años de fotografía en Zaragoza, recopilación de la obra de los aficionados y profesionales de ayer y de hoy. Joaquín Alcón, Ferreres, Carnicer, Requejo, Albalá, Avellaned, Rebollo, Borao, Fondevila, Íñiguez, Marín, Aguas y Fatás, y posteriormente José Luis Mur, Polo, Pardo, Latorre, Duerto y finalmente Javier Bautista, con una especial visión de los pequeños detalles y de las grandes manchas de color, siempre la naturaleza, del más duro blanco y negro a un impresionista y armonioso tratamiento de la luz. La Sociedad Fotográfica conocerá uno de los momentos de máximo esplendor. Medallas en los cinco continentes; Víctor Orcástegui Buscar voz..., con «Labrando la viña», obtiene tres premios internacionales, y su obra aparece reproducida en numerosas publicaciones de todo el mundo. En Japón, obra de José Antonio Duce, Miguel Ángel Ansón, Monge, Bullón y Marisa Marín obtienen diversos premios. En Moscú, y dentro de tema obligado por Pravda, «El niño en el mundo», y en Polonia, con un portafolio titulado «La erótica del esperpento», nuevamente es premiado José Antonio Duce, que en encuesta realizada por la revista Flash-Foto aparece como uno de los veinticinco mejores fotógrafos españoles.

Rafael Gómez Buisán Buscar voz... y Gonzalo Bullón Buscar voz... realizan una fotografía muy personal que exponen periódicamente. Rafael Navarro lleva su obra de sala en sala, de país a país; sus cuidados portafolios se encuentran en los fondos de la Galería Spectrum. Julio Álvarez Sotos Buscar voz..., nacido en Monzón (H.), funda en Zaragoza la sucursal de la Galería Spectrum, donde únicamente se expone obra fotográfica. Antonio Gracia se especializa en fotografía médica, en lo que llega a ser un verdadero maestro.

No solamente las capitales aragonesas: también numerosos pueblos convocan anualmente concursos y exposiciones fotográficas. A la ya veterana exposición de la Institución «Fernando el Católico», hay que añadir las de Híjar (T.), Épila (Z.), Borja (Z.), Calatayud (Z.), Sabiñánigo (H.), Tarazona (Z.) y la más reciente de la villa de Alborge (Z.).

Jóvenes promociones empiezan a destacar en concursos sociales y regionales: los hermanos Domingo, Paco Solarnier, José Luis Delgado, Antonio Garrido, Fernando Forniés y el grupo Jarma ofrecen la inquietud de su temática y un buen hacer lleno de promesas.

A primeros de siglo, en 1904, empieza a publicarse en Zaragoza una revista de fotografía, Photos, donde aparece la mejor obra de Antolín, Biendicho, Cativiela, Danis, Lacasa y Méndez León. Más tarde el boletín de la Sociedad Fotográfica, en sus diversas etapas.

Los procedimientos de la fotografía en colores naturales sobre papel, de Albert Curchod, traducido por Jalón Ángel y publicado en Zaragoza, es el primer libro sobre el tema que se publica en España; y en 1960 se crea, bajo la dirección de Jalón Ángel, «La escuela de fotografía en color».

Tres autores aragoneses -Rafael Navarro Buscar voz..., Pedro López y José I. Galindo- junto a otros autores españoles publican en Spectrum Ediciones el libro titulado 10x7 = 72, y una recopilación de la obra fotográfica del doctor Grasa se publica en 1979 con motivo de la Exposición Antológica que presenta la Galería Costa en homenaje a su memoria.

José María Larrache en «Ánade» y Álvarez Sotos en «Spectrum» imparten cursillos de fotografía, creando nuevos grupos de afición. Emilio Amador dirige los cursos que imparte la Escuela de Artes Aplicadas.

Ya desde los años setenta la fotografía entra en las galerías de arte con derecho propio. Avellaned y Navarro, en la galería Prisma de Zaragoza, fueron los pioneros. Su ejemplo fue rápidamente seguido por la galería Atenas, y hoy es normal la continua exposición de obra fotográfica.

En 1979, con el título de «Imágenes actuales del arte en Aragón» se organiza una exposición itinerante por toda la geografía regional, con fotografías de Joaquín Alcón Buscar voz..., Julio Álvarez Sotos, Pedro Avellaned, Francisco Javier Bautista, Gonzalo Bullón, José Antonio Duce, Andrés Ferrer, Rafael Gómez Buisán Buscar voz..., Luis Grañena, Rafael Navarro y Alberto Sánchez Millán Buscar voz..., editándose un completo catálogo de la misma.

«Una historia de brujas», de José Antonio Duce, es presentada como aportación fotográfica al «I Congreso de Aragón de Etnología y Antropología»; se trata de una colección de fotografías en forma de libro gráfico.

En 1980 una insólita visión de la Zaragoza que fue se expone bajo el patrocinio del Colegio de Arquitectos con el título de «Zaragoza calle a calle». Las fotografías, de Gil Marraco, Bautista, Duce, Íñiguez y Víctor y José Luis Orcástegui, forman «la más y mejor comentada» exposición según el crítico de arte de Heraldo de Aragón.

En el capítulo de publicaciones, en 1983 la Institución «Fernando el Católico» publica el Diccionario antológico de artistas aragoneses, 1947-1978, con 39 voces realizadas por Alberto Sánchez Millán, siendo el primer libro que trata la fotografía aragonesa contemporánea de una forma abarcadora. Al año siguiente, en 1984, la Diputación Provincial de Zaragoza inicia Fotografía Aragonesa / 1, con exposición y catálogo sobre Ramón y Cajal, a la que seguirán Jalón Ángel, 1985, Los Coyne, 100 años de fotografía, 1988 y Joaquín Alcón, 1991. Con posteridad la Diputación Provincial publica Recuerdo de Roma (1848-1867), Fotografías de la colección Bernardino Montañés, 1997, J. Laurent y Cía en Aragón. Fotografías, 1861-1877, 1997, y Miguel y Gabriel Faci. Fotógrafos fundadores de la Real Sociedad Fotográfica de Zaragoza, 1999. En todo lo indicado destaca la tarea de Alfredo Romero Santamaría Buscar voz... como director del Palacio de Sástago de la Diputación Provincial de Zaragoza.

Las galerías zaragozanas exponen de una forma continuada la obra de fotógrafos aragoneses y muestras de otros autores nacionales e internacionales. Vanguardia y últimas tendencias presentaba en los meses de marzo y abril de 1983 en siete galerías de Zaragoza la obra de diez autores, entre ellos el zaragozano y siempre interesante Pedro Avellaned, y que sirvió, como se comentaba en el catálogo, para «confrontar las más recientes creaciones artísticas y aportaciones técnicas con las primeras experiencias de las vanguardias históricas».

También patrocinada por el Ayuntamiento de Zaragoza, en el palacio de la Lonja se ha expuesto con toda dignidad obra fotográfica, como la antológica del oscense Ricardo Compairé Buscar voz..., que ha sido el intento más serio realizado en años por recuperar, catalogar y exponer al público la obra de un fotógrafo aragonés, pionero de la fotografía en Europa y que une a su indiscutible valor antropológico el de una extraordinaria personalidad artística. El caso de Compairé no es único en Aragón, donde excelentes fotógrafos aficionados y profesionales esperan al historiador y al crítico que los redescubra y los recupere.

La diputación Provincial de Zaragoza tiene en estudio la creación de un Museo de Fotografía, mientras que desde 1986 la fotografía se incorpora al Premio Isabel de Portugal, como reconocimiento a su evidente creatividad.

Los infatigables Amigos del Serrablo, con sede en Sabiñánigo, unen a su anual concurso fotográfico la creación en el restaurado castillo de Larrés de un Museo de Fotografía y Dibujo de Aragón.

La crítica especializada de Ángel Azpeitia y Mercedes Marina o de Alfredo Romero se ocupan y orientan sobre las exposiciones fotográficas de Zaragoza.

José Antonio Duce es uno de los fotógrafos aragoneses con mayor proyección internacional. Ganador de los premios Valca 81, Televisión 82 y Negra 83, expone aquí y allá, en la sala de la Universidad y en la Photokina de Colonia. Publica No identificados, edición española de la internacional Unidentified, que constituye todo un hito dentro de las publicaciones fotográficas y una nueva aportación a la creatividad dentro del arte fotográfico. Y Zaragoza, una especial visión de la ciudad a través de la fotografía. Es, junto a Víctor Orcástegui, uno de los cinco autores españoles seleccionados para el Photocomunication, anuario fotográfico europeo, editado en Viena. Recopila y publica, con el patrocinio de la C.A.Z.A.R., Fotografía Aragonesa, libro que recopila la obra de los principales autores aragoneses en la década de los setenta.

Un portafolio fotográfico de Rafael Navarro aparece en el anuario fotográfico español Everfoto y parte de su conocida obra Dípticos es reproducida, en unión de la de otros autores nacionales, en un libro titulado Once fotógrafos españoles.

María Eugenia Sánchez de San Pío, joven promesa de la fotografía aragonesa, viene abriéndose camino desde principios de los 80. Su exposición sobre el Carnaval veneciano, presentada en Venecia en 1983, fue expuesta en Zaragoza con extraordinario éxito de público y crítica, y posteriormente, otra muestra, titulada El retrato y la danza, le confirmaron como a uno de los valores de nuestra fotografía.

Es, sin duda, la veterana Sociedad Fotográfica de Zaragoza la que aglutina a la afición fotográfica aragonesa. Bajo la presidencia de Carmelo Tartón, se celebra en 1983 el sesenta aniversario de su fundación, con un extenso programa de actos conmemorativos. Se funda la F.A.F.E. (Federación de Agrupaciones Fotográficas del Ebro) y se celebra en Zaragoza (30 de abril de 1983) una reunión preparatoria para la creación de la Federación Nacional de Sociedades Fotográficas, a la que asisten nutridas representaciones de toda España.

El Salón Internacional de Fotografía Artística de Zaragoza, el más antiguo de España, pasará a ser salón adherido a la F.I.A.F. (Federación Internacional de Arte Fotográfico) a partir de su 60 Salón, en reconocimiento a su categoría y veteranía. El boletín bimensual que publica la Fotográfica zaragozana, viene recopilando de una forma continuada la obra y la biografía de los principales autores de la fotografía aragonesa: Gil Marraco, Lorenzo Almarza, Serrano Sancho, García Garrabella, Eduardo Cativiela, Martín Triep, entre otros, e informa de la actualidad fotográfica aragonesa y nacional.

Los Orcástegui, padre e hijos, Muñoz, Íñiguez, Soria Bautista, Duerto, Manzano y Pilar García García, que aporta su femenina y muy interesante visión del retrato y la figura femenina, acaparan los primeros puestos del Salón Social y obtienen premios y trofeos en la concursística nacional.

A partir de 1989 el fotógrafo y galerista Julio Álvarez Sotos organiza y dirige el importantísimo Festival Internacional de Fotografía «Tarazona Foto», con talleres, seminarios y exposiciones, que pasará a denominarse «Tarazona Foto Buscar voz... Exposiciones», desde 1997, coincidiendo con José Matute Murillo como director. Por otra parte, el mismo Julio Álvarez Sotos organiza, a partir de abril de 1995, Huesca Imagen Buscar voz..., también de gran relevancia, de la que será comisario hasta el año 2000.

Comienza a conocerse el trabajo de fotógrafos como Pedro Avellaned, Rafael Navarro, Andrés Ferrer, Gonzalo Bullón, Rafael Gómez Buisán, Luis Grañena, Francisco Javier Bautista, Julio Álvarez, José Antonio Duce o los hermanos Sánchez Millán, algunos de ellos inspirados en la obra del veterano Joaquín Alcón. La década de los ochenta trajo otra generación: Enrique Carbó Buscar voz..., Ángel Carrera Buscar voz..., Antonio Ceruelo, Jacinto Esteban Buscar voz.... Jacinto Marún, Pedro Bericat y el malogrado Javier Inés, a los que hay que sumar el fotoperiodismo de Gervasio Sánchez, Rogelio Allepuz Buscar voz... (El Periódico de Aragón) y Carlos Moncín. La inauguración de la Galería Spectrum, en 1977, dirigida por el fotógrafo Julio Álvarez, animó con sus cursos de fotografía y sus selectas muestras, la incipiente vocación fotográfica de otros jóvenes además de iniciar un tímido coleccionismo fotográfico.

En el campo de la fotohistoria y la recuperación patrimonial, hay que señalar la compra de los archivos fotográficos de Juan Mora Insa (1887-1959) por el Gobierno de Aragón, y del de Ricardo Compairé (1893-1965), germen de la Fototeca de la Diputación Provincial de Huesca (integrada por varios miles de negativos, copias originales, tarjetas postales y copias de fotografías antiguas referidas a Huesca), formada por Fernando Biarge, destacado fotógrafo paisajista (su principal asunto es el Altoaragón); la Diputación Provincial de Zaragoza también ha comprado algunos fondos, así como ha continuado con su línea de exposiciones sobre fotografía.

En 1999 se inaugura en Zaragoza Sala Pro 40, especializada en exposiciones sobre fotografía, teniendo como director artístico al fotógrafo Rudolf Mooses. Mientras, el Colectivo Artymagen, fundado en 1987, celebra con una exposición, año 1998, sus diez años de fotografía en Zaragoza. Al año siguiente, en 1999, publica el número 16 de Visor, cuaderno de veinte páginas que recoge temas relacionados con la fotografía, el cine y el vídeo.

Capítulo aparte, por su importancia, es el 75 aniversario de la Real Sociedad Fotográfica de Zaragoza, fundada en 1922. La Diputación Provincial y la Real Sociedad Fotográfica de Zaragoza editan, en 1997, Historia de la Real Sociedad Fotográfica de Zaragoza, con textos de Alfredo Romero Santamaría y Carmelo Tartón Vinuesa. Así mismo, en 1998 la Diputación Provincial de Zaragoza edita Fotógrafos en Homenaje a la Real Sociedad Fotográfica de Zaragoza en su 75 aniversario, con texto de Alberto Sánchez Millán, y en enero de 1998 se inaugura una exposición en la Lonja de Zaragoza, titulada Celebración de la Mirada, 75 aniversario de la Real Sociedad Fotográfica de Zaragoza.

Una panorámica de la fotografía aragonesa, además de varios catálogos que se incluyen en la bibliografía, puede apreciarse en el mencionado Diccionario antológico de artistas aragoneses, 1947-1978, de 1983, así como en las siguientes publicaciones: Historia de la fotografía española, 1839-1986. Fotógrafos de Aragón, sin texto y publicado en 1991; Los fotógrafos aragoneses, publicado en 1999 y escrito por Carmelo Tartón Vinuesa; y La Fotogafía en Aragón, publicado en 1999 y escrito por Alfredo Romero Santamaría.

• Bibliog.:

Catálogos:
Barceló, Ignacio, Duce, José Antonio y Tartón, Carmelo: Fotografía Aragonesa. Una Visión de la década de los setenta; Zaragoza, 1982.
Bardavío, José María, Pérez-Lizano, Manuel y Romero, Alfredo: Joaquín Alcón. Fotografías; Fotografía Aragonesa / 4, Diputación de Zaragoza, Palacio de Sástago, del 23 de julio al 22 de septiembre de 1991.
Castro, Alfonso de, Foster, Julio E. y Gimeno, Joaquín: Goya. Fotografía 1746-1996; Consorcio Cultural Fuendetodos y Diputación de Zaragoza, Carpa Multiusos de Fuendetodos, 6 de abril-10 de mayo de 1996.
Duce, José Antonio y S.(ociedad) F.(otográfica) Z.(aragoza): 50 años de fotografía en Zaragoza; IberCaja, 1973.
Fuentes de Zía, Ángel: Imágenes-87. Fotógrafos aragoneses; Diputación General de Aragón, Departamento de Cultura y Educación, Zaragoza, 1987.
González-Cerecedo Marina, Isabel, Marina, Mercedes y Tartón Vinuesa, Carmelo: Fotografía Aragonesa en los 80; Exposición Homenaje a Mercedes Marina, Diputación General de Aragón y Sociedad Fotográfica de Zaragoza, Zaragoza, 1991.
Molinero, Antonio: 9 en los 90; Diputación General de Aragón, Departamento de Cultura y Educación, Zaragoza, 1990.
Romero Santamaría, Alfredo: Celebración de la Mirada. 75 Aniversario de la Real Sociedad Fotográfica de Zaragoza; Ayuntamiento de Zaragoza, La Lonja, 28 enero-1 marzo 1998.
Romero, Alfredo: Ramón y Cajal; Fotografía Aragonesa / 1, Diputación Provincial de Zaragoza, Palacio de Sástago, 1984.
Romero, Alfredo, Sánchez Millán, Alberto y Tartón, Carmelo: Los Coyne. 100 años de fotografía; Fotografía Aragonesa / 3, Diputación Provincial de Zaragoza, Palacio de Sástago, 1988.
Romero, Alfredo y Tartón, Carmelo: Jalón Ángel; Fotografía Aragonesa / 2, Diputación Provincial de Zaragoza, Palacio de Sástago, 1985.
Sánchez Millán, Alberto: Fotógrafos en Homenaje a la Real Sociedad Fotográfíca de Zaragoza en su 75 Aniversario; Diputación Provincial de Zaragoza, 1998.
VV. AA.: Miguel y Gabriel Faci. Fotógrafos Fundadores de la Real Sociedad Fotográfica de Zaragoza; Diputación Provincial de Zaragoza, 1999.

Libros:
Anónimo: Fotógrafos en Aragón; Diputación General de Aragón, Departamento de Presidencia y Relaciones Institucionales, 1991.
Romero Santamaría, Alfredo: La Fotografía en Aragón; iberCaja, Colección Boira, 43 Zaragoza, 1999.
Romero Santamaría, Alfredo y Tartón Vinuesa, Carmelo: Historia de la Real Sociedad Fotográfica de Zaragoza; Diputación Provincial de Zaragoza y Real Sociedad Fotográfica de Zaragoza, Zaragoza, 1997.
Tartón Vinuesa, Carmelo: Los fotógrafos aragoneses; Caja de Ahorros de la Inmaculada de Aragón, publicación núm. 80-17, Zaragoza, 1999.
VV. AA.: Diccionario antológico de artistas aragoneses 1947-1978; Institución «Fernando el Católico» (C.S.I.C.), publicación núm. 852, Zaragoza, 1983, voces para la fotografía de Alberto Sánchez Millán.
VV. AA.: Historia de la fotografía española, 1839-1986; Publicación de la Sociedad de Historia de la Fotografía Española, Actas del I Congreso de Historia de la Fotografía Española, Sevilla, mayo 1986.

 

Monográficos

Aragón en los inicios del siglo XX

Aragón en los inicios del siglo XX

La época de la Restauración desde el Desastre del 98 a la II República.

El fin del siglo XIX en Aragón

El fin del siglo XIX en Aragón

La burguesía toma el poder en los vaivenes políticos de una época en la que se inicia la industrialización y la lenta transformación agraria.

Santiago Ramón y Cajal

Santiago Ramón y Cajal

El reconocido investigador aragonés que revolucionó la medicina de su tiempo con la teoría neuronal.

Imágenes de la voz

"La jota" (Foto: José Antonio Duce)

"El mundo andino" (Foto: Joaquín G...

Primera fotografía de la ...Primera fotografía de la actual Pl...

"El tío Genaro, el aguador" Híjar....

Primera fotografía pintad...Primera fotografía pintada (Foto: ...

"Retrato de una niña" (Foto: Coyne...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT