Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Foces, San Miguel de

Contenido disponible: Texto GEA 2000

Iglesia del pueblo del antiguo señorío que allí hubo. Fue fundada en 1259 por Ximeno de Foces, quien la donó a los frailes hospitalarios de San Juan de Jerusalén, reservándose para sí y sus sucesores el patronato y el Hospital de San Miguel. El templo se levanta hoy en un despoblado a escasa distancia de Ibieca (H.).

Arquitectónicamente pertenece a un momento de transición del románico al gótico, detectándose con claridad elementos de ambos estilos. Su planta es de cruz latina, poco pronunciada, con tres capillas poligonales en la cabecera, de siete lados la central y de cinco las laterales. La nave única, de dos tramos, se cubre con cañón apuntado reforzado por un arco fajón que descansa en pilastras terminadas en ménsulas escalonadas; el resto con crucería sencilla cuyos nervios apean en columnas de capiteles todavía románicos, decorados con entrelazas y temas vegetales y animales estilizados. Los arranques de los plementos de la capilla mayor se hallan perforados por vanos circulares, indicio, según algún historiador, de la temprana influencia del gótico burgalés en tierras oscenses. La portada principal, bajo tejaroz, abierta en el muro meridional, pertenece al románico tardío, con arquivoltas semicirculares ricamente decoradas.

En el interior seis nichos de arcosolio ojival, situados lateralmente, fueron preparados para servir de panteón a la familia del fundador. De ellos únicamente se utilizaron los cuatro del crucero. La sencillez de los sepulcros pétreos contrasta eficazmente con la hermosa policromía de las pinturas murales con que se decoró esta zona del edificio. Son pinturas de notable valor -como ya hizo notar Carderera-, realizadas por un taller en el que cabe distinguir al menos dos manos diferentes, una más avanzada que otra, que corresponden al primer gótico de orientación francesa y acusado carácter lineal. El interés por ordenar las escenas en registros y su compartimentación espacial rigurosa, las acerca al mundo de la miniatura y de la vidriera, acentuándose este parecido por el empleo de una policromía brillante, a base de rojos azules y blancos, y por el acusado dibujo de los contornos en oscuro.

En el lateral derecho se localizan las tumbas de Ximeno y su hijo Atho de Foces. Los fondos presentan en ambos casos una ornamentación tripartita. En la primera aparece en la cumbre la Majestas Domini flanqueada por sendos ángeles turiferarios; en el centro el Crucificado acompañado de los apóstoles, y en la parte baja (que oculta el sepulcro) un paño fingido, dispuesto en pliegues abundantes. En el intradós del arco, a mano izquierda, un ángel, San Francisco de Asís y Santa Catalina de Alejandría con sus emblemas que los identifican. A mano derecha, otro ángel, San Juan Bautista explicando la doctrina a la multitud arrodillada y Santa Margarita. Figuras flexibles, de dibujo cuidado, que hay que atribuir al pintor más avanzado del taller.

En la segunda, figura en la cumbre el Calvario escoltado por ángeles turiferarios, y bajo la cruz una cartela inscrita: «Anno Domino M° CCC° II° die luna, XIII° Kalendas octubris, obiit nobilis Atho de Focibus, filius quondam nobilis Eximini de Focibus, qui hanc ecclesiam edificavit quorum animae requiescant in pace». En el centro, la representación de dos ángeles conduciendo al cielo el alma del difunto en figura de niño, y otros dos turiferarios en los extremos. Debajo, otra vez el paño simulado completa la decoración. En el intradós del arco se representan dos santos y dos ángeles.

En el lateral izquierdo se ha supuesto estuvieran enterrados don Ximeno y don Artal, miembros de la misma familia Foces, que vivieron en la primera mitad del siglo XIV. Las pinturas que decoraban sus tumbas se encuentran en bastante mal estado. Un pantocrátor con tetramorfos y una Coronación de María ocupaban los tímpanos. En los intradoses, figuras de santos, apóstoles y símbolos evangélicos, todo ello en un estilo lineal bastante avanzado.

Pero la ornamentación se continuó en la parte externa de los muros, con temas evangélicos, marianos y de vidas de santos, a los que un desdichado blanqueo posterior hizo perder parte de su valor. Aun con todo, el conjunto resulta uno de los más atractivos conservados en Aragón entre los de su estilo, merecedor de la declaración de monumento nacional, que obtuvo en 1916. Respecto a la cronología, hay que llevarla a la primera década del siglo XIV, tomando como punto de partida la fecha de 1302, año del fallecimiento de Atho de Foces, hijo del fundador, y posible promotor del programa pictórico que no vio terminado.

• Bibliog.: Carderera y Solano, V.: «Prólogo» a la edición de la Academia de San Fernando de los Discursos practicables del nobilísimo arte de la Pintura, de Jusepe Martínez; Madrid, 1886. Arco, R. del: «La pintura mural en Aragón»; Bol. Soc. E. E., XXXII, 1924. Post, Ch. R.: A History of Spanish Painting; Cambridge, Mass., 1930, vol. II. Arco, R. del: Nuevas pinturas murales en la iglesia de San Miguel de Foces; Madrid, 1932. Torres Balbás, L.: «Arquitectura gótica»; Ars Hispaniae, VII, Madrid, 1952. Camón Aznar, J.: «Pintura medieval española»; Summa Artis, XXI, 1966. Gudiol Ricart, J.: Pintura medieval en Aragón; Zaragoza, I.F.C., 1971. Canellas López, A. y San Vicente, A.: Aragón Roman; Zodiaque, 1971. Guitart Aparicio, C.: Arquitectura gótica en Aragón; Zaragoza, Librería General, 1979.

 

Imágenes de la voz

San Miguel de Foces...San Miguel de Foces

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT