Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Feria de Artesanía Aragonesa

Contenido disponible: Texto GEA 2000

El Estatuto de Autonomía de Aragón declara la artesanía Buscar voz... como competencia exclusiva de la Comunidad Autónoma. La Feria de Artesanía Aragonesa, organizada por la Consejería de Industria de la Diputación General de Aragón, nace para promocionar la actividad artesanal en sus tres vertientes fundamentales: tradición y cultura, diseño y comercialización.

La primera edición tuvo lugar a finales de 1984 con los siguientes objetivos: protección de la artesanía aún viva, divulgación de ésta (conocimiento y reconocimiento como algo propio) e investigación y estudio; en resumen recuperar la artesanía perdida y conocer la conservada. Con esta iniciativa se pretendía la protección de los oficios artesanos con la búsqueda de funcionalidades nuevas, así como la creación de nuevos mercados y el fomento de las enseñanzas y el aprendizaje.

Más de ochenta artesanos, predominantemente jóvenes y con representación mayoritaria de la provincia de Zaragoza (doce de Huesca y seis de Teruel), presentaron sus obras en el Pabellón Francés de la Feria de Muestras de la capital zaragozana, realizando demostraciones in situ. La Feria fue visitada por setenta mil personas y el volumen de ventas ascendió a seis millones de pesetas.

La segunda edición de la Feria congregó a doble número de artesanos. La tercera, en 1986, presentó algunas importantes novedades; el aspecto más destacable de esta edición fue la presentación del programa de empleo cooperativo del Departamento de Sanidad, Bienestar Social y Trabajo de la Diputación General de Aragón, basado en el redescubrimiento de actividades tradicionales de nuestras tierras. Participaron más de trescientas personas que realizaron demostraciones prácticas de los trabajos puestos en marcha. El grupo «Ekebo» efectuó construcción mudéjar con material elaborado por la Cooperativa de Cerámica y Vidriado de Cetina; «Germinal» realizó litografías de Goya con una imprenta de más de cien años de antigüedad que ha puesto de nuevo, en funcionamiento; «Topi», de Sobradiel, dedicado a la fabricación y recuperación de muñecas de porcelana; «Sanzu», de Zuera, confecciona trajes regionales, y el taller de madera de la Escuela del Valle de Gistaín.

Un mayor presupuesto y la mayor calidad de los participantes mejoró la organización de esta edición, que contó con unos cien mil visitantes. Por otro lado, los ciento veinte expositores representaban esta vez a siete comunidades autónomas, con lo que la Feria trascendía de nuestras fronteras regionales.

En sucesivas ediciones se mantiene el éxito, de manera que la décima fue visitada por unas 100.000 personas, mientras que para la duodécima, 1995, disminuye el público, participando 120 artesanos de los que 90 son aragoneses. Si ya en la anterior edición se concedía un premio, en la de 1995 se otorga el de Diseño y Pieza Única al artesano caspolino Luis Albiac, por un candelabro de forja. A través de Alberto Carasol Artieda, Presidente de la Asociación Profesional de Artesanos de Aragón, se calcula que en Aragón existen 400 talleres artesanales, 81 menos que en 1984.

Si en la XIII Feria, 1996, participaron 120 artesanos, en la XIV edición, 1997, el 60 % de los participantes son aragoneses y el resto mayoritariamente de Navarra, Vizcaya, Castilla, Madrid, Valencia, Galicia y Cataluña, así como un taller francés de grabado artesano. Destaca el puesto destinado al Proyecto de Recuperación de la Alfarería de Huesa del Común, junto con dos talleres de vidrio con la técnica Tiffani´s, dos de ceras policromadas, artesanía textil de León, un taller de piedra tallada de Murcia, perfumes artesanos y mobiliario de madera nunca expuesto hasta entonces.

La XV Feria, 1998, tiene como novedad el recinto dedicado al alabastro Buscar voz... aragonés, mientras que el centenar de talleres comprende artesanos de muchas comunidades españolas y de Francia, Bolivia, Brasil y Argentina. El premio, dotado con 400.000 pesetas, correspondió a Chicotén, instrumento musical aragonés elaborado por el Taller de Zaragoza La Charamella. El segundo premio recayó en la cerámica Lámparas, de Joaquín Vidal, y la mención especial en Tres momentos, de los caspolinos Luis Albiac y Maite Aldiz. En la XVI Feria, 1999, participaron 102 talleres, de los que 60 son aragoneses y el resto de una veintena de provincias españolas, así como de Brasil y Argentina. Visitada por unas 50.000 personas, número considerado como muy positivo, entre las novedades destacan las demostraciones de un taller de alabastro de Zaragoza, los ceramistas de Puente del Arzobispo (Toledo), y los productos del taller textil de Triste (Huesca).

 

Imágenes de la voz

...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT