Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Federación Universitaria Escolar (F.U.E.)

Contenido disponible: Texto GEA 2000

Se constituyó en 1927 frente a la política universitaria de la Dictadura. Integrada por las Asociaciones de Estudiantes de Facultades e Institutos de Enseñanza Media, estaba federada en la Unión Federal de Estudiantes Hispanos (UFEH). Cada asociación tenía su junta y enviaba dos representantes a la Cámara Federal de la F.U.E. regional.

El primer presidente de la F.U.E. aragonesa fue M. Suárez Perdiguero. Era apoyada, a título de «socios protectores», por los catedráticos, entre los cuales Pi y Suñer, Sánchez Guisande, José Estella, Jiménez de Asúa, José María Muniesa -que se aglutinaron en 1931 en torno a José Gaos-, significaban, como Francisco Cebrián en Enseñanza Media, la renovación.

Función de la F.U.E. era canalizar la representación de todos los estudiantes, y en sus estatutos se declara aconfesional y apolítica. La República concedió a la F.U.E. participación en la elección de autoridades académicas y se establecieron delegaciones de estudiantes en claustros y juntas. La F.U.E. aragonesa, cuyo presidente entonces era Álvaro Casajús, tenía mayor actividad en Industriales y en Medicina, siendo Vicente Peg el presidente de esta asociación. Otros nombres representativos de diversas Facultades eran los hermanos Florén, Malaquías Gil, Mariano Lardiés, Rogelio Martínez.

Con el objetivo fundamental de la reforma del profesorado, cada asociación elaboró un informe detallado de cada profesor; en noviembre de 1932 las asociaciones de Magisterio de Madrid y Zaragoza llevaron a cabo una huelga por la renovación del profesorado de las Escuelas Normales. A causa del retraso de la reforma de enseñanzas universitarias, la U.F.E.H., convocó en marzo de 1933 una huelga, a última hora desconvocada ante el compromiso del ministro, Fernando de los Ríos, quien, unos días más tarde, presentó en las Cortes el importante proyecto de Ley de Bases de Reforma Universitaria. En diciembre de 1932 la Asociación de Estudiantes de Filosofía y Letras de Zaragoza organizó la Universidad Popular, con horario nocturno, para obreros y empleados, nombrando presidente del comité rector a Luis Corti, secretario de la Cámara Federal de la F.U.E. aragonesa.

En marzo de 1934 se aprobaron los estatutos del S.E.U., que afirmaban: «Nuestro objetivo es la destrucción de la F.U.E.»; y la Asociación de Estudiantes Católicos se proponía «terminar con el monopolio escolar ejercido por la F.U.E.»; la cual empezaba a dividirse internamente por la oposición entre los diversos grupos políticos a que pertenecían sus miembros. A partir de entonces el movimiento estudiantil fue una constante lucha de banderías.

En Zaragoza se producían colisiones cada vez más importantes con motivo de la venta del periódico F.U.E., hasta que el 18-I-1934 fue gravemente herido M. R. Baselga, de ideología fascista, por un miembro de la F.A.I. Como protesta contra el atentado, se inició una huelga y el rectorado de la Universidad suspendió la F.U.E. en el distrito y clausuró sus locales; contra esta resolución, la U.F.E.H. declaró una huelga de 48 horas en todos los centros docentes de España; la repercusión del conflicto provocó serios enfrentamientos entre estudiantes solidarizados con la F.U.E. de Zaragoza y contrarios a ella en Valencia, Sevilla y Madrid, registrándose asaltos, destrozos, disparos y heridos en los locales de la F.U.E.. El 25 de enero se levantó la clausura de los centros de Zaragoza y de los locales de la F.U.E., y se le reconoció la representación que había ostentado hasta entonces, por lo que dimitió el rector de Zaragoza, Paulino Savirón, y los estudiantes contrarios a la F.U.E. anunciaron huelga hasta que aquélla no perdiese su carácter oficial.

Ante los hechos violentos ocurridos en Madrid a lo largo del curso 1933-34 (asesinato de Matías Montero, antiguo miembro de la F.U.E. y después redactor de los estatutos del SEU y de Luis Arroyo, de trece años, afiliado a la F.U.E.), el gobierno, de derechas, declaró nula y sin efecto cualquier representación de los estudiantes, clausurándose en toda España los locales de la F.U.E. y de la U.F.E.H. y derogándose cuantas órdenes ministeriales se referían a ellas. La F.U.E., que deseaba mantener una actitud pacificadora y normalizar las actividades académicas, se vio desbordada por huelgas incontroladas, graves destrozos, invasiones por individuos extrauniversitarios armados. El caos se apoderó de la vida universitaria.

La primavera de 1936, con motivo de una manifestación de estudiantes falangistas en la plaza de la Magdalena de Zaragoza, a la que se oponían obreros de la F.A.I., resultó muerto el oficial que mandaba la fuerza pública. Habían triunfado quienes pretendían la destrucción de la F.U.E. y de la representación estudiantil. El 19-VII-1936 la policía se llevó la actas de la F.U.E. aragonesa.

• Bibliog.: Pérez Galán, Mariano: La Enseñanza en la Segunda República Española; Edicusa, Madrid, 1975. Castro y Calvo, José M.ª: Mi gente y mi tiempo; Zaragoza, 1968.

 

Monográficos

La II República y la Guerra Civil en Aragón

La II República y la Guerra Civil en Aragón

Una década traumática que iba a marcar una profunda fractura en la sociedad aragonesa del siglo XX.

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT