Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Farmacia

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 07/05/2010

La ciencia y arte del medicamento tuvo en Aragón, durante varios siglos, claras influencias árabes que todavía eran patentes en las Concordias Buscar voz.... Estas y otras particularidades, como la especificación en los Estatutos de la ciudad de Zaragoza Buscar voz..., a principios del siglo XVII, del modus operandi para la preparación de algunos medicamentos, se conservaron en cierta medida mientras los conocimientos profesionales se transmitieron del boticario Buscar voz... a sus ayudantes y futuros colegas sin necesidad de salir de Aragón y la legislación farmacéutica se mantuvo distinta en cada reino hispánico. En el siglo XVII los farmacéuticos aragoneses pedían un plan de estudios oficial pero se crearon en el siglo XIX las facultades de Farmacia españolas y ninguna de ellas fue establecida en Aragón; los futuros profesionales tuvieron que desplazarse para obtener su título, preferentemente a Madrid o Barcelona.

Si en las antiguas boticas Buscar voz... aragonesas podían encontrarse rasgos peculiares que de alguna manera las diferenciaron de las del resto de España, estas diferencias no existen en las modernas oficinas de farmacia. En distintas ocasiones se ha solicitado por parte de entidades aragonesas el emplazamiento de una Facultad de Farmacia en Aragón. El plan de estudios más completo que ha existido en las Facultades de Farmacia españolas -la aragonesa sigue sin existir- fue impulsado por José María Albareda Buscar voz.... La farmacia homeopática no tuvo gran arraigo en Aragón a pesar de la presencia de Cesáreo Martín Somolinos en la Exposición Aragonesa de 1868 Buscar voz... y del premio obtenido por su Diluidor homeopático; Somolinos, uno de los primeros farmacéuticos homeópatas de España, se anunció frecuentemente en la prensa zaragozana y servía sus preparados por correo. La farmacia del Hospital de Nuestra Señora de Gracia Buscar voz... ha sido durante siglos la más prestigiosa de las de su género en Aragón; tradicionalmente se cultivaron en sus jardines anejos diversas especies de plantas medicinales cuyos excedentes se vendían al por mayor y en ella trabajaron buena parte de los farmacéuticos mejor preparados en las distintas épocas de su larga historia: Pascual Uriel, Novella Buscar voz..., Andrea, Navas de Carrera Buscar voz..., Lucas de Amburcea, Luis Narbona Buscar voz..., Górriz Buscar voz..., Rafael Berbiela, Corralé, Segura, Oca, etc. Los auxiliares de la farmacia del Hospital, Tomás Bazán y Miguel Borruel con el farmacéutico Jacinto Sariñena, llevaron a cabo, en 1885, experimentos de sofronización con fines terapéuticos que permitieron al primero, más tarde farmacéutico de la Beneficencia en Maracaibo (Venezuela), iniciar tratamientos sobre leprosos utilizando el poder terapéutico de la mente humana.

Los antiguos libros aragoneses de Farmacia ocupan un lugar destacado dentro de la literatura universal del medicamento; las Concordias, las obras de Martínez de Leache Buscar voz..., Assín Buscar voz..., Montañana Buscar voz... y la Enciclopedia Farmacéutica, primer libro español de este tipo, son ejemplos significativos. La Enciclopedia Farmacéutica, denominación que ya le asignó Assín en la aprobación, es un bello ejemplar impreso en Zaragoza por Gaspar Tomás Martínez Buscar voz... en 1698, que recoge las obras más importantes de la Farmacia española del siglo XVII -en el mismo año Manuel Román Buscar voz... imprimía por separado el Tyrocinio Pharmacopeo de Jerónimo de la Fuente Piérola- junto con la fórmula del «jarabe mercurial solutivo», medicamento muy utilizado en la época, y las tarifas para el reino de Aragón y ciudad de Zaragoza; las mencionadas obras son: la Officina Medicamentorum, farmacopea Buscar voz... del colegio valenciano, el Examen de Boticarios de fray Estevan Villa y la Theoria Pharmaceutica de Vélez de Arciniega.

• Farmacia Militar: No presenta en Aragón características que la diferencien y permitan compararla con la del resto de España. Entre los farmacéuticos militares aragoneses han destacado José Úbeda Corral Buscar voz..., considerado por Roldán como una de las glorias del Cuerpo de Farmacia Militar; Gabriel Romero Landa Buscar voz..., autor de más de un centenar de publicaciones en las que elogió frecuentemente la labor de los científicos aragoneses de la época; Hermenegildo Aguaviva Tegedor, creador de una de las primeras fábricas aragonesas de bebidas refrescantes; Benjamin Úbeda Sánchez, etc. Ocuparon destinos en Aragón algunos farmacéuticos militares ilustres como Gregorio Olea Córdova, quien publicó en Zaragoza diversas obras de carácter científico; Ladislao Nieto Camino, socio activo de la Sociedad Aragonesa de Ciencias Naturales Buscar voz...; Adolfo González Rodríguez, miembro del Colegio de Farmacéuticos Buscar voz... de Zaragoza, en cuyo Boletín publicó una interesante serie de trabajos químico-farmacéuticos; Modesto Marquínez Isasi Buscar voz..., nombrado después de la última guerra civil Buscar voz...presidente de la corporación farmacéutica zaragozana; Francisco Angulo Suero, y otros que en las últimas décadas simultanearon frecuentemente sus actividades castrenses con el ejercicio civil de la farmacia. El Colegio Militar Carlista de Cantavieja fue dirigido por el farmacéutico zaragozano Joaquín Lacambra Murillo.

 

Imágenes de la voz

Tarro de farmacia (Teruel...Tarro de farmacia (Teruel S. XVIII)

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT