Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Educación y Descanso, Obra Sindical

Contenido disponible: Texto GEA 2000

La primera referencia a la creación de instituciones para aprovechar el tiempo libre, la encontramos en la Declaración II del Fuero del Trabajo. En la Declaración XIII se encomienda esta tarea a los Sindicatos. Para plasmar estas declaraciones en realidades, la Organización Sindical crea en su seno la Obra Nacional «Alegría y Descanso», en el mes de diciembre de 1939. Poco tiempo después cambiaría su denominación por la de Obra Sindical «Educación y Descanso». En el punto XII de la Ley de Principios del Movimiento Nacional se consolida y ratifica toda la actuación de la Organización Sindical en este campo: «El Estado procurará por todos los medios a su alcance perfeccionar la salud física y moral de los españoles y asegurarles las más dignas condiciones de trabajo».

En 1946, el Estatuto de la Función Asistencial vigorizará la actuación de Educación y Descanso. El perfeccionamiento de sus tareas llegará con el establecimiento de Consejos Asesores y Patronatos. La Ley Sindical vino a actualizar y potenciar su estructura y funciones. El Congreso Sindical de 1973 señala las acciones a realizar, referidas a las condiciones de trabajo y vida de los trabajadores.

La Obra contaba con la siguiente estructura: Deportes, Extensión Cultural, Turismo Social, Promoción y Orientación y Programación e Inversiones, además de poseer una red de residencias y ciudades residenciales.

• Educación y Descanso en Aragón. Al igual que en el resto de las provincias y regiones españolas, E. y D. tuvo en Aragón sus peculiaridades propias. Fue quizás el deporte una de las actividades de mayor inversión y participación. En 1972 se destinaban, para Zaragoza, 107,2 millones de pesetas, para mejorar su Parque Sindical Deportivo, y 30 millones para la construcción de un albergue de montaña, en Huesca. En Teruel, el complejo deportivo de la Obra (campo de fútbol, frontón, pistas de atletismo, pista polideportiva), sufrió constantes mejoras, la última de las cuales fue la piscina climatizada, aneja a las instalaciones generales.

Los campeonatos y concursos de todo tipo tenían su exponente de forma anual, en las demostraciones del 1 de mayo, en donde, junto con las peculiares intervenciones gimnásticas y folclóricas, se celebraba la entrega de premios a los vencedores de los distintos concursos celebrados.

—Extensión cultural: Las agrupaciones artísticas fueron fomentadas: coros, bandas de música, orquestas, rondallas, teatro, danza y ballet, gozaron de merecido prestigio. Se crearon agrupaciones folclóricas para recoger las canciones y danzas más tradicionales, suprimiendo de ellas toda mixtificación que pudiera adulterarlas. A través de la música popular, se fomentó la comprensión y el entendimiento entre los países apartados por ideologías diferentes. En Aragón se creó la Agrupación de Danzas de E. y D. de Huesca, que obtuvo un sonado triunfo en Peruggia (Italia); la Agrupación Folclórica «Alma Literana», de Tamarite de Litera, en Huesca; el grupo de Danzas de Teruel, con rondalla, que paseó en triunfo importantes escenarios nacionales y extranjeros; el grupo de Danzas de Andorra (T.); la Agrupación de Coros y Danzas de Zaragoza, los Danzantes de Remolinos, la Agrupación de Danzas del Sindicato de la Madera y Corcho y el Orfeón Zaragozano. Nombres como Mariano Forns, Encarna Pastor, Francisco Camín y otros, figuran al frente de estas agrupaciones.

—Arte: Merecen especial mención las agrupaciones teatrales, los concursos literarios, fotográficos, la creación de grupos de cineclub. El departamento de Turismo social ha permitido a los trabajadores aragoneses recorrer España y visitar el extranjero. Los Grupos de Empresa dirigieron la afición de los trabajadores hacia multitud de actividades artísticas, y los Hogares del Productor fueron centro de reuniones laborales y culturales.

—Residencias: Una destacada labor social de la Obra Sindical «Educación y Descanso» fueron las residencias de verano. En Aragón el centro más importante fue la residencia «Padre Polanco», en Orihuela del Tremedal, inaugurada por Franco en 1953. En sus años de funcionamiento, ha acogido a más de 30.000 personas. Fue adaptada para las temporadas de invierno, con calefacción central. Su capacidad de alojamiento es de 237 plazas. Huesca tuvo su camping «San Jorge», y Zaragoza canalizó esta actividad hacia las playas de Salou y colindantes, dentro de su faceta de turismo social.

—Bibliotecas: El fomento de la cultura a través del libro, tuvo importante actividad. Se crearon bibliotecas en las tres provincias, con sede principalmente en los Hogares del Productor, a las que los trabajadores podían acceder, tanto en el servicio de la lectura, como en el de préstamo de libros. Paralelamente se desarrollaron cursos de formación, para la obtención del título de Graduado Escolar.

Las agrupaciones aragonesas de cualquier tipo han tomado parte en certámenes nacionales e internacionales, así como en las magnas demostraciones sindicales del 1.° de Mayo, celebradas en el estadio Bernabéu de Madrid, para conmemorar la fiesta de San José Artesano, iniciadas en 1958 con la celebración de los I Juegos Deportivos Sindicales.

 

Monográficos

Aragón durante el franquismo

Aragón durante el franquismo

Un nuevo estado totalitario surge tras la fractura de la Guerra Civil. Conoce su evolución en Aragón.

Imágenes de la voz

IRENE G. IZARBEZ FIGURA D...IRENE G. IZARBEZ FIGURA DEL CUADRO...

PISCINAS DEL PARQUE SINDI...PISCINAS DEL PARQUE SINDICAL DE ED...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT