Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Educación, Historia de la

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 02/09/2010

Estudiamos aquí las doctrinas y los métodos que afectan a la realización de la práctica educativa y las instituciones docentes que la humanidad ha creado en las distintas épocas del devenir histórico. Con respecto a la pedagogía aragonesa, siguiendo los escalones de su historia política haremos especial énfasis en las instituciones educativas características de las épocas de mayor esplendor cultural, y nos permitimos iniciar nuestra exposición a partir del período romano.

La historia de España es una página más de la historia romana. No podemos pensar en unas instituciones diferentes a las del resto del Imperio, y sí suponemos que su influencia se dejó sentir más profundamente en Aragón debido a que Caesaraugusta Buscar voz... fue un foco importantísimo en la romanización Buscar voz.... El emperador Augusto Buscar voz... dotó enseguida a las ciudades de numerosas escuelas públicas, semejantes en métodos, grados y organización escolar a las existentes en la capital del Imperio. Los maestros podían ser oficiales (pagados por el Estado) o privados. Los particulares eran esclavos libertos, hombres con cierto nivel cultural (pedagogos) que se encargaban de los hijos de las familias pudientes. En principio el paterfamilias asume toda la responsabilidad educativa de los hijos. Permanecen con la madre hasta los siete años, y a esta edad las niñas aprenden los trabajos domésticos bajo el cuidado materno y los niños participan en la vida ciudadana Buscar voz... al lado del padre: con él asisten al foro Buscar voz..., al templo Buscar voz... y a las faenas del agro; así se formaban en las virtudes cívicas, respeto a los dioses y a la patria. Aprendían rudimentos de Derecho, Lectura, Escritura y Cálculo.

En la época clásica existen tres tipos de escuela: las escuelas del Ludimagister o Litterator, que sustituye al paterfamilias; impartían una especie de Primera Enseñanza y asistían los niños de 7 a 13 años acompañados por el pedagogo que les llevaba las tablillas enceradas para escribir. La lectura y escritura se enseñaban por el método alfabético y se dividía a los escolares en los grados de abecedarii, silabarii y nominarii. En escritura se podía aplicar el método de guiar la mano o el grabar las letras en la tabla encerada y que el niño siguiera el surco con el estilete. En cuanto al cálculo se utilizaba la mímica digital y abarcaba hasta las fracciones. Hubo maestros especiales llamados por ello calculatores. Otro tipo lo constituían las escuelas del Grammaticus, para niños de 13 a 18 años, donde aprendían a comentar autores griegos y romanos. La escuela del Rhetor, por último, donde aprenderán la elocuencia, ejercitándose en el arte del discurso. Los estudios de las profesiones liberales eran: Filosofía, Jurisprudencia, Medicina, y Arquitectura.

Como resultado, de las luchas civiles Buscar voz..., Quinto Sertorio Buscar voz... se refugió en España huyendo de Sila. Fue gran político e intentó influir en las costumbres del país vencido proporcionándoles medios para adquirir la lengua, las leyes y la ciencia romana. Por esta razón funda en Osca Buscar voz... (Huesca) un gimnasio donde se formaban los hijos de las familias principales en la literatura griega y latina, a cargo de profesores especializados que mandó traer desde Roma. Con su muerte la «universidad» empezó a languidecer, pero aún subsistió hasta la caída del Imperio.

Poco sabemos sobre la pedagogía del Cristianismo Buscar voz.... En cuanto al período visigodo Buscar voz..., en un principio las escuelas fundadas por Augusto debieron de continuar dirigidas por el clero. La Iglesia Buscar voz... será la gran maestra de la población hispanogoda, y a través de sus sedes episcopales impartirá la cultura, la educación y la formación religiosa. Los focos aragoneses están ubicados en Tarazona, Huesca y Zaragoza. El obispo Tajón Buscar voz... trajo de Roma las obras de San Gregorio y sobre ellas hacía sapientes comentarios (es de suponer que los compartiera con sus discípulos). Escribió una obra didáctica, el Sentenciarum, donde propone un método fácil para la enseñanza de la Teología. San Braulio Buscar voz..., también obispo, especialmente importante para la pedagogía por su colaboración en las Etimologías (a la muerte de San Isidoro Buscar voz...), magna obra cultural didáctica y pedagógica de la época, texto de después en los monasterios y universidades europeas.

La pedagogía medieval aragonesa abarca la pedagogía árabe, judía y cristiana. Los árabes, conforme avanzaba la conquista, instalaban escuelas, bibliotecas y academias para formar a su juventud. La enseñanza primaria comprendía lectura, escritura y rezo del Corán Buscar voz..., gramática, poesía y composición epistolar. Su didáctica era rutinaria, prevaleciendo el memorismo, aunque practicaban ya el método de lectura y escritura simultáneos. La lectura y escritura fue patrimonio de todos los árabes aragoneses. La enseñanza superior no estaba rigurosamente planificada: cada maestro tenía autoridad plena. Solía leerse un trozo, comentaban, discutían y al final preguntaban. Los textos trataban sobre el Corán, Gramática, Medicina, Filosofía, Literatura y Jurisprudencia. La mujer recibía la enseñanza primaria y algunas llegaron a ser muy doctas en Medicina y Literatura. Se tenía al maestro en un gran aprecio y se cuidaban mucho de tener buenas madrasas y aljamas Buscar voz.... Hasta fines del X no hubo escuelas dirigidas y pagadas por el Estado, y éstas se destinaban principalmente a los hijos de los pobres. Los árabes aragoneses buscaban los mejores maestros para sus hijos. Zaragoza, a la caída del Califato, alcanzó su máximo esplendor: se multiplicaron las escuelas, y en las Academias se cultivaron todas las ciencias de la naturaleza, Filosofía, Derecho, Geografía y Álgebra.

Los núcleos mozárabes Buscar voz... de Aragón fueron muchos e importantes; los hubo en Zaragoza -donde mantuvieron para su culto cristiano las iglesias de Santa María y las Santas Masas-, Huesca y Mallén. Conocemos las obras de Ramiro Ibn Lope, mozárabe de la Sotonera oscense (1061). Pedro de Almería, mozárabe al servicio del rey Sancho Ramírez Buscar voz... que fue canónigo de Huesca y monje en Sasabe Buscar voz.... Ellos tenderán un puente entre la cultura árabe y la hispanogoda. También los mudéjares Buscar voz... han dejado profundas huellas en Teruel y en zonas colindantes a los ríos Ebro, Huerva, Jalón, Huecha y Queiles.

Los judíos Buscar voz... se distinguieron por el dominio de la Medicina y de la Literatura. Junto a las sinagogas Buscar voz... establecían sus escuelas públicas. Existe un ordenamiento publicado por los procuradores de las aljamas hebreas que se aplicó a los Estados de Castilla y Aragón. En su cap. I trata extensamente del mantenimiento de los maestros, número de alumnos (sólo quince por maestro), asignaturas, métodos, disciplina... Fueron muy importantes las juderías Buscar voz... de Huesca, Teruel, Zaragoza, Tarazona, Épila, Ejea y Calatayud. De sus escuelas salieron grandes hombres como Pedro Alfonso de Huesca, primero que introduce los apólogos orientales. El ambiente cultural de los judíos aragoneses fue muy alto, como lo demuestran sus bibliotecas particulares, su fama científica y el mantenimiento en Híjar de una imprenta hebrea.

La pedagogía monacal Buscar voz..., integrada por el Trivium y el Quadrivium, añadía la especial formación religiosa propia de los que un día serían ministros de la Iglesia: música, canto, teología. El método didáctico consistía en la lectio, seguida de exégesis y comentario. En Aragón ya existía en el siglo VI el monasterio de Asán Buscar voz..., en el siglo VII el de Alaón Buscar voz.... Los monasterios mayores se agrupaban bajo la dependencia del de San Juan de la Peña Buscar voz... y San Victorián Buscar voz... (Obarra Buscar voz..., Alaón, Montearagón Buscar voz...). La figura cumbre fue Paterno, abad de San Juan de la Peña. Tenían escuelas para niños, y para novicios, grado elemental y superior, disponen de grandes bibliotecas, atienden la educación de príncipes y promocionan con nuevos métodos las zonas agrícolas de su entorno. En la crónica pinatense Buscar voz... encontramos abundantes datos referentes a la organización y métodos de las escuelas de niños. Los reyes Alfonso I Buscar voz... el Batallador y Ramiro I Buscar voz... aprendieron las primeras letras y el arte de la Gramática en el monasterio de San Juan de la Peña. Las escuelas de niños constituían a veces la escolanía del cenobio, lo que demuestra que recibían formación musical. Existen escolanías Buscar voz... en Huesca (San Pedro el Viejo), en La Seo de Zaragoza; en 1130 se concede escolanía a la catedral de Daroca y sabemos que en 1198 había escolanía en Pina de Ebro. También existió una interesante pedagogía monacal femenina en Aragón en los monasterios de Santa Cruz de la Serós Buscar voz... (922), Grisén (1177), Casbas (1173). El de Sijena Buscar voz... lo funda la reina aragonesa doña Sancha Buscar voz..., en 1188, ingresando ella con su hija Sancha. Había también legas. La formación femenina quedó plasmada en su regla: leer, escribir, música y trabajos manuales. También cantaban en el coro.

A las escuelas municipales, gremiales y caballerescas propias del medievo hay que añadir el auge de los estudios generales o universidades. Durante los siglos XIV y XV en los extensos territorios de Aragón, la cultura y el progreso intelectual superó al reino de Castilla por la influencia positiva de sus contactos con oriente. Los alumnos aragoneses constituían un numeroso grupo en la Universidad de Tolosa. El deseo de atenderles en tierras aragonesas se vio cumplido con la apertura de la Universidad de Lérida, seguida de la de Huesca Buscar voz... en 1354. Entre las escuelas también merece ser recordada la eclesiástica de Zaragoza y la escuela de mudéjares que se especializó en el cultivo de la Filosofía. Seguían en su labor docente las catedrales, de Gramática, Teología, Lenguas Árabes y Hebraicas. Su incorporación al humanismo renacentista fue fácil y profunda.

Durante el siglo XVI siguen vigentes las mismas instituciones pedagógicas, las Universidades, los seminarios conciliares, los colegios universitarios, las preceptorías de gramática, las escuelas parroquiales, abaciales, conventuales y seculares. Aunque las escuelas municipales nacieron antes, es ahora cuando los ayuntamientos cumplen con la obligatoriedad instructiva que marcan sus ordenanzas, manteniendo escuelas de enseñanza primaria y contratando a los maestros y estableciendo sanciones penales para habituar a la asistencia escolar. Los seminarios y preceptorías de latinidad en escuelas anejas de enseñanza primaria. La pragmática del rey Enrique II (dada en Toro en 1370) es confirmada ahora por el rey Carlos I Buscar voz.... También Felipe I Buscar voz... dio disposiciones referentes a la Enseñanza y a los deberes y derechos de los maestros, lo que origina una etapa de renovación didáctica. En cuanto a disciplina, se postergaron los castigos corporales, dando mucha importancia a los premios y a la emulación. Aragón se incorporó de pleno a esta nueva fase pedagógica: en 1583 se funda la Universidad de Zaragoza Buscar voz.... Ya en 1475 se imprimió el primer libro, lo que supone un gran avance didáctico y la posibilidad de aumentar los fondos bibliográficos. El profesor Simón Abril Buscar voz..., un adelantado de su tiempo, se preocupaba de facilitar la enseñanza, y escribe en español la gramática griega y latina y en su Apuntamiento dice cómo se debe reformar la docencia y la manera de enseñar (obra que dirigió al rey Felipe II). El maestro de enseñanza primaria de Zaragoza, Juan de Iciar, publicó en 1553 un libro exponiendo teórica y prácticamente cuanto se conocía sobre el arte de escribir. El jacetano Juan de Pablo Bonet Buscar voz... nos legó un método didáctico para la enseñanza de sordomudos con su obra Reducción de las letras y arte para enseñar a hablar a los mudos, resultado de su experiencia práctica educativa como preceptor de un noble sordomudo. Los jesuitas Buscar voz... se establecieron pronto en todo Aragón: regentaron colegios de humanidades en Zaragoza, Huesca, Teruel, Tarazona, Calatayud, Graus y Caspe, implantando su sistema didáctico, La Ratio Studiorum, que comprende tres ciclos: Humanístico, Filosófico y Teológico. El primer ciclo duraba cinco años y lo impartían en todos los colegios. En su metodología dan gran importancia a la composición, discusión, declamación, emulación. Su pedagogía ha sabido combinar el humanismo con el espíritu cristiano.

En el siglo XVII, un aragonés llena la pedagogía mundial y nacional con la creación de un nuevo sistema de escuela popular Buscar voz... y la formación especial de maestros, San José de Calasanz Buscar voz.... Su primera fundación en Aragón fue en Barbastro, seguida de Benabarre, Moya y Peralta de la Sal. Le preocupa también la enseñanza femenina y crea la institución de Religiosas Escolapias. Su sistema comprendía: lectura, escritura, contabilidad, humanidades y retórica. No era partidario de castigos; sí de los premios para estimular a la disciplina y al trabajo. En este mismo siglo otro aragonés Baltasar Gracián Buscar voz..., nos sorprende con su obra El Político, dándonos un testimonio de las modernas corrientes de la educación de príncipes.

En el siglo XVIII, Aragón está presente en la vida nacional a través de una pléyade de ilustrados aragoneses: nobles, clérigos, profesores, ministros, artistas que han hecho de este siglo un momento glorioso de su hístoria. También en la educación tiene notables representantes teóricos y prácticos; recordemos a Andrés Piquer Buscar voz..., de Fórnoles, médico, humanista y autor de Filosofía Moral para la juventud española (1755). Francisco Mariano Nipho Buscar voz..., de Alcañiz, periodista y educador. Sus ideas pedagógicas quedaron plasmadas en su famoso Diario y en su tratado didáctico Curso de leer y escribir (1770). La pedagogía femenina está altamente representada en la labor que desarrolló la cultísima doña Josefa de Amar y Borbón Buscar voz... y el análisis que de la formación femenina nos ha legado en su obra Educación Física y Moral de las Mujeres (1790). Sobre didáctica de lectura y escritura también escribió el maestro de Muel J. Vicente Meave (1782). Sobre educación de niños nos dejó un tratado el jesuita zaragozano Crispín Poyanos Zapater.

Siguen teniendo gran importancia los seminarios que en ciudades como Teruel son el único centro de formación superior, admiten alumnado secular y eclesiástico. La Iglesia se siente responsable de la formación y cultura de sus feligreses y buen ejemplo de esta dedicación nos dan los obispos, en especial el Dr. Martín Merino, prelado de Teruel que mediante circular investigó la situación de la primera enseñanza en todos los pueblos de su diócesis, y el de Huesca, Dr. Sánchez Sardinero, preocupado de la formación de las niñas pobres. Aragón vive las consecuencias de la expulsión de los jesuitas y de la secularización de la enseñanza. No obstante, se registra una expansión de la orden escolapia y de las instituciones religiosas femeninas. Las religiosas de la Enseñanza fundaron colegios en Zaragoza, siendo aprobadas sus constituciones, el plan de estudios y las directrices pedagógicas de la formación de las alumnas y novicias en 1768. Las religiosas dominicas fundaron colegios en Zaragoza y Huesca (el colegio oscense a requerimiento de su obispo Dr. Sánchez Sardinero). La institución característica de este siglo es la Real Sociedad Aragonesa de Amigos del País Buscar voz.... Su labor de promoción científica se inició en el XVIII, en Zaragoza, extendiéndose en el XIX en Huesca y Teruel. Junto a su labor cultural y científica también se preocupó de una promoción pedagógica a través de su Junta de Escuelas.

Durante los siglos XIX y principios del XX son muy notables los avances realizados en todos los grados de la enseñanza. Hay reformas y disposiciones legislativas importantes a nivel nacional que inciden y tienen honda repercusión en la pedagogía aragonesa: Plan y Reglamento de Escuelas de Primeras Letras debido al turolense Tadeo Calomarde Buscar voz..., ministro de Fomento en febrero de 1825. La creación de la primera Escuela Normal Buscar voz... por Pablo Montesinos (1838); la Ley de Instrucción Pública suscrita por Claudio Moyano en julio de 1857, que organiza la educación en primaria y secundaria y superior, pudiendo ser pública y privada. La enseñanza primaria es obligatoria y en algunos casos gratuita. La ley suscrita por el ministro Pidal en 1845 que confirma y establece definitivamente los Institutos de Enseñanza Media que desde 1836 venían estableciéndose en algunas ciudades. El R.D. de 30-III-1849, por el que se crea el Cuerpo de Inspectores Provinciales Facultativos. La creación en 1846 de la Dirección General de Instrucción Pública, bajo la presidencia de Gil de Zárate, que se preocupó de organizar las Normales e hizo realidad las escuelas de Agricultura, Industriales, Comercio y Náutica. En 1868 se publica una nueva reforma de la ley de Instrucción Primaria. En 1876 se funda la Institución Libre de Enseñanza Buscar voz..., que abre centros docentes en Madrid y provincias. A su influencia se deben las Colonias Escolares, Semanas Pedagógicas, Instituto Escuela, Museo Pedagógico. En 1913 se crea la Escuela Superior de Magisterio, donde se formarán los inspectores y profesores de Normal.

Tras la ley de 1845 la Educación Aragonesa empieza a organizarse estableciendo la Enseñanza Media y las nuevas modalidades de la Enseñanza Superior. Se crea el Instituto Buscar voz... de Huesca y el de Zaragoza; posteriormente también se abrirá el de Teruel. Se suprime la Universidad oscense y la Facultad de Medicina de Zaragoza. En el año 1850 nuestra Universidad estaba floreciente, contaba con unos 1.500 alumnos. La enseñanza primaria atendía a 43.200 niños (34.944 puestos de chicos y 8.250 de chicas). En 1929 se inaugura el grupo escolar Joaquín Costa. En 1928 se abre el instituto de E.M. de Calatayud. El instituto de Zaragoza estaba regentado por Allué Salvador Buscar voz..., que en 1925 funda la residencia de estudiantes en colaboración con Ignacio Jiménez (hoy Colegio Mayor Pedro Cerbuna). Gascón y Marín Buscar voz... inaugurará, en 1919, el grupo escolar que lleva su nombre. En 1924 se crea la escuela industrial. Se inauguran los cursos de verano de la Universidad de Jaca Buscar voz.... En 1933 se crean institutos de E.M. en Jaca, Barbastro, Caspe, y otro en Zaragoza. En el año 1932 se celebró en Zaragoza el Congreso de Pedagogía. La I.L.E. también tiene su eco en Aragón desde las colonias escolares de las Jornadas Pedagógicas de Zaragoza-Sos.

Entre las personalidades que más influyeron en la pedagogía aragonesa y nacional de fines del XIX y principios del XX destacamos: teóricos, como Costa Buscar voz... y Calomarde Buscar voz...; y prácticos, Carderera Buscar voz... y Sarrasi Buscar voz..., y pedagogos como Avendaño, López Calea y Jerónimo Borao Buscar voz....

La primera escuela zaragozana de párvulos fue patrocinada por el Ayuntamiento y fundada y dirigida por D. Desiderio Lázaro. Abrió sus puertas el día 7-VIII-1854, estuvo ubicada en la calle de la Esperanza y tenía cabida para cien niños y sesenta niñas. A fin de curso se verificaron exámenes públicos con resultados muy satisfactorios. Entre las personalidades asistentes figuraba D. Jerónimo Borao Buscar voz..., catedrático de Literatura de la Universidad, quien publicó una laudatoria reseña a la labor pedagógica del centro.

 

Monográficos

Joaquín Costa

Joaquín Costa

El personaje que más influencia ha tenido en el pensamiento y la política del siglo XX.

Imágenes de la voz

Edificio del Instituto Go...Edificio del Instituto Goya de Zar...

Cartel de la Universidad ...Cartel de la Universidad de Zarago...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT