Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Ecología

Contenido disponible: Texto GEA 2000

Ciencia del control global del territorio, con especial énfasis en las relaciones hombre-naturaleza. La amplitud del campo de la Ecología determina la existencia de diferentes enfoques, acepciones y prácticas de la misma.

Los procesos de ocupación del suelo y las actividades humanas y económicas han generado una serie de impactos negativos sobre los ecosistemas, de manera que la biocenosis sufre una serie de agresiones que ponen en peligro su supervivencia y reproducción. De esta manera, se hacen necesarias una serie de medidas correctoras que tiendan a mejorar la calidad ambiental, desde los residuos sólidos domésticos hasta los abonos químicos, los residuos industriales (en especial los químicos), ganaderos, etc.

La aparición del hecho ecológico con proyección social en Aragón va unida a los proyectos de instalación de seis centrales termonucleares en el territorio regional. El 1-XII-1973, en su número 30, el periódico entonces quincenal aragonés Andalán publicaba un informe, el primero que salía a la luz en España, sobre el impacto de las centrales nucleares. A lo largo de 1974 tiene lugar la primera movilización antinuclear aragonesa, que finaliza en una gran asamblea-debate celebrada en el hotel Corona de Aragón de Zaragoza y en la constitución de los primeros grupos antinucleares organizados que, luego, darían lugar a A.E.O.R.M.A., sucursal aragonesa de la asociación del mismo nombre de ámbito estatal y que fue la primera organización ecologista española.

Durante los años 1975 y 1976, el fenómeno ecológico regional, exclusivamente antinuclear todavía, adquiere nuevas dimensiones y se va configurando con la creación de dos organizaciones antinucleares de carácter territorial: C.O.A.C.I.N.C.A. y D.E.I.B.A.. C.O.A.C.I.N.C.A. (Comunidad de Afectados por la Central Nuclear del Cinca), con sede en Fraga (H.), nace en la ribera del Cinca como consecuencia de la amplia movilización espontánea que tuvo lugar en la comarca durante el mes de mayo contra la pretendida instalación de una central nuclear en Chalamera (H.). D.E.I.B.A. (Asociación para la Defensa de los Intereses del Bajo Aragón), con sede en Caspe (Z.) y de ámbito regional, tiene su origen en la lucha contra los intentos de instalar dos reactores nucleares en Sástago (Z.) y otros dos en Escatrón (Z.); esta asociación supone un estadio superior de la organización de la lucha antinuclear, por lo que con el tiempo sus actividades llegarán a desbordar el campo antinuclear y abarcarán temas estrictamente ecológicos.

El C.O.G.E. (Colectivo General de Ecología) es la primera organización específicamente ecologista de la región. Creada en 1978 y con sede en Zaragoza, la existencia de este grupo supone la superación de la lucha antinuclear y el establecimiento del fenómeno ecológico como tal en Aragón. A continuación comenzaron a surgir numerosos grupos y colectivos de ecología en las ciudades y pueblos grandes de la región, cuya convergencia daría lugar en enero de 1979 a la formación de la Asamblea Ecologista Buscar voz..., máxima experiencia organizativa del movimiento ecologista de Aragón. Destaca su oposición a la nuclearización, al trasvase, al crecimiento material incontrolado (sobre todo de Zaragoza ciudad) y posteriormente a la instalación de la General Motors, con su fábrica del polígono Entrerríos, entre otras actividades.

Dentro del ecologismo se inscriben asociaciones de biólogos o naturalistas, más interesadas en el estudio y protección de la naturaleza, que continuarán la labor de la antigua y desaparecida Sociedad de Ciencias Naturales. Así, A.N.S.A.R. (Asociación Naturalista Aragonesa), heredera de Jóvenes Amigos de los Animales, el Grupo Aragón de Ornitología; A.L.B.E. (Asociación de licenciados en Biología de Aragón); G.E.Z. (Grupo Entomológico de Zaragoza) y otras de escasa entidad.

En los últimos años, y debido a los numerosos impactos que sobre el medio se han producido como consecuencia de la implantación de nuevas actividades, ha existido una corriente de opinión que propugna la defensa de los valores ecológicos, y que en Aragón se ha traducido por el surgimiento de asociaciones ecologistas y de defensa de la naturaleza, por ejemplo Ecofontaneros, Otus-Ateneo, Greenpeace, Fundación Ecología y Desarrollo, y un largo etc.

Entre las actividades ecologistas de la región, destaca, sobre todas, la convocatoria de una gran concentración antinuclear en Chiprana (Z.), durante el mes de junio, en conmemoración del Día del Sol y del Día Mundial de Lucha Antinuclear. A partir de esa fecha, en los meses de junio de todos los años se producen grandes concentraciones ecologistas en distintos puntos de la región.

Los valores ecológicos tienen un gran marco de referencia: desde los animales, las plantas (Aragón ha sido una de las Comunidades españolas que más hectáreas de bosque han visto desaparecer por los incendios) hasta el aire (con los ejemplos de las centrales térmicas y de la niebla de Zaragoza), el agua superficial (el Ebro, el Huerva, etc.) y subsuperficial (el freático del corredor del Ebro por la contaminación de las industrias, granjas y abonos), la erosión de suelos, las montañas pirenaicas e ibéricas por el turismo, las extracciones de áridos, etc. Aunque en Aragón no se hayan producido niveles de contaminación y de degradación paisajística tan importantes como en otras zonas de España y Europa, lo que no es excusa para fomentar la sensibilización de la importancia que tienen las acciones de mejora de la calidad ambiental.

Por la especial incidencia que tienen los grandes proyectos y las obras públicas, se ha desarrollado un normativa específica que estudia el impacto que tienen los mismos sobre el medio ambiente. En 1986 se aprobó el Real Decreto 1302 de Evaluación de Impacto Ambiental, estableciendo un análisis de las afecciones ecológicas, culturales y paisajísticas que concluye en una Declaración de Impacto Ambiental en la que se incluyen las medidas correctoras y minimizadoras de dichos impactos. A su vez, en Aragón se aprobó el Decreto 45/1994.

En estos últimos años se han multiplicado las evaluaciones de impacto ambiental, siendo éste un requisito imprescindible en proyectos de carreteras (por ejemplo, la Autovía de Aragón), ferrocarriles (Tren de Alta Velocidad), minas, nuevos regadíos (Bardenas y Monegros), embalses y regulaciones hídricas, repoblaciones forestales (como las subsiguientes a los incendios), etc., de manera que los impactos ecológicos sobre el paisaje y el medio ambiente se han visto reducidos, tendiendo hacia estándares más elevados de calidad ambiental.

 

Monográficos

De la transición democrática al Aragón del siglo XXI

De la transición democrática al Aragón del siglo XXI

Un paseo por la etapa de los logros democráticos, la convicción autonomista y el acceso al estado del bienestar en el Aragón actual.

Espacios naturales protegidos

Espacios naturales protegidos

Aragón posee unos paisajes únicos que necesitan ser preservados de la acción del hombre. Descúbrelos.

Los ríos de Aragón

Los ríos de Aragón

Un recorrido por la red hidrográfica aragonesa, uno de los principales elementos vertebradores del territorio.

Imágenes de la voz

CARTEL DE RADICAL  OPOSIC...CARTEL DE RADICAL OPOSICIÓN A LA ...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT