Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Dominicos

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 18/08/2008

La Orden de Predicadores fundada por Santo Domingo y vinculada estrechamente a la Corona de Aragón Buscar voz..., llegó a Zaragoza ya en 1219, en que el venerable Suero Gómez, Pedro de Madrid, Miguel de Ucedo y Miguel el Chico se instalan junto a la ermita de la Virgen del Olivar, a media distancia entre los muros de la ciudad y el palacio de la Aljafería. No tardó en pasar por allí Santo Domingo, a quien se le atribuye la milagrosa conversión del caballero Pedro, por lo que la ermita se llamaría después «del Milagro». Más tarde se construyó allí mismo el convento de Predicadores, dotado de Estudio General, y poco después otro semejante en Calatayud (1253) y en Huesca (1254) respectivamente.

A finales del XIV, los dominicos fundan en Alcañiz (1383) el convento de Santa Lucía y, a principios del siglo siguiente, el de Santa María de Linares en Benabarre. Pero el siglo de apogeo fue el XVI, erigiéndose con rapidez nuevos conventos: en Montalbán (1521), Gotor (1523), Ayerbe (1546), Caspe (1570), Monzón (1571), Colegio de San Vicente Ferrer en Zaragoza (1584), en Alfajarín (1590), Graus (1599), Albarracín (1599), Santa Cristina en Jaca (1614) y San Pedro Mártir de Borja (1636).

Aunque su ministerio especial fue la predicación, los dominicos estuvieron muy presentes en las Universidades, siguiendo la tradición de la orden y defendiendo en ellas la doctrina de Santo Tomás, sobre todo en las cátedras de Prima y de Vísperas. Las cátedras de Escritura, Teología, Artes, Derecho, etc., contaron con la aportación de célebres maestros dominicos, como J. B. de Lanuza, J. Xavierre Buscar voz..., A. Iribarren, T. Madalena, en la Universidad de Zaragoza, y en la de Huesca, J. Bastida, J. Biescas, J. Soria y Ferrer, etc. Valiosa y eficaz fue la intervención de fray J. Xavierre ante la corte de Felipe II en pro de la naciente Universidad fundada por Pedro Cerbuna Buscar voz..., en el ruidoso y largo pleito que mantenía con la de Huesca.

Su momento estelar en los asuntos del reino llegaría para los dominicos con la mediación de San Vicente Ferrer en el Compromiso de Caspe Buscar voz... (1414). Pero innumerables veces prestaron a los monarcas buenos servicios como confesores suyos y consejeros de Estado. El convento de Predicadores de Zaragoza, la sala capitular o la capilla, acogió más de una vez las Cortes de Aragón Buscar voz.... Conocida es la estampa de Pedro IV Buscar voz..., el del Puñalet, llamado así por haberse herido la mano al rasgar el Privilegio de la Unión Buscar voz..., o, para ser más exactos, al intentar arrancar los signos de validez de dicho documento. En la iglesia de Predicadores fue también donde Fernando II Buscar voz... de Aragón, el Rey Católico, promulgó el decreto de expulsión de los judíos Buscar voz... en 1492.

Durante mucho tiempo las diócesis de Barbastro, Albarracín, Huesca y Zaragoza fueron gobernadas por ilustres dominicos, como J. B. de Lanuza, J. Fuembuena, I. Aliaga, etc., y las catedrales aragonesas tuvieron como lector a un dominico cualificado, como T. Madalena o A. Iribarren. También fue dominico, aunque no aragonés, el cardenal García Gil Buscar voz..., arzobispo de Zaragoza durante más de veinte años. Tomaron parte muy activa en los tribunales de la Inquisición: el primer aragonés que ostentó el título de inquisidor general fue fray L. Aliaga Buscar voz..., O.P.

Los dominicos aragoneses prestaron un cuidado especial a la población morisca Buscar voz..., muy abundante en las riberas del Jalón, y concretamente actuaron en Calatayud, Magallón, Gotor y Borja. Extendieron la devoción al rosario, sobre todo fray Alonso Valentín, del convento observante de Gotor, y fray A. Garcés, del de Predicadores de Zaragoza. El cuidado a los enfermos y a los peregrinos hizo que muchos de sus conventos se construyeran o fundaran en antiguos hospitales o albergues situados en la ruta jacobea Buscar voz..., como es el caso del de Santa Cristina de Jaca.

No obstante su comportamiento patriótico en la guerra de la Independencia, cuando llegó la exclaustración de 1835 perdieron diecisiete conventos, que pasaron a manos del Estado y desaparecieron completamente de las tierras aragonesas, para regresar un siglo más tarde en 1942, a Zaragoza, en donde tuvieron que comenzar de nuevo. Por entonces fundan una residencia e inauguran, después, el Colegio Mayor Cardenal Xavierre, a la par que el colegio de primaria, en el que en 2000 imparten también los cursos de bachillerato.

Los historiadores y cronistas dominicos, principalmente los del convento de Predicadores de Zaragoza, nos han dejado un rico legado que hoy se guarda cuidadosamente en la Biblioteca Universitaria de esa ciudad. Sus nombres son: J. Lamana, R. Sáenz, J. de la Cueva, J. de España, J. Longo, P. Julis, P. Martínez, T. Domingo, F. Marzo, T. Madalena, M. Gallinero, etc.

• Bibliog.: Lamana, J.: Historia del convento de Predicadores de Zaragoza. Fuentes, C.: Escritores Dominicos del Reino de Aragón. Collell, A.: Ayer de la Provincia Dominicana de Aragón. Palacios, B.: Cronistas e historiadores del Real Convento de Predicadores de Zaragoza. Blasco, R. M.: Sociología de una comunidad religiosa. Rais, M., y Navarro, L.: Historia de la Provincia de Aragón de la Orden de Predicadores, desde 1808 a 1818; Zaragoza, Francisco Magallón, 1818. Diago, F.: Historia de la Provincia de Aragón, desde sus comienzos hasta 1599.

 

Monográficos

Los monasterios aragoneses

Los monasterios aragoneses

Unas comunidades que ejercían un control espiritual, cultural y económico en el Aragón medieval.

Imágenes de la voz

Colegio Cardenal Xavierre...Colegio Cardenal Xavierre de los d...

Escudo del ilustre domini...Escudo del ilustre dominico carden...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT