Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Diezmos

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 12/01/2010

(Hist. Mod.). Durante la Edad Moderna, consistió en un impuesto de tipo eclesiástico que afectaba teóricamente a toda la sociedad. La cuantía del mismo consistía en la décima parte de los frutos de la cosecha de las crías de los animales y de otros beneficios obtenidos por medio del trabajo de las personas. Sin embargo, algunas veces esta proporción variaba por circunstancias especiales. No obstante, en el siglo XVII y por lo que al arzobispado de Zaragoza Buscar voz... se refiere, podemos decir que, en general, el porcentaje de 10% se conservaba para los productos más importantes (cereales, etc.) y era a veces inferior en otros productos de menor importancia: verduras, animales criados para el consumo familiar, etc.

Los beneficios obtenidos de los diezmos se repartían entre distintos miembros de la Iglesia pero de forma muy desigual. Dichos beneficios eran muy considerables, a pesar de que una parte del importe global no llegaba a la misma: algunos diezmos estaban destinados a señores laicos, una parte del conjunto iba a parar por distintas vías a la monarquía, y otra desaparecía en gastos de recogida de los mismos, transporte, distribución, etc. Todo ello se complicó con el paso del tiempo hasta que fue necesario la utilización de buen número de personas, edificios de almacenaje, etc., lo que incidía considerablemente en el capítulo de gastos.

Igualmente hay que tener en cuenta los fraudes: la oposición al pago de esta carga es en determinados momentos muy clara por parte de algunos sectores, que incluso se niegan a pagar, a pesar de la pena de excomunión que pesaba sobre todo aquel que no pagase diezmo. Sin embargo, esto sería en casos extremos, y lo normal el practicar el fraude cualitativa o cuantitativamente. Son frecuentes las quejas de algunos sectores de la Iglesia acerca de la mala calidad de los productos que se pagan, de las cantidades de cereales que se sacan como si fueran granzas en los lugares donde no se paga diezmo de éstas y de los productos que se detraen de la cosecha antes de haber diezmado. Las corruptelas son numerosas y fáciles de conocer; lo que resulta más difícil es saber las cantidades a que ascendían estos fraudes.

También es preciso considerar que determinadas propiedades, pertenecientes a instituciones privilegiadas, como eran las órdenes militares, no pagaban diezmo. Todo ello hacía que el porcentaje real cobrado de los productos fuera menor que el que teóricamente estaba estipulado. El fin primordial de los diezmos era el de servir de sustento a un amplio sector del clero. Pero, por ser su distribución desigual, había personas o instituciones que recibían más de lo que necesitaban para estos menesteres, con lo que disponían de una cantidad sobrante, cuyo destino variaba según las apetencias de las mismas.

• Hist. Med.: Régimen fiscal Buscar voz....

 

  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Imágenes de la voz

Recepción del diezmo en d...Recepción del diezmo en dinero. Se...

Recepción del diezmo en e...Recepción del diezmo en especie. S...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT