Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Dicastillo, Miguel de

Contenido disponible: Texto GEA 2000

(Tafalla, Navarra, 1599 - El Paular, Madrid, 1649). Escritor. Nacido en la alta nobleza navarra, profesó en la zaragozana cartuja de Aula Dei en 1626; en 1645 fue rector y luego prior de la comunidad de La Concepción que la misma orden tenía en el casco urbano, el último año de su vida fue trasladado a la de El Paular, donde murió.

Dicastillo vivió el mejor momento cultural de las cartujas aragonesas y especialmente de la suya, donde pudo disfrutar de la excelente biblioteca que le había legado el cronista Zurita. Pese a la rigurosa clausura de su orden, consta que mantuvo asiduas relaciones epistolares con Andrés de Uztarroz y Jerónimo de San José, y Gracián lo citó por dos veces en su Agudeza y Arte de Ingenio como «varón muy docto e ingenioso». Escribió una Vida de San Bruno (que no se conserva), y debe su importancia a la publicación de su poema descriptivo Aula de Dios, Cartuja Real de Zaragoza, impresa por Diego Dormer en 1637 a nombre de Don Miguel de Mencós, apellido de un amigo navarro, lo que despistó al bibliógrafo Nicolás Antonio. En 1679 su hermano de orden Agustín Pérez de Nagore dio a las prensas una nueva edición del Aula de Dios, interpolada con versos propios y seguramente enmendada de su mano, no siempre para bien.

El Aula de Dios es un largo poema que describe el entorno físico del cenobio y la cotidianeidad de la vida conventual, entroncándose con las tradiciones vivas de la poesía de su época. Por un lado, su condición de epístola -de Teodoro a Silvio- motiva el tono de autobiografía de su autor y su peculiar ritmo emocional. De otro, se trata de una «silva», lo que, más que indicar un tipo de estrofa que combina libremente endecasílabos y heptasílabos, apunta a la denominación de un tipo de poema personal («silva» equivale a «selva»), de artificioso desorden, cultivado en la Antigüedad por Estacio, resucitado en el XVI por Angelo Poliziano y cuyo modelo español son las Soledades de Góngora, a las que tanto debe nuestra Aula: el soneto laudatorio de Uztarroz, al frente del poema de Dicastillo, recuerda oportunamente el primer y tercer precedentes. Por último, la «silva» zaragozana se inserta en la rica tradición de poesía descriptiva de paisajes cerrados -huertos, jardines- que, desde Argensola, ofrece abundantes ejemplos aragoneses.

• Bibliog.: Dicastillo, M. de: Aula de Dios; ed. facsímil con estudio preliminar de Aurora Egido, Libros Pórtico, Zaragoza, 1978.

 

  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Imágenes de la voz

MIGUEL DI CASTILLO: REEDI...MIGUEL DI CASTILLO: REEDICIÓN DE S...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT