Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Derecho de familia

Contenido disponible: Texto GEA 2000

Constituye la parte fundamental del Derecho civil de Aragón hoy vigente, pues incluso las instituciones de Derecho sucesorio giran en derredor de la familia. En particular, el Derecho aragonés es muy rico en previsiones y soluciones para los aspectos patrimoniales del grupo familiar. La regulación de tales aspectos puede hacerse libremente, y solía hacerse casi siempre en los capítulos matrimoniales Buscar voz..., que en el Derecho tradicional pudieron considerarse como la constitución escrita de la casa aragonesa Buscar voz.... En ellos caben aportaciones al matrimonio como las arras Buscar voz..., el axobar, el escreix Buscar voz... o la dote Buscar voz... al modo romano, lo mismo que previsiones para la vida en común de varias familias formando diversos grupos o comunidades familiares Buscar voz..., o disposiciones respecto del patrimonio familiar para después de la muerte de los cónyuges en razón de cuyo matrimonio se otorgan los capítulos. Junto a lo anterior, o especificándolo, puede hacerse referencia en ellos a instituciones consuetudinarias, como hermandad llana, agermanamiento o casamiento al más viviente Buscar voz..., casamiento a sobre bienes Buscar voz..., consorcio universal Buscar voz... o juntar dos casas, acogimiento Buscar voz... o dación personal Buscar voz..., así como cualquier forma de regulación de la extensión, consistencia, gestión u otros aspectos de la comunidad conyugal Buscar voz.... El pacto de «muebles por sitios», o viceversa, es una forma tradicional de determinar la extensión de dicha comunidad de bienes. En ausencia de capítulos o en lo que éstos no regulen, se aplica a los bienes de los cónyuges el régimen matrimonial legal, que, esencialmente, considera comunes los bienes muebles (con notables excepciones, que casi suprimen la regla) y, en general, los adquiridos por cualquiera de los cónyuges durante el matrimonio, salvo por herencia o título lucrativo y algunos otros. Son también instituciones peculiares aragonesas la comunidad conyugal continuada Buscar voz... y el casamiento en casa Buscar voz..., tendentes a mantener la unidad del grupo familiar tras el fallecimiento de uno de los cónyuges; a la misma finalidad sirve también la viudedad, acaso la más conocida de las instituciones civiles aragonesas. Como consecuencia del Derecho expectante de viudedad que, durante el matrimonio, tiene cada cónyuge sobre los inmuebles que no son suyos propios, se consigue también, en la práctica, la actuación de un deseable principio de colaboración entre los cónyuges en la gestión de sus bienes, pues, al menos para disponer de los más importantes -los inmuebles- tendrán que ponerse de acuerdo. De hecho, para vender un inmueble acudirán de ordinario marido y mujer juntos a la notaría, uno para disponer y otro para renunciar a su derecho de viudedad. Por último, en Aragón, se dice que, por costumbre del reino, no tenemos patria potestad: lo que significa que la autoridad familiar Buscar voz... de los padres (e incluso de los abuelos) está regulada por un principio muy apartado de la tradición romana, mucho más adecuados a las concepciones actuales sobre las relaciones entre padres e hijos. También la tutela y la Junta de parientes responden a principios propios.

La regulación jurídica de las relaciones entre cónyuges, el régimen económico de matrimonio, las relaciones paternofiliales, la tutela de los menores, etc., han cambiado mucho en los últimos decenios en la mayoría de los países, siguiendo en buena parte unos criterios comunes. También ha ocurrido en España, por lo que aquí interesa en particular, en el Derecho aragonés. La Constitución de 1978, al establecer como principios directamente aplicables en el Derecho español los de igualdad entre los cónyuges y no discriminación por razón de filiación, ha impuesto la reforma de todos los Derechos forales Buscar voz... o Derechos civiles territoriales españoles -incluido el Código civil- en el ámbito del Derecho de familia. Como dice el Preámbulo de la Ley aragonesa de 16 de mayo de 1985, sobre la Compilación del Derecho civil de Aragón Buscar voz..., «la previsión constitucional de una serie de principios nuevos que inciden directamente en una distinta concepción del Derecho de familia, ha determinado el hecho de que la mayor parte de las Compilaciones civiles se encuentren, en mayor o menor medida, en clara situación de inconstitucionalidad. Los principios constitucionales de igualdad de los hijos ante la Ley, y la de los cónyuges en el matrimonio, así como la introducción del divorcio como nueva causa de la disolución del vínculo matrimonial, exigen una revisión profunda en el Derecho civil aragonés». Acometer tal revisión fue la finalidad principal de la citada Ley.

En consecuencia, el legislador aragonés ha establecido un nuevo sistema de gestión de la comunidad conyugal Buscar voz..., respetuoso con el principio de igualdad, que asimismo ha llevado a modificar diversos preceptos relativos a la autoridad familiar Buscar voz... de los padres sobre sus hijos y la administración de los bienes de los menores Buscar voz.... Por diversas razones, la reforma también ha alcanzado, en diversa medida, a temas tales como la ausencia Buscar voz..., los capítulos matrimoniales Buscar voz..., la dote Buscar voz..., la Junta de Parientes Buscar voz... y la viudedad (que, en Derecho aragonés, es considerada como una institución del Derecho de familia). Sobre el contenido de esta reforma, que es una de las más importantes que ha experimentado el Derecho aragonés, se habla en las respectivas voces.

 

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT