Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Deporte

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 14/07/2010

La actividad deportiva en Aragón -salvo los juegos y deportes propiamente aragoneses, de origen rural, como el tiro de bola Buscar voz..., el juego de bolos Buscar voz... y el lanzamiento de la barra Buscar voz...—, comienza de forma institucionalizada con el presente siglo, practicada por la alta burguesía zaragozana. En la década de los 20 aparecen los primeros esbozos de organización: en 1920 se funda la Sociedad de Pescadores de Zaragoza y el Real Ciclis Club Zaragozano; más tarde, en 1921, se funda la Asociación Aragonesa de Cultura Física Buscar voz..., que da pie a las Federaciones de Fútbol Buscar voz... y de Atletismo Buscar voz..., más tarde se van fundando el Club de Fútbol Iberia, la Sociedad Deportiva Arenas Buscar voz..., el Centro Naturista Helios Buscar voz..., Montañeros de Aragón Buscar voz..., Club Deportivo Exploradores, Club Ciclista Iberia, Real Zaragoza Buscar voz..., Real Zaragoza Club de Tenis Buscar voz...; en Huesca, uno de los más importantes pioneros es el Club Atlético Monzón. Todos estos clubes y sociedades van formando la infraestructura deportiva de la que será el futuro deporte aragonés.

Muy pocas son las Federaciones deportivas que existían en nuestra región, y muy pocos los deportistas destacados. Sólo citaremos al atleta Dionisio Carreras Buscar voz..., quien participó en Maratón en la Olimpiada de París celebrada en 1924. Otro hecho destacable es la formación de un grupo de deportistas aragoneses vinculados a la C.N.T. y a la U.G.T. que se desplazaron a Barcelona en julio de 1936 para participar en la Olimpiada Popular, en contestación a la organizada por la Alemania nazi en Berlín.

Para conocer mejor los orígenes del deporte en nuestra Comunidad, es de consulta obligada la obra de José Antonio Adell Castán y Celedonio García Rodríguez, El fenómeno deportivo en Aragón. Del juego tradicional al deporte moderno (Gobierno de Aragón, 2000).

La inserción del deporte aragonés en la estructura estatal no se realiza, como en toda España, hasta una vez finalizada la guerra civil Buscar voz..., cuando se crea la Delegación Nacional de Educación Física y Deportes; el primer delegado aragonés de este organismo fue Mariano Omist, a quien han sucedido los Liria, Ruiz Capillas, Barrachina y Descartín.

En la actualidad en nuestra región se practican cincuenta deportes federados.

Hasta la década de los 80, Aragón era una comunidad infradotada deportivamente con respecto al resto del Estado español; el número de instalaciones y participantes era muy bajo y apenas había recintos deportivos públicos. Sin embargo, entre principios de los ochenta y finales de los noventa, el deporte aragonés aglutina una serie de acontecimientos de alcance internacional que en épocas anteriores se habían reducido a esporádicas y casi imperceptibles presencias en la élite como las de Juan Antonio San Epifanio Buscar voz... Epi, zaragozano que acaparó todo tipo de títulos con el Barcelona de baloncesto, incluida una medalla de plata con la selección española en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles. Los éxitos a nivel individual y sobre todo colectivo consiguen relanzar no sólo la figura de sus protagonistas, sino que producen un efecto en cadena que trae consigo la complicidad del ciudadano, quien además de sentirse partícipe de los logros, traslada sus inquietudes deportivas a una sociedad cada vez más comprometida con la práctica popular. El Gobierno socialista afronta un ambicioso plan de infraestructuras con la construcción, sobre todo en Zaragoza, de múltiples instalaciones entre las que destaca el pabellón Príncipe Felipe, elevado en 1990 dentro del proyecto global de los Juegos Olímpicos que se celebraron dos años más tarde en Barcelona y que tuvo también en el estadio municipal de La Romareda Buscar voz... una de sus sedes futbolísticas. La capital aragonesa se erigía de esta forma en la ciudad española con mayor número de polideportivos.

La expansión del deporte en Aragón en este período viene dada principalmente por dos focos bien localizados: el fútbol y el baloncesto. El primero de ellos deposita su fuerza en la tradición y en un Real Zaragoza que en 1986 se proclama vencedor de la Copa del Rey, en el que suponía su tercer título en esta competición al vencer en la final al Barcelona con un gol del uruguayo Rubén Sosa. Aquel equipo que dirigía el alicantino Luis Costa recogía así un lejano testigo de triunfos que se remontaba a la década de los sesenta y al legendario equipo de los Magníficos Buscar voz..., ganadores de dos Copas del Generalísimo y una Copa de Ferias. El fenómeno del fútbol sin embargo, alcanza su mayor énfasis entre 1993 y 1995. El Real Zaragoza llega a una final de Copa que pierde contra el Real Madrid y a otra en la que se impone, tras empatar sin goles, en la tanda de penaltis al Celta de Vigo. El 10-V-1995, en el Parque de los Príncipes de París, con más de 30.000 aragoneses en las gradas del estadio de la capital francesa, el Zaragoza se proclama campeón de la Recopa frente al Arsenal inglés con un gol en el último minuto de la prórroga (el tiempo reglamentado había finalizado con empate a un tanto) y desde 45 m. de distancia del centrocampista ceutí Nayim. La hazaña se produce con dos aragoneses en los puestos de mando de la ya sociedad anónima deportiva, proceso que se produjo en 1992 con la entrada en vigor de la Ley del Deporte: Víctor Fernández Buscar voz..., un joven zaragozano licenciado en Filosofía y Letras que se había hecho cargo de la dirección técnica en 1991, y Alfonso Soláns Serrano Buscar voz..., presidente y máximo accionista de la entidad y propietario de uno de los emporios económicos más importantes del país, la empresa Pikolín Buscar voz....

Más de 150.000 aragoneses se concentran en la plaza del Pilar, epicentro de los actos conmemorativos de la ciudad, para recibir al equipo, que tras ofrendar el trofeo a la Virgen, protagoniza uno de los momentos más emocionantes desde el balcón del Ayuntamiento. Jesús García Sanjuán, Luis Carlos Cuartero y Alberto Belsué Buscar voz... eran los únicos jugadores aragoneses en aquel conjunto.

Antes de que llegara esa complicidad con el fútbol, el baloncesto había jugado un papel principal en Aragón. El C.A.I., cuyas raíces provenían del histórico Helios, y el Peñas de Huesca, dos de los clubs fundadores de la Liga A.C.B., habían conseguido atraer a una cantidad importante de aficionados. Zaragoza llegó a ser considerada la ciudad del básquet por sus logros, por el apoyo masivo de un público considerado ejemplar y, ante todo por su cantera y formación de jugadores. Con José Luis Rubio Buscar voz... en la presidencia y los hermanos Arcega, Fernando Buscar voz... -medalla de plata en los Juegos de Los Ángeles-84- y José Ángel Buscar voz..., en el equipo como estandartes de Aragón, llegan las victorias en las Copas del Rey de 1984 y 1990, y la final de la Recopa de 1991, perdida en Ginebra ante el Paok de Salónica griego en un polémico encuentro presidido por la pésima organización suiza y por la agresividad de los aficionados helenos. La obligatoria conversión de los clubes en Sociedades Anónimas Deportivas promulgada por la Ley del Deporte implica la decadencia económica y posteriormente deportiva del C.B. Zaragoza hasta su desaparición. Zaragoza vivió un profundo debate sobre si las instituciones públicas deben o no apoyar financieramente a lo que ya es una empresa. El Gobierno del PP rechazó cualquier intervención en este sentido y la plaza deportiva en la A.C.B. tuvo que ser cedida a otra ciudad. El Peñas de Huesca, más modesto aunque con un ambicioso pabellón recién construido, se vio también abocado al descenso de categoría.

El deporte de equipo acaparó días de gloria para la Comunidad Aragonesa. El fútbol sala tomó el relevo sentimental del baloncesto en el pabellón Príncipe Felipe a mediados de los noventa. La espectacularidad del juego y la cercanía de un equipo de casa como el Zaragoza F.S. (actuó también con el nombre de Sego), compuesto en su mayor parte por jugadores aragoneses como Galo, Chavi o Ledesma, produjo una explosión sin precedentes de este deporte. El equipo dirigido por los hermanos Corredera, Julián como presidente y Luis Ángel como entrenador, ganó la edición de la Copa de la Liga en 1993 para, dos temporadas después, proclamarse campeón de Liga ante 11.000 espectadores (capacidad del Príncipe Felipe), la cifra de público más alta registrada en un partido de fútbol sala hasta esa fecha. El Zaragoza F.S. se erigió de esta forma en el segundo equipo de la Comunidad en ganar un campeonato de liga, después de los cuatro conseguidos por el C.A.I. Club Hielo Jaca (hoy Club Hielo Jaca 2010) en el torneo de hockey sobre hielo Buscar voz..., brillante currículum al que hay que añadir siete Copas del Rey.

La estrecha relación de Aragón con la montaña Buscar voz... trajo su fruto más espectacular a principios de los noventa. La expedición al Everest-91, organizada por Peña Guara Buscar voz..., consignó un hito histórico para este deporte cuando a las doce del mediodía del 6 de octubre de 1991 los aragoneses Antonio Ubieto y José Antonio Garcés comunicaron a sus compañeros, Javier Escartín, Ignacio Cinto, Lorenzo Ortas, Víctor Arnal y José Rebollo, que habían coronado la cima más alta del mundo, el Everest, de 8.848 m de altura. La alegría se tornó en tragedia cuatro años después, en esta ocasión con el K-2 Buscar voz... en el punto de mira de una expedición organizada por Peña Guara y Montañeros de Aragón. Tras hacer cima, el 13-VIII, Javier Escartín, Lorenzo Ortiz y Javier Olivar se vieron sorprendidos por un brusco cambio meteorológico, un viento huracanado, y perdieron la vida sin que sus cuerpos pudieran ser rescatados de las laderas del terrible K-2. Pepe Garcés, Lorenzo Ortas y Manuel Avellanas lograron sobrevivir a duras penas.

Jaca, en el corazón de los Pirineos, emprendió un duro y tortuoso trayecto para conseguir albergar unos Juegos Olímpicos de Invierno. Su primera tentativa se centró en encender la antorcha olímpica en 1998. Esa ilusión se quebró el 15-VI-1991 en la elección final celebrada en Birmingham. El apoyo de Juan Antonio Samaranch, presidente del C.O.I., del rey Juan Carlos I, del Gobierno español, no todo lo entusiasta que se esperaba, y del aragonés, polarizado en la figura del alcalde de Jaca, Armando Abadía, resultó insuficiente. La elección recayó en la ciudad japonesa de Nagano. La frustración que produjo el descarte no impidió, sin embargo, un par de nuevas aunque menos sólidas tentativas en las aspiraciones de acoger los Juegos del 2002, que ni siquiera superó el corte establecido por primera vez por el C.O.I., y los del 2006, ya con escaso respaldo del Ejecutivo, siempre muy exigente con la seriedad de las candidaturas. Entre tanto desencanto, queda para los archivos más felices el buen recuerdo de la Universiada celebrada en Jaca en 1995 y que dejó más de mil millones de pesetas de beneficios en el territorio, además de una más que decorosa capacidad organizativa.

En la parcela individual, Aragón también tiene sus héroes. Por orden cronológico, en esos veinte anos el primero en destacar fue David López Zubero Buscar voz..., en los Juegos Olímpicos de Moscú-80. España conseguía la primera medalla olímpica en natación de la mano de este aragonés afincado en Estados Unidos. López Zubero fue bronce en los 200 metros mariposa. Once años después, su hermano Martín llegaba más alto al colgarse la medalla de oro de los 200 metros espalda en los Campeonatos del Mundo celebrados en Perth (Australia). Hijo de un oftalmólogo aragonés residente en Jacksonville (EE.UU.) no tuvo que esperar demasiado, un par de años más para hacerse con el oro olímpico. En los Juegos de Barcelona y en la misma distancia, Martín López Zubero Buscar voz... no tuvo rival.

Otro nombre propio con letras de oro fue el de la montisonense Conchita Martínez Buscar voz.... La tenista altoaragonesa, medalla de plata olímpica en dobles junto a Arantxa Sánchez Vicario en Barcelona-92, se impuso a la mítica Martina Navratilova en la final de Wimbledon de 1994 por 6-4, 3-6 y 6-3. Ganó la Copa Federación para España en 1998 y quedó finalista en el Open de Australia de ese mismo año. En marzo de 2000 era la octava en la clasificación de la W.T.A. y en junio de 2000, quedó segunda en el torneo de Roland Garros al perder frente a Mary Pierce. Las brillantes actuaciones en el Tour de Francia del ciclista Fernando Escartín, ganador de la Volta-97 y tercero en el Tour de Francia de 1999; los triunfos del balonmanista Fernando Bolea; el oro olímpico del entrenador aragonés de waterpolo Santi Fernández en Atlanta-96; las seis medallas (cinco de oro y una de plata) conseguidas por Sheila Herrero Buscar voz... en el Campeonato del Mundo de patinaje celebrado en Chile; el ascenso del equipo de balonmano Casablanca Garbel a la liga ASOBAL en 1999, y el sexto puesto de Eliseo Martín Buscar voz... en la prueba de 3.000 metros obstáculos en el estadio de la Cartuja de Sevilla durante los últimos Campeonatos del Mundo, son referencias obligadas del despertar del deporte aragonés en las últimas dos décadas del siglo XX.

Si a esto sumamos el proyecto del actual Gobierno aragonés, con Marcelino Iglesias a la cabeza, de crear en el barrio del Actur de Zaragoza una «Ciudad del Deporte», que incluya pistas de atletismo, un centro de medicina del deporte, un pabellón polideportivo, una piscina olímpica y un campo de golf y otro de hockey hierba, veremos confirmado el buen momento por el que pasa el deporte aragonés.

 

Imágenes de la voz

Prueba automovilística de...Prueba automovilística de Alcañiz ...

Interior del Palacio de l...Interior del Palacio de los Deport...

Equipo de baloncesto, Peñ...Equipo de baloncesto, Peñas Recrea...

Pabellón polideportivo de...Pabellón polideportivo de Huesca

Un momento interesante de...Un momento interesante de las prue...

Gran partido de pelota Gran partido de pelota "Lealtad" (...

"Automóvil Club" Carrera de regula...

Piragüismo en el Ebro. Za...Piragüismo en el Ebro. Zaragoza, 1...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT