Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Demografía

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 28/09/2009

Geodemografía Buscar voz..., censos de población Buscar voz.... Ciencia que estudia las poblaciones humanas tanto desde el punto de vista cuantitativo como cualitativo. La demografía constituye hoy uno de los principales problemas de nuestra Comunidad Autónoma. Como veremos con más detalle en población nuestra región forma parte del grupo de regiones más envejecidas y menos pobladas tanto del contexto español como del C.E. Los rasgos que caracterizan nuestra región desde el punto de vista demográfico se pueden sintetizar en despoblación, envejecimiento, desequilibrios territoriales en el sistema de poblamiento y ausencia de una red de ciudades que articule el territorio. Tanto la despoblación como el elevado grado de envejecimiento son los dos principales factores que han llevado a las Instituciones Aragonesas (DGA, Cortes, Justicia de Aragón...) a plantear la aplicación de políticas demográficas conobjeto de impulsar el arraigo de la población enel territorio y ante la falta de mano de obra que se comienza a sentir, desde finales de los ‘90, en el medio rural aragonés.

Densidad de población, es la población existente en relación con el territorio en que reside, medida generalmente en habitantes por kilómetro cuadrado. La densidad de la región aragonesa es la más baja de las regiones españolas, con 24’65 hab/km2, un tercio menor que la media española (78’8 hab./km2), sólo Castilla-La Mancha con un 21’71 hab/km2 presenta una densidad demográfica inferior. Le siguen Extremadura, con 25’7 hab./km2, y Castilla-León con 26’32 hab./km2. Desde principios del siglo actual la densidad española prácticamente se ha duplicado, mientras que la aragonesa sólo ha crecido de 19 a 24 hab./km2: ello explica la pérdida de peso demográfico de Aragón en el conjunto español. De las provincias, es Teruel Buscar voz... la menos densamente poblada, con 9 hab./km2 (densidad provincial mínima en España), seguida de Huesca Buscar voz... con 13’2 hab./km2. Estas dos provincias han perdido densidad en el último siglo, mientras que Zaragoza Buscar voz... (48’8 hab./km2 ) ha ganado pero gracias a la influencia de la capital aragonesa. En la tabla y mapa adjunto puede observarse como densidades demográficas superiores a la media aragonesa sólo se localizan en el Valle del Ebro, otras zonas de regadío como La Litera, Bajo Cinca, Bajo Aragón, Bardenas y principales capitales provinciales o comarcales, mientras que densidades superiores a la media española todavía son más reducidas.

Desequilibrios demográficos municipales. La población aragonesa se encuentra muy desigualmente repartida en su territorio. Los desequilibrios demográfico-espaciales se revelan de forma alarmante tomando como marco administrativo de referencia el término municipal. Un repaso histórico del tema nos mostrará un acentuamiento de la concentración de la población (y de la riqueza) en un número cada vez más reducido de municipios, hasta llegar al momento actual, en que un solo municipio, Zaragoza concentra más de la mitad de la población aragonesa: 666.129 habitantes en la capital y 1.326.918 en toda la comunidad autónoma.

Efectivamente, a finales del siglo XV la población aragonesa era de 51.540 fuegos Buscar voz... o familias, y la de su municipio mayor, Zaragoza de 3.968 fuegos, lo que quiere decir que éste agrupaba algo más del 7% de la población de Aragón; el siguiente municipio en el orden demográfico era Calatayud, que con 1.031 fuegos representaba el 2% de la población de Aragón. Durante los siglos XVII y XVIII las proporciones se mantienen, aunque se incremente absolutamente la población. Aragón en 1776 contaba con 117.112 fuegos y su capital con 7.726 fuegos, es decir, el 6'5% de la población total aragonesa. Los siguientes núcleos en el orden demográfico, Tarazona y Calatayud, significaban cada uno poco más del 1% de la población aragonesa.

Ya a principios del siglo XX las diferencias son algo mayores. Zaragoza, con 99.118 habitantes, suponía el 10,8 % de la población total de Aragón, mientras que los municipios de Huesca y Calatayud sólo significaban poco más del 1%. A lo largo de nuestro siglo es cuando se van a ahondar los desequilibrios entre Zaragoza Buscar voz... y el resto de municipios aragoneses. En 1975 la capital de Aragón agrupaba el 46% de la población regional y Huesca aún no llegaba al 4%, a pesar de haber alcanzado los 37.610 habitantes. En 1998 las diferencias todavía aumentan más, Zaragoza ya concentra más del 51% mientras Huesca que sigue creciendo (ya alcanza los 45.485 habitantes) sigue sin superar más del 3’8%, lo que refleja que la población aragonesa cada vez se concentra más en Zaragoza y su área metropolitana. En 2008 Zaragoza llegaba a los 666.129, Huesca a los 51.117 y Teruel 35.037. Solo se superan los veinte mil habitantes en Calatayud con 21.905 personas censadas.

En el seno de la provincia zaragozana también se ha incrementado el distanciamiento entre Zaragoza y el resto de los municipios: en el siglo XV Zaragoza tenía tres veces más de población que Calatayud; en los siglos XVII y XVIII era el quíntuplo; en 1900, ocho veces mayor; en 1960, dieciocho veces. Pero es que en 1975 la población de Zaragoza era 31 veces mayor que la bilbilitana y en 1998 le supera en 36’4 veces.

El gran problema de Aragón en este sentido es la falta de municipios y ciudades de tipo medio, que acorten las distancias y transmitan el desarrollo desde la metrópoli cesaraugustana a los municipios rurales. En 1975 sólo diez municipios (los mismos que en 1998), además de Zaragoza Buscar voz..., superaban los 10.000 habitantes (es decir, eran urbanos según la consideración censal española): Calatayud Buscar voz..., Ejea de los Caballeros Buscar voz... y Tarazona Buscar voz... en la provincia de Zaragoza; Huesca Buscar voz..., Monzón Buscar voz..., Barbastro Buscar voz..., Jaca Buscar voz... y Fraga Buscar voz... en la de Huesca; Teruel Buscar voz... y Alcañiz Buscar voz... en la de Teruel. En conjunto, el 60% de la población aragonesa vivía en 1975 en los once municipios de tipo urbano, según el criterio censal, porcentaje que en 1998 se ha incrementado hasta el 66’3%. En el 2008 solo se suman a la lista de más de los diez mil habitantes las poblaciones de Utebo y Sabiñánigo. Los municipios de 2.000 a 10.000 habitantes -de población semiurbana- en Aragón eran 44 en 1975, habiendo disminuido hasta 39 en 1998. En 2008, en la provincia de Zaragoza eran 32 poblaciones, mientras que en Teruel eran 9 y en Huesca eran 8 (un total de 49 poblaciones con más de dos mil habitantes). Los municipios restantes dispersaban el resto de la población aragonesa en pequeños núcleos rurales. En el cuadro adjunto podemos observar como en sólo 11 municipios vive más del 66% de la población aragonesa, en otros 39 habita el 12%, mientras que en el restante 93% de los municipios apenas vive el 20’8% de la población, lo que da idea de los desequilibrios territoriales en cuanto a ocupación demográfica

Desertización demográfica. Entre las graves consecuencias derivadas del proceso emigratorio aragonés destaca la desertización demográfica Buscar voz..., es decir, la despoblación del campo aragonés, la gestación paulatina de un gran desierto demográfico donde van quedando algunos «oasis» de población entre los que destaca cada vez más el gran «oasis» zaragozano, donde reside la mitad de la población aragonesa. Aragón, con excepción de Zaragoza y algunos núcleos urbanos, ha perdido población en las siete últimas décadas y su densidad regional es, tras Castilla la Mancha, la segunda más baja de España con 24 habitantes por kilómetro cuadrado.

En la última década se ha producido un cierto repunte, aunque persista la preocupación por la densidad demográfica. En 2008 el total de habitantes por kilómetro cuadrado en Aragón es de 27'8, para la provincia de Zaragoza se alcanzan los 55'3, en la de Huesca 14'4 y en Teruel 9'9.

La desertización ha afectado especialmente a la población joven rural. El éxodo rural de la población juvenil se traduce, por ser la población procreadora, en un descenso de la tasa natal y en un aumento de la mortalidad relativa. La desertización de los municipios rurales aragoneses plantea un círculo vicioso de la pobreza: al salir de ellos población, de momento los recursos per cápita aumentan, en teoría, pero como la gente que sale es joven y, por lo general, la más capacitada, las iniciativas se van abortando desciende la productividad por persona ocupada, por lo que las rentas producidas municipales se mantiene o bajan. Por otra parte, las grandes ciudades, como Zaragoza, han experimentado como consecuencia de la inmigración un crecimiento congestivo y macrocefálico que plantea numerosos problemas de viviendas, circulación, puestos escolares, contaminación, ruidos, etc.

Pero por encima de las consecuencias puramente demográficas y económicas deben preocupar los problemas sociológicos que plantea el desarraigo. La comunidad rural aragonesa de la que parten los emigrantes Buscar voz... queda destrozada, descompensado en su distribución de sexos y en su pirámide de edades, pierde aliento vital. En el lugar de destino los problemas de asimilación con que se encuentra no son menores.

Ante esta situación de vaciamiento y débil densidad cabe preguntarse si es que Aragón no puede sustentar un mayor contingente demográfico. El interrogante no es la primera vez que se plantea en la historia demográfica aragonesa, ya que Aragón ha sido siempre pobre en población. Asso, hace casi dos siglos, se hacía esta misma pregunta, cuando Aragón tenía poco más de 600.000 personas y decía este autor que dicha cifra de población «apenas constituye la tercera parte de los dos millones de habitantes que podrían sustentarse con abundancia en este reino». El óptimo de población propuesto por Asso Buscar voz... no parece descabellado en las condiciones actuales de la economía aragonesa y en el contexto español. Téngase en cuenta que, aun contando Aragón con dos hipotéticos millones de personas, todavía su densidad sería de unos 42 habitantes por km2, menos de la mitad media nacional.

 

Monográficos

De la transición democrática al Aragón del siglo XXI

De la transición democrática al Aragón del siglo XXI

Un paseo por la etapa de los logros democráticos, la convicción autonomista y el acceso al estado del bienestar en el Aragón actual.

La población aragonesa

La población aragonesa

Un territorio desertizado y una sociedad envejecida constituyen el mayor problema de la comunidad.

Imágenes de la voz

Densidad demográfica...Densidad demográfica

Recursos de la voz

Población aragonesa sin Z...Población aragonesa sin Zaragoza

Número de municipios y po...Número de municipios y población q...

Densidad demográfica...Densidad demográfica

Tasa de variación (1991-9...Tasa de variación (1991-96) por ed...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT