Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Delgado y Cebrián, Clemente Ignacio

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 19/06/2007

O.P. (Villafeliche Buscar voz..., Z., 1762 - Sanh-Vi-Hoang, Tung-Kin, 1838). Santo, misionero, obispo y mártir. Ingresó en la orden del Císter, pero abandonó la cogulla de San Bernardo para vestir el hábito de Santo Domingo en el convento de San Pedro Mártir de Calatayud, donde haría la profesión solemne en 1782. Estudió después en el colegio patriarcal de Orihuela, donde se formaba lo más selecto de la orden dominicana de la provincia de Aragón. A sus veintitrés años, deseoso de ir a misiones, pidió el traslado a la provincia del Santísimo Rosario de Filipinas.

El 29-IX-1785 sale del puerto de Cádiz en el navío San Felipe, arribando a Manila el 21-VII-1786. Una vez ordenado sacerdote en esta ciudad y elegido para la misión de Tung-Kin se embarca en Cavite acompañado por el P. Albán, y llega a Macao el 11-XII-1788. Desde aquí, impaciente por llegar a su destino, concierta un viaje con un capitán que, faltando a su compromiso, lo dejará en Cochinchina, aunque afortunadamente el P. Delgado conseguirá llegar a Malaca. Ya estaba decidido a regresar a Manila, cuando se le ofrece la ocasión de volver a Macao, donde se reúne con tres compañeros más y consigue entrar en Tung-Kin el 29-X-1790. Después de aprender la lengua de los nativos en Trung-linh, se le encarga el cuidado del colegio y la procura de la misión. Pío VI lo promueve a la dignidad episcopal con el título de Melipótamos y con el cargo de coadjutor del obispo P. Alonso, siendo consagrado el 20-IX-1795 y sucediendo a aquél en el vicariato apostólico el 2-II-1799. Por su celo y prudencia pastoral mereció los elogios de la congregación De Propaganda Fide.

Traicionado por uno de sus domésticos, fue sorprendido en Kien Lao, una población en la que residían unos cuatro mil cristianos, y en la que se había refugiado con otros misioneros en tiempos de persecución. A sus setenta y cinco años, enjaulado y custodiado por cuatrocientos soldados, fue conducido a la ciudad de Sanh-Vi-Hoang, y condenado a muerte el 11-VI-1838. Maltratado y enfermo, presa de una grave disentería acompañada de vómitos, falleció en la misma jaula en la que se le custodiaba. Pero la sentencia a ser decapitado se cumpliría macabramente con su cadáver aquel mismo día, 12-VII-1838, y ante el populacho. Su cuerpo, sepultado primero en el lugar del suplicio, fue trasladado por los fieles a la iglesia de Bui-Chu. La cabeza, arrojada al río y rescatada más tarde por un pescador, el l-XI-1838, fue sepultada en la misma iglesia. Gregorio XVI, que había hecho alusión a este hecho maravilloso, introdujo la causa en 1840 y León XIII decretó su beatificación el 7-V-1900 y Juan Pablo II lo canonizó el 19-VI-1988. Dejó una obra con el título Persecución suscitada en los reinos de Cochinchina y Tung-Kin, en el año 1827, Manila.

• Bibliog.: Ocio, H. M.: Reseña biográfica de los religiosos de la provincia del Santísimo Rosario de Filipinas; Manila, 1891. Recoder, O.P., Joaquín: Vida y martirio de los 26 mártires de la misión dominicana en el Tung-Kin; Manila, 1900.

 

  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT