Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Custodia

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 30/03/2009

(Arte Buscar voz...) Pieza del ajuar litúrgico, normalmente de material precioso y por lo general de plata dorada, cuya misión es la de servir de marco y soporte a la hostia consagrada o Corpus Christi Buscar voz..., para exposición y adoración de los fieles. Es Urbano IV, en 1263, quien instituye la festividad del Corpus Christi, el jueves siguiente al domingo de la Santísima Trinidad, pero sólo se afianza esta celebración a partir de 1311, con Clemente V, y con Juan XXII, quien en 1316 añade la obligación de llevar en procesión el Santísimo Sacramento. Al adquirir nueva solemnidad se estimula la creación de nuevas piezas para ello.

La forma de la custodia arranca en primer momento del hostiario gótico en forma de pyxis, muchos de los cuales se acondicionan como custodias con la colocación de un viril o manifestador en la parte superior; ésta será la forma más extendida en el siglo XV, pero llega incluso a los primeros años del siglo XVII. La custodia como pieza original la encontramos en el siglo XV: son los llamados ciprés, que es una custodia portátil en forma de retablito, al modo de los de la época, soportado por un pie arquitectónico. A partir del siglo XV se labran también en España custodias de asiento, obras de gran tamaño en forma de torre, que se inspiraron en principio en los sagrarios de madera de los retablos de la época. A partir del siglo XVII la forma casi exclusiva de custodia es la de tipo sol: consiste en un manifestador radiado, soportado por un astil normalmente abalaustrado, y un pie o peana.

La pieza más antigua que en Aragón se encuentra es la custodia de los Corporales de Daroca Buscar voz..., obra de Pedro Moragues Buscar voz... labrada en Zaragoza entre 1384-86; pero en realidad se trata de un relicario a modo de retablo acondicionado para expositor con un viril sobrepuesto.

De tipo píxide son las de Tronchón Buscar voz... y la desaparecida de Cuevas de Cañart Buscar voz..., adornadas con esmaltes traslúcidos, piezas extraordinarias fruto de los talleres de Morella (Castellón) a principios del siglo XV. De la misma época es la de Balconchán Buscar voz..., de taller darocense; las de Cella Buscar voz... y Cutanda Buscar voz... son de finales del siglo; de la primera mitad del siglo XVI es la de Villanueva de Jiloca Buscar voz..., labrada en Daroca Buscar voz..., y la de Ejulve Buscar voz...; de la segunda mitad del quinientos son las de Burbáguena Buscar voz... y Undués de Lerda Buscar voz...; de principios del siglo XVII, pero según modelos del XV, es la de Retascón Buscar voz....

Del tipo de ciprés y obras de taller zaragozano en el siglo XV son las de la catedral de Tarazona Buscar voz..., la sorprendente del convento de San Francisco en la misma ciudad, y la de Aranda del Moncayo Buscar voz...; de la primera mitad del siglo XVI son las de Aniñón Buscar voz... y Torrijo de la Cañada Buscar voz..., labradas en Calatayud Buscar voz..., también las de Fuentes de Jiloca Buscar voz... y Villarroya de la Sierra Buscar voz....

En la mitad del siglo XVI la custodia de pie o portátil, aunque sigue esencialmente la misma forma que la anterior de ciprés, deja de recibir este nombre por adoptar elementos renacentistas en todas sus partes y configurarse como un pequeño baldaquino soportado por astil y pie. Las mejores piezas son la custodia del monasterio de Alaón Buscar voz..., en Sopeira, obra del zaragozano Juan de Ansá en 1548; la de Villalengua Buscar voz..., realizada por Jerónimo de la Mata Buscar voz..., contratada en Calatayud en 1565 y vuelta a contratar en Zaragoza en 1566; la de la catedral de Teruel Buscar voz..., algo más rica y obra de taller turolense; la de Luna Buscar voz..., realizada en el último tercio del siglo XVI en Zaragoza.

La más importante custodia de asiento aragonesa, y una de las obras capitales de toda la platería Buscar voz..., es la gran custodia de La Seo Buscar voz..., obra del famoso Pedro Lamaison Buscar voz... entre 1537-41; consta de cinco cuerpos, en los que se cuidaron hasta la exquisitez los detalles, tanto en el diseño y proporciones como en el acabado. El archivo del Pilar Buscar voz... guarda un diseño de custodia fechado en 1555 por Miguel Sánchez.

Otra custodia de asiento es la de San Felipe de Zaragoza, obra realizada entre 1586 y 1600, que consta de un basamento y tres pisos, y sigue, en sus proporciones armónicas, la más frecuente en la época, sesquiáltera (5/3), que sin embargo era totalmente extraña en este tipo de piezas; de toda su ornamentación destacan las figuras fundidas y los relieves del basamento. También la custodia de la catedral de Huesca, realizada por el platero de Pamplona, José Velázquez Medrano, entre 1596 y 1601; con cuatro pisos, maravilla por su correcta arquitectura, su carencia ornamental, y un perfecto estudio del diseño que la hace una de las piezas más estimables dentro de la austera moda de finales del siglo XVI. Del mismo platero es el templete o andas para la custodia de la catedral de Tarazona realizado en 1595; es una construcción a modo de baldaquino de planta cuadrada con esquinas achaflanadas de orden toscano, cubierto con cúpula y frontones curvos partidos; además de su arquitectura, lo que verdaderamente admira es la perfección y gracia escultórica en sus figuras, y sobre todo en los relieves de temas eucarísticos, tomados de Biblias italianas de la época.

En el siglo XVII y XVIII escasean las custodias de asiento; la de la catedral de Jaca está fechada en 1645; la de la iglesia de San Pablo de Zaragoza, muy airosa, en su parte primitiva fue realizada en la primera mitad del siglo XVII, y a principios del siglo XVIII se le hizo un cuerpo inferior con cuidado de no alterar el sistema proporcional y el diseño de conjunto. En la custodia mayor de la catedral de Teruel se ha vuelto a la riqueza decorativa, pues fue realizada en 1742 por el platero cordobés Bernabé García de los Reyes.

A partir del siglo XVII, el tipo difundido es el de custodia sol, destacando por su especial belleza los de Embid de la Ribera Buscar voz..., el de Aniñón Buscar voz... de taller bilbilitano, ambos de primer tercio del siglo XVII. El de la iglesia de San Gil de Zaragoza, de taller local, en torno a 1700; la custodia de Ayerbe, realizada por Francisco Clúa en 1727. De gran riqueza de pedrería y fino trabajo es el viril de La Seo, obra de la primera mitad del siglo XVIII, cuya atribución al famoso platero Domingo Estrada Buscar voz... es dudosa. La custodia de San Lorenzo de Huesca es obra napolitana fechada en 1733.

• Bibliog.: Gascón de Gotor, Anselmo: El Corpus Christi y las custodias procesionales de España; Barcelona, 1916. Tremps, Manuel: Las custodias españolas; Madrid, 1952.

 

Imágenes de la voz

Custodia de Villarroya de...Custodia de Villarroya de la Sierra

Custodia de Fuentes de Ji...Custodia de Fuentes de Jiloca (Zar...

Custodia de la iglesia de...Custodia de la iglesia de San Feli...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT