Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Curanderismo

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 29/05/2009

Entendido en su justa expresión, incluye tanto a los denominados curanderos como a la genuina medicina popular Buscar voz..., la practicada de forma casera o entre amistades. En Aragón, el curanderismo está muy difundido y sorprende su riqueza. Muy poco estudiado en el pasado, se está investigando intensamente.

Las diferencias entre la medicina oficial y la popular, como ocurre en el resto de España y de Europa, se han incrementado progresivamente a partir del Renacimiento. La segunda conserva etiologías y remedios procedentes de distintas épocas. Siguen considerándose como origen de las enfermedades los cuerpos extraños o las fuerzas misteriosas, que hay que eliminar para curar, los castigos de Dios, y otras curiosas interpretaciones populares de las medicinas oficiales que se han sucedido a lo largo del tiempo.

La terapéutica popular aragonesa contiene un fuerte componente mágico y siempre aprovecha la posible virtud de un remedio. Predomina la magia natural sobre la religiosa y, actualmente, tiene poca importancia la hechicería, siendo, en general, los remedios de composición y aplicación sencilla, pudiendo convertirse su preparación en una ardua labor si interviene la magia. Hay remedios y ritos autóctonos de importancia igual o superior a otras regiones que están consideradas como clásicas en el curanderismo mágico español.

La medicina popular se ha practicado generalmente por personas de cierta edad, con gran experiencia. En muchos casos por la abuela o el pastor, depositarios de una larga tradición. Conocen la naturaleza de su entorno, las plantas medicinales Buscar voz..., la forma de recolectarlas y aplicarlas, los remedios animales y minerales, los amuletos Buscar voz..., los conjuros Buscar voz... precisos, los ritos Buscar voz..., las oraciones adecuadas. Ejercen su función en personas y animales domésticos. Su misión resultó insustituible durante muchos siglos en Aragón, caracterizado en gran parte por una baja densidad de población, de parcos recursos, con muchos pequeños núcleos habitados muy dispersos en una accidentada geografía. Con el progreso, la importancia de sus conocimientos ha declinado. Su sabiduria se encuentra arrinconada en algunas áreas rurales, especialmente altoaragonesas. Son difíciles de encontrar porque quedan pocos. Al desaparecer, van quedando en toda la región pequeñas muestras de su arte, casi siempre adulterado, que demuestran la gran importancia que ha tenido esta medicina y su resistencia al ocaso.

Aunque siempre han existido, desde la Edad Media, también se incrementó en Aragón la medicina practicada por los curanderos, debido a la superstición, a los escasos éxitos que tenía en aquella época la medicina oficial, a la penuria de médicos (sirva como ejemplo que en la Universidad de Huesca hubo 2.146 graduados en Medicina en 257 años), a los altos honorarios médicos y a la casi total ausencia de caminos transitables en muchas comarcas. Ya en el siglo XV, en Huesca, la cofradía de los Santos Cosme, Damián y Lucas, que agrupaba médicos, cirujanos y boticarios, tenía entre sus fines la lucha contra el intrusismo profesional.

Con frecuencia, el arte terapéutico de una persona ha traspasado el círculo familiar y con los nuevos éxitos (se habla poco de los fallos en esta medicina), que actúan como catalizador del crecimiento, el círculo se amplía cada vez más. Aumenta el número de enfermos que acuden de lugares más lejanos. Estamos, en este caso, ante un nuevo curandero, en la acepción popular de la palabra, cuya fama se extiende tanto que se conocen el nombre y virtudes de algunos. Así han surgido, en el pasado y en el presente, muchos curanderos de la región. Su actuación fue beneficiosa, pero los progresos de la moderna medicina oficial hacen su función, al menos, dudosa. Otra clase de curanderos son los que, desconocedores de toda virtud, aprovechan la ingenuidad de las personas, en muchos casos desahuciadas por la medicina oficial o hartas de sus dolencias que no curan.

Ambas clases de curanderos proliferan por todo Aragón y su número va en aumento, alcanzando la fama de algunos las regiones limítrofes. Este insólito aumento de curanderos tradicionales, unido en los últimos años a la aparición de otras formas de medicinas exóticas, se debe, en parte, a la extinción de la medicina popular casera.

 

Monográficos

Santiago Ramón y Cajal

Santiago Ramón y Cajal

El reconocido investigador aragonés que revolucionó la medicina de su tiempo con la teoría neuronal.

Imágenes de la voz

'Mundo Gráfico' 26-VI-193...'Mundo Gráfico' 26-VI-1935. Ingred...

Ilustración de la revista...Ilustración de la revista 'Mundo G...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT