Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Crítica de cine

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 27/07/2009

Hasta muy entrado el siglo XX (colmado ya su primer lustro) no aparecen notas críticas en nuestros periódicos aragoneses. Y eso que un ilustre precedente en la crítica cinematográfica mundial, Riccioto Canudo, que diera al cine la categoría de «Séptimo Arte», era de ascendencia aragonesa. Antecedente que debemos proclamar con legítimo orgullo. Canudo, además de crítico, fue un notable teórico que sentó bases para que el cine alcanzara aquellos estamentos que significaran algo en el campo de la cultura. No cabe duda de que su dedicación y fervor contribuyeron para que el cine ocupara el lugar que le correspondía.

Pero la crítica cinematográfica tardó bastante en España en hacer acto de presencia en los periódicos y revistas. Repasando viejos periódicos zaragozanos advertimos su total ausencia hasta bien pasada la primera década de nuestro siglo. Se publican, sí, numerosas gacetillas, y la publicidad cobra a veces forma de romancillo o de pareado poético. Son famosos los «duelos» competitivos entre dos empresarios zaragozanos de principios de siglo (años de la Exposición Hispano-Francesa Buscar voz...), Ignacio Coyne Buscar voz... y Manuel Revérter, propietarios del Cine Coyne y del Ena Victoria, respectivamente. En aquellas notas y anuncios, de sabroso aroma publicitario, se valoran ya las películas y se reparte un poquito de divulgación para un público totalmente ayuno en la cultura de la imagen. Hasta pasado 1925, la crítica teatral absorbe completamente toda la información de espectáculos. Pero en los periódicos empiezan a dar al cine importancia, bien sea en tímidos tanteos valorativos, o en páginas completas que se dedican a ensalzar alguna película importante y a insertar biografías de estrellas, y otros avatares del primitivo Hollywood.

Inicia estas páginas el diario La Voz de Aragón Buscar voz..., bajo la cabecera de «Cinematografía», que está a cargo de Bonifacio Fernández Aldana Buscar voz..., un publicitario entusiasta e inquieto que fundaría el primer cineclub aragonés (Cineclub Zaragozano), y más tarde sería el creador de la Cinemateca Aragonesa, desarrollando en este cometido una gran actividad cultural, truncada por la guerra civil en 1936. Algunas de la páginas cinematográficas de La Voz de Aragón nos parecen hoy asombradamente significativas y anticipadoras. En ellas escribieron Andrés Ruiz Castillo Buscar voz..., Fernando Castán Palomar Buscar voz..., Miguel Gay, Narciso Hidalgo y, sobre todo, Tomás Seral y Casas Buscar voz....

Heraldo de Aragón Buscar voz... inicia poco después su sección cinematográfica con una página semanal titulada «El cine para todos», cuyo carácter popular salta a la vista. Anteriormente, había empezado a insertar relatos novelados de films famosos, dándoles un formato coleccionable. Joaquín Aranda Buscar voz... publicó una historia de la sección cinematográfica de Heraldo de Aragón (20-IX-1970) con el título de «Cincuenta años de periodismo cinematográfico», notable trabajo divulgativo, que toma como precedente de la crítica zaragozana los recuerdos de Ramón J. Sender Buscar voz... contenidos en las páginas de su Crónica del alba, cuando Pepe Garcés evoca la sugestión de las sesiones con explicador, y nos hace participar de la emoción de La moneda rota, película en episodios de 1914, o de la comicidad de los primeros Charlots.

El Noticiero Buscar voz... es otro de los periódicos zaragozanos que también conceden su importancia al cine, insertando una página semanal, donde se cultiva la información puntual, junto a la gacetilla y a la biografía de las estrellas y de directores famosos. Es en El Noticiero donde empieza a escribir Orencio Ortega Frisón Buscar voz..., bajo el pseudónimo de «Merlín». Es un crítico constante, documentado, consciente de la trascendencia que el cine tiene en la sociedad. Sus comentarios, además de orientativos, perfilan aquellos rasgos que le definirán, puesto que en los años 30 hace ya valoraciones morales, complemento de exigentes criterios formales. Este crítico fundará en 1946 el Cineclub de Zaragoza, en colaboración con Eduardo Ducay Buscar voz..., y Antonio Serrano Montalvo. Desaparecido El Noticiero, «Merlín» continúa su labor crítica en la Hoja del Lunes de Zaragoza Buscar voz....

Pasados estos primeros tiempos de pionerismo cinematográfico, la crítica cinematográfica en Aragón es desde entonces bastante responsable y seria. Este criterio responsable y ponderado fue iniciado en Heraldo de Aragón por una primera generación de críticas que irán perfilando una línea ponderada y documental. Estos primeros hombres son Marcelino Álvarez y Miguel Gay (que firman con iniciales o pseudónimo), Francisco Boves, Luis Ariño, Pascual Martín Triep («Orión») y Mauricio Monsuárez Yoss. Por estos años, superada ya la penuria de papel, Heraldo de Aragón reanuda su política cultural de secciones. Van apareciendo las secciones periódicas, que son muy leídas, de «El mundo de la pantalla», «La escena y la pantalla», y «Los estrenos en los cines»; esta última la inaugura un crítico que dará a sus comentarios una dimensión de opinión nueva y personal. El crítico es José Luis Borau Buscar voz..., y su paso por el periódico tiene trascendencia indiscutible. Cuando deja sus comentarios críticos, se traslada a Madrid, pues busca en la capital de España nuevos horizontes para su auténtica vocación: la dirección de películas. Cubre su vacante otro gran crítico, José Pérez Gállego, que viene a superar al maestro, como él llama a Borau. Brillante la época de este crítico exigente, con verdadera vocación y amor al cine. Sus comentarios severos, justos, son todavía recordados con admiración. Pero José Pérez Gállego se traslada también a Madrid y deja su sección en manos de Joaquín Aranda Buscar voz... Herrera, otro crítico agudo, a veces duro, pero siempre preciso cuando el film tiene valores auténticos, que sabe resaltar y analizar. Borau, Pérez Gállego y Aranda constituyen ejemplo señero de la crítica aragonesa, pudiendo añadirse, en los últimos tiempos, la labor de Carmen Puyó. Por su parte, El Periódico de Aragón Buscar voz... cuenta con las críticas de profesionales como Mario Ornat y Eva García.

En los otros periódicos, también se dio importancia al buen cine. En Amanecer Buscar voz..., destacó Felipe Bernardos Buscar voz..., en su múltiple cometido de valorar cine, teatro y arte. Hombre entrañable y culto, que analiza y comenta sin acritud y que falleció trágicamente en accidente, el verano de 1968. Manuel Rotellar Buscar voz..., otro de los enamorados del cine, comentaba, criticaba y estudiaba las películas a través de las secciones de los semanarios Equipo y Oriéntese, y de los diarios Amanecer (al fallecer Bernardos), Pueblo (edición de Aragón), y Aragón/exprés. Otros críticos notables han sido Juan José Vázquez Buscar voz... (en el semanario Andalán), Alberto Sánchez Millán Buscar voz..., y otros.

 

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT