Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Cortés de Albacar, Martín

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 04/08/2009

Científico aragonés, nacido en Bujaraloz Buscar voz... (Z.) hacia los inicios del siglo XVI, y sin duda una de las figuras más relevantes de la ciencia española renacentista en el campo del denominado «arte de navegar», disciplina que tuvo que desarrollarse ante los problemas técnicos que planteaba la navegación de altura, la cual, debido a su novedad, no podía estar basada, como hasta entonces, en la orientación práctica de la cercanía de una costa visible. Por el contrario, su fundamento fue la regulación basada en las observaciones astronómicas, en la brújula y en las cartas marinas.

Hijo de Martín Cortés y de Martina Albacar, se había formado probablemente en Zaragoza, donde parece ser que estudió filosofía y artes, aunque no hay indicio documental. Su actividad científica se va a desarrollar, no obstante, fuera de Aragón, concretamente en la ciudad de Cádiz, adonde llegó en 1530. El ambiente gaditano y sus relaciones fueron fundamentales en la elaboración de la gran obra de este autor: Breve compendio de la Sphera y de la arte de navegar, con nuevos instrumentos y reglas, exemplificado y con muy subtiles demonstraciones (Sevilla, A. Álvarez, 1551). El interés de este texto se ve de forma muy objetiva en cuanto al número de ediciones que alcanzó: ocho en el siglo XVI (de las cuales una fue en castellano y siete en inglés); dos en el siglo XVII; una en el siglo XIX y dos en el presente siglo (estas últimas, naturalmente, con interés historiográfico y destinadas a bibliófilos): Washington, 1943, y Zaragoza, Institución «Fernando el Católico», 1945.

La obra de Cortés se enmarca en la gran institución que centralizó la actividad náutica de la España del siglo XVI, la Casa de Contratación de Sevilla, fundada en 1503 para controlar el material humano y las mercancías con América; pero, además, la Casa contaba con un grupo de cosmógrafos que desarrollaron una tarea cartográfica muy importante, elaborando planos y mapas de navegación, según un modelo que era continuamente corregido a medida que los nuevos descubrimientos iban modificando los datos conocidos.

El libro de Cortés, junto con el de Pedro Medina (1545), fue utilizado como libro de texto durante todo el siglo XVI y en toda Europa. El Arte de navegar... comienza con una carta de Martín Cortés al emperador, en la que realiza una pequeña historia de los progresos en la navegación. Está dividido el resto en tres partes: la primera, de veinte capítulos, trata del mundo en general, de la Esfera y su división y en conjunto, de definiciones de términos cosmográficos. En los veinte capítulos de la segunda parte trata de diversos temas astronómicos -en los que demuestra una muy buena información- como los movimientos del sol y la luna y sus efectos, el curso del sol en el Zodiaco, los signos, las conjunciones y oposiciones en los eclipses; junto a ello, se ocupa de la construcción de relojes solares y de instrumentos horarios, de las mareas y de algunos meteoros. La tercera parte, de menor extensión, se ocupa del uso de una serie de materiales e instrumentos necesarios para los navegantes.

Entre las aportaciones auténticamente originales que contiene el texto de Cortés, destaca la formulación del concepto de polo magnético terrestre, siendo el primer autor en formular la hipótesis de que los meridianos magnéticos se cortaban en un punto distinto del meridiano terrestre, colocando esta intersección en Groenlandia y explicando de este modo las variaciones magnéticas, que era uno de los caballos de batalla de los cosmógrafos y matemáticos de la época; en este sentido, realiza una importante crítica a las cartas planas de navegación -las cuales, dice, «por no ser globosas son imperfectas»- frente a las cartas esféricas, en las que se calcula la necesidad de aumentar los intervalos entre los paralelos para que se ofrezca una imagen real del globo terráqueo. Realmente, tanto la obra de Cortés como la de otros cosmógrafos «clásicos» españoles, se benefició sin duda del cultivo intenso de la astronomía práctica desarrollada en la península ibérica desde el periodo islámico al bajo medieval.

 

Monográficos

La Edad Moderna en Aragón. El Siglo XVI

La Edad Moderna en Aragón. El Siglo XVI

El siglo más convulso provocará el final de los privilegios del reino.

Imágenes de la voz

Martín Cortés. Grabado de...Martín Cortés. Grabado del "Arte d...

Martín Cortés. Portada de...Martín Cortés. Portada del "Arte d...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT