Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Confederación Nacional Católico-Agraria

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 04/01/2011

Organización que, a partir de 1917, reúne a la mayor parte de los sindicatos agrarios católicos de España, si bien su composición inicial contó con la oposición de los grupos de Zaragoza y Asturias. El sindicalismo agrario Buscar voz... católico Buscar voz... tenía un gran auge en todo Aragón desde principios de siglo. Desde los viajes a Zaragoza del P. Vicent, uno de sus principales inspiradores, y la publicación por Inocencio Jiménez Buscar voz... del libro Sindicatos agrícolas, Vademécum del propagandista (Zaragoza, 1907), en 1909 sabemos ya de la existencia de 45 sindicatos de este tipo en la diócesis de Zaragoza, 35 en la de Teruel, 34 en Tarazona, 19 en Barbastro, 16 en Jaca y 15 en Huesca. En 1910 se crea la Federación Católico-Agraria de Zaragoza, base del futuro sindicato Central de Aragón Buscar voz..., que aglutinará los de las diócesis de Zaragoza Buscar voz..., Jaca Buscar voz... y Huesca Buscar voz....

Ciertas diferencias entre los dirigentes zaragozanos (Severino Aznar Buscar voz..., José Latre, Guallar Buscar voz..., Ger, etc.) y la línea castellana del P. Nevares y Ángel Herrera Oria, llevan a enfrentamientos y a que, como queda dicho, el grupo zaragozano no se integre inicialmente en la C.N.C.A., cuando se decide su constitución en 1917. Sin embargo, uno de los principales personajes de esta organización es el terrateniente aragonés José M.ª Azara Buscar voz..., presidente del Sindicato Central de Aragón y durante muchos años -especialmente de 1921 a 1930, en que fallece- vicepresidente nacional con funciones directivas reales en la C.N.C.A.

La evolución de la C.N.C.A. es muy rápida en los años de crisis, y a partir de la Dictadura de Primo de Rivera Buscar voz..., con la que pactan sus dirigentes, se extiende extraordinariamente. En 1924 se celebra en Zaragoza la Asamblea Anual de la Federación, con asistencia del cardenal primado, autoridades presididas por el zaragozano general Mayandía Buscar voz..., miembro del Directorio, etc., y se inaugura la nueva sede social. Por esos años se publica en Teruel la revista El Labrador y en Zaragoza Aragón Agrario, y los sindicatos, según Azara, llegan a ser 170 en todo Aragón. El ascenso de los miembros de la C.N.C.A. -en conexión casi siempre con el grupo fundador de la Acción Católica Nacional de Propagandistas y, ya en la República, con la C.E.D.A. Buscar voz..., de la que serán diputados varios de sus dirigentes- les lleva a ocupar cargos directivos en varios consejos bancarios (Azara), en la Confederación Hidrográfica del Ebro Buscar voz... (Pitarque Buscar voz..., Sancho Izquierdo Buscar voz..., Mendíbil), en el Instituto Nacional de Previsión Buscar voz... (S. Aznar, I. Jiménez, J. Latre) o en altos cargos en diversos ministerios (Ricardo Iranzo, Álvaro López Núñez, Sangro Ros de Olano, Marín Lázaro, Gavilán, Carlos Martín Álvarez).

Poco después de comenzar la II República Buscar voz..., ya fallecido Azara, mejoran las relaciones de Zaragoza con la dirección central, gracias a otros dirigentes locales, como L. Jordana de Pozas Buscar voz..., José M.ª Sánchez Ventura Buscar voz..., José M.ª Hueso o el turolense Juan Jiménez Bayo; los dos primeros, así como Sancho Izquierdo y Blasco Roncal, serán diputados de la C.E.D.A., resaltando así las múltiples relaciones entre este partido derechista y el movimiento católico-agrario. De hecho, el papel representado por la C.N.C.A. es muy conservador y, aunque inspirados los «católico-sociales Buscar voz...» en la Rerum Novarum, las inercias y el medio ambiente del empresariado hacen que suponga una gran ambigüedad, en la que, como ha escrito Juan José Castillo, se reúne a todo tipo de labradores -pequeños, grandes, propietarios, arrendatarios, etc.- «apoyándose tanto en la religiosidad popular campesina como en el mito de la unidad de intereses de todos los que ‘trabajan’ en el campo frente a la ciudad explotadora».

De este grupo surgirá la organización de la Semana Social de Zaragoza celebrada en 1934, y, cuando estalle la guerra civil Buscar voz..., en su inmensa mayoría tomarán partido por el alzamiento militar Buscar voz..., tras cuya victoria, sin embargo, los sindicatos católicos Buscar voz... son igualmente absorbidos por el sindicalismo único, vertical, inspirado en la doctrina corporativista de muchos de los citados.

• Bibliog.:
Castillo, J. J.: Propietarios muy pobres. Sobre la subordinación política del pequeño campesino; Madrid, 1979.

 

Monográficos

La II República y la Guerra Civil en Aragón

La II República y la Guerra Civil en Aragón

Una década traumática que iba a marcar una profunda fractura en la sociedad aragonesa del siglo XX.

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT