Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Comisión Compiladora

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 21/06/2011

(Derecho). Tras el Congreso Nacional de Derecho civil Buscar voz... de 1946, y en cumplimiento de sus acuerdos el decreto de 23-V-1947 reguló la composición de las comisiones de juristas de los diversos territorios forales que habían de redactar la correspondiente Compilación Buscar voz.... Nombrada la aragonesa en 1948, emprendió sus trabajos a ritmo muy lento, llegando a tener aprobados en 1953 un título preliminar y los preceptos relativos a personas y derecho de familia personal.

Examinando entonces la Comisión las causas del lento progreso de su labor (fundamentalmente, las muchas ocupaciones de sus miembros), resuelve crear un Seminario compuesto por especialistas jóvenes y con tiempo disponible que realice los trabajos de investigación y acopio de materiales, de modo que los vocales de la Comisión tuvieran a la vista, sin verse obligados a recogerlos personalmente, todos los elementos precisos de juicio. Se nombró director del Seminario al profesor Lacruz Berdejo Buscar voz....

La propia dinámica del Seminario excedió enseguida el encargo recibido: no se limitó a recopilar materiales, sino que los reelaboró, proponiendo para cada institución un articulado completo. Bien es verdad que el Seminario, desbordando su primitiva configuración como grupo de juristas jóvenes, se amplió con otros mayores, buenos civilistas y con gran experiencia profesional, como Palá Mediano Buscar voz..., Lorente Sanz y Sancho Rebullida.

La principal dificultad del Seminario y la Comisión era formular normativamente, en lenguaje moderno y para los supuestos sociales de hoy, un ordenamiento que en sus fuentes escritas procede casi todo de los siglos XII a XIV. Frente al modus operandi del Apéndice de 1926 Buscar voz... -conservar los viejos textos-, se impuso el criterio de confrontar las normas del Derecho tradicional con las necesidades del momento y las previsibles en el futuro, anunciando unas reglas en las que, breve y claramente, se trazasen las líneas maestras de la institución y tuviera el intérprete medios de resolver, sin grandes vacilaciones, las dudas que la aplicación del texto pudiera suscitar.

¿Hasta dónde podría rectificar la Compilación el Derecho histórico, o introducir normas nuevas? En la Comisión, frente a la tendencia a una mera revisión del viejo Apéndice, se impuso la idea de prolongar en el nuevo texto la línea histórica aragonesa, injustamente interrumpida por los Decretos de Nueva Planta, a fin de reelaborar las instituciones existentes, de modo que quedasen reguladas ahora como si hubieran podido evolucionar al compás de los tiempos. Todo ello vertido en un texto sintético y claro, en estilo directo. Demuestra la realización de este propósito el hecho de que, teniendo la Compilación doble número de artículos que el derogado Apéndice, y mucho más contenido, apenas si tiene mayor extensión.

Iniciados los trabajos del Seminario en 1953, la Comisión reanudó los suyos en 1954 para examinar los diversos proyectos que, por instituciones, le iba presentando aquél. Concluidas las tareas del Seminario en 1961, con la presentación de un proyecto articulado completo, la Comisión, en una larga serie de sesiones, reexaminó todo el trabajo del Seminario, y publicó el primer anteproyecto de Compilación en julio de 1962, repartiéndolo entre todos los juristas aragoneses, entre los cuales abrió una información pública.

Terminada la información, la Comisión, en la primera mitad del año 1963, celebró una nueva y prolongada serie de sesiones, reelaborando detenidamente el anterior anteproyecto. Esta reelaboración constituye el anteproyecto definitivo, que se envió a la Comisión de Codificación y fue impreso en julio de 1963. En conjunto, ese anteproyecto sigue siendo, en esencia, el primitivamente presentado por el Seminario, al que la Comisión aragonesa dio mayor aspecto práctico frente a cierto exceso doctrinal, perfeccionando numerosas cuestiones de detalle y cambiando alguna regulación de principio.

Entre los colaboradores del Seminario se distinguieron especialmente Alonso y Lambán Buscar voz..., Sáinz de Varanda Buscar voz... (luego vocal de la Comisión) y Albalate Giménez. Aparte los ya mencionados Sancho Rebullida, Palá, Lorente y Lacruz Berdejo, dejaron huella importante en la Compilación Manuel Batalla González y el profesor Martín-Ballestero, secretario de la Comisión

 

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT