Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Ciudadanos honrados

Contenido disponible: Texto GEA 2000

(Hist. Moderna) Durante la Edad Moderna un grupo de vecinos en las distintas ciudades aragonesas siguió conservando una preeminencia sobre el resto de la población que, como en los siglos anteriores, se debía fundamentalmente al control que ejercían sobre los cargos y órganos de gobierno de la ciudad. El nombre que los identifica es el de «ciudadanos honrados» o simplemente «ciudadanos».

La nómina de los ciudadanos se actualizaba cada vez que se realizaba una insaculación general, las cuales se pactaban, no sin arduas negociaciones, entre la monarquía y los ciudadanos que en ese momento estaban al frente del gobierno municipal. También se producían insaculaciones más o menos aisladas, ya fuera a propuesta real o ciudadana, muy frecuentes en la segunda mitad del siglo XVII. En cualquier caso, los ciudadanos siempre procuraron controlar el número de personas con esta condición y su disposición a defender los intereses del grupo.

Las posibilidades de ser ciudadano se fundamentaban principalmente en pertenecer a una familia ciudadana. Sus ocupaciones estaban alejadas de los trabajos manuales, tal es el caso de los notarios, abogados, médicos, mercaderes y cada vez más rentistas, es decir gentes que vivían de los beneficios de la adquisición de deuda emitida por el mismo gobierno de las ciudades que controlaban.

Su importancia social y su poder político, consecuencia de los cargos que monopolizaban, provocarán el deseo de la nobleza de entrar en las bolsas de oficios, fundamentalmente en Zaragoza, cosa que durante los siglos xvi-xvii los ciudadanos evitarán apelando a sus privilegios y a los beneficios que un reparta de poderes se venía derivando para la Monarquía, que era la que en último término tenía que conceder los cambios en el sistema insaculatorio. En el caso de la capital del Reino, los ciudadanos tenían el privilegio de poder ser armados caballeros, lo cual suponía en contrapartida renunciar a la condición ciudadana y a la participación en el gobierno de la ciudad, razón que explicaría que fueran pocos los que se acogieran a esta posibilidad.

A raíz de la Guerra de Sucesión se produjeron importantes cambios en el gobierno de los municipios aragoneses. Desaparecieron los jurados y se implantaron los regidores, siendo ahora los nobles los que en adelante ocupen la mayor parte de estos cargos, a pesar de que al principio al menos bastantes regidurías quedaron en manos de ciudadanos que habían mostrado su adhesión a la causa borbónica. De cualquier manera los municipios pasan a estar ahora mucho más controlados y centralizados por la monarquía. Si a esto añadimos que los ciudadanos no sólo no poseen la exclusividad de los cargos sino la parte más pequeña y que la insaculación desaparece, es evidente que su relevancia como grupo poderoso y diferenciado socialmente se acabara apagando, si bien es cierto que muchos descendientes de ciudadanos, gracias a su posición económica, acabarían adquiriendo carta de nobleza, generalmente la hidalguía, y a partir de ahí darán el salto a las regidurías de las ciudades.

• Bibliog.: Jarque Martínez, E.: «La oligarquía urbana de Zaragoza en los siglos XVI y XVII: estudio comparativo con Barcelona»; en Revista de Historia Jerónimo Zurita, n.os 67-68, 1994. Sánchez García, S.: «Zaragoza y don Juan José de Austria, estudio de una relación»; en Revista de Historia Jerónimo Zurita, n.os 67-68, 1994, pp. 169-191. Id.: «Transformaciones del gobierno municipal zaragozano durante el siglo XVIII»; tesis doctoral.

 

  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Monográficos

La Edad Moderna en Aragón. El Siglo XVI

La Edad Moderna en Aragón. El Siglo XVI

El siglo más convulso provocará el final de los privilegios del reino.

La Edad Moderna en Aragón. El siglo XVII

La Edad Moderna en Aragón. El siglo XVII

Un siglo de crisis tras el que se extinguirá la independencia y la personalidad política e institucional aragonesa.

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT