Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Cestería

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 26/02/2009

La cestería realizada en distintas localidades aragonesas no ha pasado de tener un valor fundamentalmente utilitario, adaptado a las necesidades de cada localidad, es decir de su medio, y se usan sus productos tanto para el trabajo casero como campesino Buscar voz....

La cestería es, básicamente, un tejido o entrecruzamiento de una o más tiras vegetales (mimbres, por ejemplo), que puede adquirir menor o mayor complejidad. Los materiales vegetales usados son los que se tienen más a mano: así, en la zona pirenaica ha sido y es frecuente el empleo de tiras de castaño y abedul, también predominantes en la montaña navarra y catalana, así como el mimbre sin pelar (mimbrales), la caña o el esparto son frecuentes en otros lugares de España. Cada uno de estos materiales condiciona la labor, que puede ser rígida o flexible según la técnica de trabajo.

Entre las aplicaciones más destacadas de la cestería aragonesa, coincidentes con las de otras zonas de España, están las formas para el acarreo o transporte de materiales, como el cuévano o alquinio, de forma bitroncocónica, ancho por la boca, usado sobre todo en la vendimia y hecho en mimbre sin pelar, o la espuerta o cuévano doble, unido por su parte superior de modo que se acoplara bien al lomo de la caballería; acostumbraba éste a tejerse también en mimbre sin pelar, recibiendo localmente otras denominaciones como escarcelas en Jaca, Canfranc o Baraguás, argaderas, arguiños o cuebanetas en Alquézar o Gistaín, o asportes en Las Paúles. Esta pieza podía constar de hasta cuatro cuévanos, dos a cada lado de la caballería, usándose para acarrear el agua en cántaros, o para transportar todo tipo de productos agrícolas, entre ellos el estiércol. En este último caso, las espuertas podían tener el fondo móvil, a modo de tapadera de madera que se abría para descargarlas; variaban, según el uso, su tamaño y forma.

Los serones son asimismo dos capazos cónicos, hechos en este caso de esparto, unidos por la parte superior y empleados también para el transporte en caballerías. Hay, además, para otros usos, un variado número de cestos de diversas formas y tamaños, como los esportones, tierreros, zenachos, roscaderos, palluzos y corbiellas.

• Folclore: Usual en todos los pueblos de Aragón, con modalidades especiales en muchos de ellos y, con frecuencia, a cargo de gitanos Buscar voz.... Tomando como modelo Caspe, en 1957 trabajaba aún Roque Martín, como tercera generación de cesteros; usaba el mimbre y la caña y, para trabajos finos, la sarga; fabricaba cuévanos de manos horizontales montadas sobre costillas o pilares y con cierre de camales o trenzas y cornoleras o asas de madera de cerezo o latonero. Los mimbres se cortan con un rajador de madera, de sección cilíndrica, y se aprietan o se trenzan con una clavija o razón a modo de aguja, con hendidura. (Cuentan que una mujer se presentó ante la justicia en queja de que su marido, que era cestero, le pegaba con la razón.) Otros instrumentos son el gaviño o cuchillo ligeramente curvado, y la falz, para pelar las cañas.

Aparte de cestas o canastas, que se fabricaban en todas partes, en Caspe se hacían anguileras a modo de nasas con las que se atrapaban anguilas en las pelafangas o aguas estancadas; el bollizo era la angostura de la base por la que entraban las anguilas, y tenía un tape movible. Se hacían también caracoleras, espuertas o terreras con una modalidad que llaman «llana», para el estiércol, y forros de garrafón con los que se «vestían» los recipientes de vidrio. Los argados dobles sirven para colocar sendos cántaros para el acarreo del agua. Los adornos del fondo de los cestos son, normalmente, de cruces. Muy frecuentes son los cañizos, de caña trenzada y muy variados usos.

En otro tiempo fueron famosos como cesteros los monjes del Monasterio de Santa Fe, cerca de Zaragoza. En muchas localidades del Bajo Aragón existe un fino trabajo de cestería; en Bujaraloz se utilizó la paja de trigo como material, y en muchos lugares la de centeno; para este material se usaba la técnica «de espiral», mientras que para el junco se prefería la «de cuerda» y la «de tejido».

• Bibliog.: Álvarez Osés, J. A.: «Avance de una encuesta etnológica sobre Caspe»; Caesaraugusta, 9-10, 1957, p. 40.

• Lingüística: Las necesidades de almacenamiento y transporte se van solucionando con la creación de unos útiles (ar., artularios) realizados con los materiales que la naturaleza proporciona. Así como la tierra ofrece al hombre el barro para la alfarería Buscar voz..., igualmente da, con sus berducos, berduqueras o bimbreras, salzeras, salietos, salenqueras, chungos, esparto, etc., materia prima para la confección de una variada gama de cestos, entre los cuales seleccionamos a continuación los más conocidos.

alguinio, arguiño: cuévano o recipiente grande de mimbre que sirve para vendimiar o recoger otros frutos

argaderas: aguaderas para transportar cántaros. Consta de dos o cuatro cestos unidos que se colocan sobre las caballerías. También se denominan algaderas, argados. A veces, las argaderas de dos cestos se llaman arguiños.

cabazo: capazo, espuerta grande de esparto

corbiella, corbillo: espuerta o cesto en forma de canasta, fabricado con mimbres o ramas de salieto. En algunas zonas se emplea como cesto para la pesca

cuebanetas: cuévanos de mimbre que se ponen a ambos lados del baste de las caballerías para transportar hortalizas o llevar estiércol al campo

escárzales: especie de espuerta honda, de esparto o de lona recia, que, colocada una a cada lado de la caballería, se usa generalmente para transportar estiércol

esportón: serón grande, de mimbre, esparto o palma, empleado para transportar verdura

palluza: cesto hecho con trenzado de paja, utilizado generalmente para guardar algunas provisiones en la casa, como pan, grano, sal, etc.

roscadero, roscadel, rosca: cesto grande de mimbre, con dos o cuatro asas (ar., ansas, anseras). Se usa generalmente para transportar ropa o para hacer la colada

serbilla: cestillo de muy poca profundidad que hace de fuente o bandeja

zenacho: bolsa de esparto para llevar el botijo en el carro

 

Imágenes de la voz

Cesta...Cesta

Cestero gitano (Huesca)...Cestero gitano (Huesca)

Gitano cestero en plena f...Gitano cestero en plena faena

Mercadillo medieval (Teru...Mercadillo medieval (Teruel)

Cestos de caña y mimbre...Cestos de caña y mimbre

Cesto de caña y mimbre...Cesto de caña y mimbre

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT