Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Cerdá Escar, José

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 20/04/2011

(Buñales Buscar voz..., 7-IX-1961). Pintor Buscar voz.... Desde temprana edad trabaja con su padre en Zaragoza Buscar voz... como pintor decorador de aparatos de feria. Durante 1988 y 1989 reside como pensionado en la Casa de Velázquez de Madrid. Vive en Villamayor Buscar voz..., Zaragoza, con taller abierto en París desde 1990.

Con antelación a 1982, año en que obtiene el primer premio de dibujo del Certamen Nacional Juvenil de Artes Plásticas, hasta 1988, año que obtiene la citada pensión, es un período, dentro de una evolución, que tiene unos peculiares rasgos. La figura femenina adquiere un radical protagonismo, viviendo inmersa en paisajes repletos de fantasía, los cuales tienen un marcado entorno agresivo. Mujer sublimada en contraste con unas figuras masculinas de mayor edad. Evoluciona hacia una obra de constantes referencias mitológicas, como Adán y Eva, el minotauro, simbólicas, como el caracol, y arquitectónicas, como la pirámide. Los fondos se van abstrayendo, de tal manera que en obras como La puerta de In-Salah, año 1988, lo figurativo adquiere un menor protagonismo, un mayor control. Resulta muy significativo, al respecto, que en 1987 obtiene el primer premio de pintura del Certamen Nacional de Artes Plásticas para Jóvenes. Su paso por la Casa de Velázquez es determinante, pues la obra adquiere un máximo refinamiento, dentro de una abstracción con sutiles elementos figurativos. Dicha combinación se mantiene durante 1990, de forma que los suaves fondos abstractos, salvo excepciones, sirven para acoger unos planos irregulares en cuyo interior se ubica el perfil de una figura, una puerta-arco y otros elementos de singular belleza y difícil precisión.

Los fondos se tornan más expresionistas, las figuras sólo se sugieren, el colorido, en general tierras, nunca pretende un marcado contraste y el uso de la resina motiva la sensación de lo opaco, de lo misterioso. La figura humana, con un evidente tono destructivo, y la presencia del toro, completan, en síntesis, un período de gran entidad.

Lo exhibido en 1996, Centro Cultural de Ibercaja en Guadalajara, representa el presente, un cambio radical. Combina formas y fondos de muy cambiante signo, lo geométrico, el color de mayor intensidad y complejidad y una variada temática figurativa, lo cual apunta hacia un nuevo cambio. El mundo figurativo, pues, tiene muy variadas perspectivas: Che Guevara, el toro, bodegones, el amor, el paso del tiempo, la muerte y paisajes combinados con abstracciones geométricas.

 

  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Imágenes de la voz

José Cerdá Escar: José Cerdá Escar: "David contra Go...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT