Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Ahorro

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 20/06/2007

El ahorro tiene unas especiales características en Aragón respecto de la mayoría de las regiones españolas, por lo que se configura como un fenómeno digno de estudio.

Dejando aparte magnitudes y aspectos técnicos, y en cuanto a la proporción de ingresos que las economías familiares dedican al ahorro (ingresos no dedicados al consumo), un hecho revelador es el diferente comportamiento que se observa en las tres provincias aragonesas: Huesca muestra una «propensión al ahorro familiar» muy similar al promedio español: un 11,8%; en Zaragoza tal indicador es más bajo (un 7,0%); y en Teruel, como contraste, se alcanza una tasa del 18,7%, que permite calificarla como una de las provincias más ahorradoras de España, hasta el punto de que en determinados años, el ahorro turolense ha superado la propia inversión realizada, con el consiguiente trasvase de recursos que ello conlleva.

Además de los activos reales y bursátiles, la principal vía de canalización del ahorro es el depósito bancario Buscar voz..., en cualquiera de sus formas: cuenta corriente, libreta de ahorro, imposición a plazo fijo u otras formas más modernas, siendo dos tipos de entidades las principales receptoras de fondos: la banca privada y las cajas de ahorro Buscar voz... confederadas.

Por lo que respecta a estos intermediarios financieros, en la región aragonesa sobresale el predominio alcanzado por las cajas sobre los bancos, alcanzando una cuota de mercado bastante superior a la habitual en el país.

En la evolución de los criterios y depósitos en entidades de depósito en estos últimos años, se observa que a nivel nacional, la tasa de crecimiento de los créditos concedidos es superior a la de los depósitos, de manera que a finales de 1998, casi se igualan. En Aragón, los créditos y depósitos parecen evolucionar de forma paralela, siendo siempre superior los depósitos, aunque con una tendencia a reducir la distancia entre ellos. En general, esta evolución de la demanda de crédito responde a un período prolongado de descenso de los tipos de interés y de mejora de las expectativas.

En España, se produjo en 1998 un aumento de la posición deudora de las entidades de crédito frente al exterior como consecuencia del intenso recurso de éstas a la financiación exterior, ante una creciente demanda de crédito por parte de empresas y familias y una reducción de los pasivos tradicionales. Este crecimiento en la demanda no se ha manifestado tan netamente en Aragón. En este sentido, Aragón, a 31 de Diciembre de 1998, representaba un 2,7% en créditos y un 3,15% en depósitos respecto al total nacional, de lo que se podría reducir la capacidad ahorradora de nuestra Comunidad. Por provincias aragonesas, la mayor proporción de depósitos en relación a los créditos se localiza en la provincia de Teruel y la que más aporta al conjunto autonómico en ambas partidas, es Zaragoza.

Si nos preguntamos en qué tipo de entidad de depósito se canaliza la mayor parte del ahorro o del crédito, podemos afirmar que en Aragón son las cajas de ahorro las que aportan un 60% de los créditos y un 52% de depósitos. En la media española la situación es menos diferenciada entre bancos y cajas, de manera que se reparten los papeles; los créditos son liderados por los bancos, con un 54% y los depósitos por las cajas, con un 50%. Destaca la mayor representatividad que tienen las cooperativas en nuestra Comunidad, con un 9% de los créditos concedidos y un 11% en depósitos, frente a la situación media nacional donde estas entidades suponen el 5% y el 6% respectivamente.

Mientras los depósitos reflejan una notable estabilización en el último trienio, los créditos han mostrado un elevado dinamismo, especialmente en el último año. Los continuados descensos en los tipos de intereses explican buena parte de este escenario, ya que, por un lado, han provocado una fuerte canalización del ahorro hacia activos financieros, como valores bursátiles o fondos de inversión, que se contabilizan fuera del Balance del Banco de España, mientras que, por otro lado, han favorecido la demanda del crédito privado, reforzada por la existencia de un elevado optimismo en los hogares españoles.

Los depósitos bancarios aragoneses crecieron un 2% en 1998 respecto al año anterior, cifra ligeramente superior al 1,7% registrado a nivel nacional, lo cual ha permitido incrementar tenuemente nuestro peso relativo. Por el contrario, los precios crecieron en Aragón con menor vigor que en el conjunto del Estado, un 8,1% frente a un 13,6%. Esta desigual intensidad, que viene siendo habitual en el último lustro, ha provocado un importante descenso de la importancia relativa de los precios en nuestra Comunidad Autónoma dentro del total nacional. De hecho el porcentaje de créditos contenidos en Aragón representa sólo el 2,72%, el más bajo de la década.

La habitual menor demanda de crédito nos aproxima al menor nivel inversor de Aragón dentro del conjunto nacional. Asimismo, esta situación podría ser indicativa de un menor dinamismo del consumo privado en nuestra Comunidad Autónoma, si bien no se pueden establecer conclusiones sólidas atendiendo exclusivamente a este indicador, ya que no es posible discernir entre el crédito a las familias y a las empresas.

En 1998, el 60% de los depósitos se concentran en las cajas, tres puntos porcentuales más respecto a 1997, mientras que en los bancos apenas llegan al 30%, habiendo perdido más de tres puntos porcentuales en un año. Las cooperativas de crédito mantienen su cuota mercado en torno al 10% restante. En España, la estructura es completamente diferente, ya que son los bancos los que concentran más del 54% de los depósitos con tendencia creciente con el paso de los años. A su vez, las cooperativas de crédito no absorben ni tan siquiera el 5% del total.

Esta estructura tan diferente entre España y Aragón se mantiene al analizar el crédito concedido, ya que en nuestra comunidad autónoma casi el 54% corresponde a las cajas de ahorro, el 36% a la banca, y el 5% restante a las cooperativas de crédito. A nivel nacional las cuotas de participación son un 44%, un 50% y un 6% respectivamente.

Por otra parte, la distribución de los recursos por clase de depósito refleja los distintos motivos por los que se ahorra: la cuenta corriente o la libreta es un indicador de ahorro como previsión de gastos inesperados, mientras que el plazo fijo supone una auténtica inversión rentable.

• Bibliog.: Blasco Sánchez, Baldomero: El Ahorro en la provincia de Teruel; C.A.Z.A.R., Zaragoza, 1968. Bono Ríos, Francisco: El Ahorro en la región aragonesa; C.A.Z.A.R., Zaragoza, 1978. U.G.T.: Estudio de la situación actual de la economía en Aragón, 1999; C.E.S.A.: situación económica y social en Aragón, 1999.

 

Imágenes de la voz

LIBRETA DE AHORRO...LIBRETA DE AHORRO

Recursos de la voz

DEPÓSITOS DE ADMINISTRACI...DEPÓSITOS DE ADMINISTRACIONES PÚBL...

CRÉDITOS Y DEPÓSITOS EN A...CRÉDITOS Y DEPÓSITOS EN ARAGÓN A 3...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT