Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Catón, Marco Porcio

Contenido disponible: Texto GEA 2000

(Tusculum, 234 - Roma?, 149 a. C.). Gran político conservador y «padre de la prosa latina», cuestor, edil, pretor, cónsul (195) y censor entre 204 y 184. Autoritario, acérrimo enemigo de Cartago, llegó a Hispania para resolver las sublevaciones indígenas nacidas de la II Guerra Púnica ante la llegada de Roma. Fue el primer cónsul a quien Roma encomendó una provincia extraitálica. En Hispania recorrió, de regreso de Numancia, el valle del Ebro, explorándolo por vez primera y pasando, seguramente, por , Balsio Buscar voz... y Alauona Buscar voz.... En la Ribera sofocó un alzamiento de sedetanos Buscar voz..., suessetanos Buscar voz... y otros pueblos, y dispuso la demolición de fortificaciones al norte del Ebro (lo que debió de conseguir parcialmente). Con él, la potente presencia romana se hizo definitivamente manifiesta, aunque no bastó para imponer la sumisión total.

Conociendo la enemistad entre iacetanos Buscar voz... y suessetanos Buscar voz..., situó a éstos delante de la escasa caballería romana ante las puertas de Iaca Buscar voz..., provocando así la salida en tromba de los montañeses, que siempre vencían a sus vecinos. Desguarnecida la ciudad, fue tomada por el cónsul (195). (Algunos autores catalanes refieren este episodio a los iacetanos, pero no Bosch Gimpera ni la historiografía más actual.)

Su obra en la Hispania Citerior Buscar voz... ha sido muy magnificada por sus biógrafos. Los problemas bélicos continuaron tras su marcha, aunque es cierto que el Ebro Medio quedó en calma, gracias al colaboracionismo de los iberizados sedetanos y a la neutralidad de los vascones. No ocurrió igual, empero, con suessetanos y celtíberos Buscar voz... (Terencio Varrón y guerras celtibéricas Buscar voz...). De Catón es la primera noticia escrita sobre el cierzo (cercius), al que describe como inusitadamente violento, capaz de derribar a un legionario equipado e, incluso, a un carro con su carga. Su obra principal (Origines), en que relataba todas estas vicisitudes, se ha perdido y nos es conocida únicamente a través de citas de otros autores romanos. Años más tarde de su partida defendió ante el Senado los intereses de algunos hispanos explotados por los sucesivos gobernadores de Roma.

 

Monográficos

La Conquista Romana

La Conquista Romana

Descubre cómo entraron los romanos en nuestro territorio y las batallas con los habitantes de Aragón.

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT