Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Castellano Villarroya, Tomás

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 05/05/2008

(1850-1906). Jefe provincial del Partido Conservador Buscar voz... de Cánovas en Zaragoza. Diputado Provincial desde 1878 hasta su muerte, durante trece legislaturas seguidas. En 1878 y 1879 obtuvo el acta por el distrito de Ejea, las siguientes por el de Zaragoza-Borja. Fue el hombre fuerte del partido en Zaragoza, interviniendo decisivamente en la formación de candidaturas. Promocionó y proyectó políticamente a gente de su entorno más cercano como Ángel Ramírez, propietario de Tauste y persona de su absoluta confianza; el conde de la Viñaza, vinculado por lazos de parentesco a la familia Castellano; Carlos Rocatallada, su cuñado y uno de los principales propietarios de Ejea; o a Carlos Vara de Aznárez, abogado personal de la familia.

Permaneció fiel a Cánovas tras la escisión silvelista de 1892. Maura le reconoció siempre un gran respeto y lo calificó de «excelente piloto político».

Representante de la sección de Agricultura de la Sociedad Económica de Amigos del País Buscar voz..., no cabe duda de que la posición de fuerza en el mercado económico fue el soporte de su influencia política. De hecho, era uno de los principales compradores de trigo de Aragón.

Copropietario de la casa de banca «Villarroya y Castellano» establecida en Zaragoza desde principios del siglo XIX y germen más tarde del Banco de Aragón Buscar voz..., creado en 1910, tenía también en sus manos el Diario de Zaragoza Buscar voz..., decano de la prensa local y sólido apoyo de los conservadores frente al liberal La Alianza Aragonesa Buscar voz....

Fue Ministro de Ultramar entre 1895 y 1897. Llegó a este Ministerio en marzo de 1895 como consecuencia de la crisis política planteada en el gobierno de Sagasta y el consiguiente acceso de los conservadores al poder. Realizó una cadena de nombramientos entre su personal acólito de Zaragoza: Carlos Vara Aznárez y Ricardo Lacosta, entre otros, fueron recolocados como gobernadores civiles en Filipinas. Entre su labor como Ministro de Ultramar destacó la reforma del Banco de La Habana, cuyos valores -hasta entonces rechazados en los mercados europeos-, comenzaron a cotizar. Se publicaron varios de sus discursos pronunciados en el Congreso de los Diputados.

Fue también Gobernador del Banco de España en 1903-1904 y Ministro de Hacienda en 1904. Su gestión al frente del Banco se centró en reducir el ritmo crecientemente expansivo de la circulación fiduciaria, cuestión que dependía del logro de un equilibrio presupuestario que hiciera menos frecuente el acercamiento de la Hacienda al Banco de España en demanda de ayuda. Se trataba pues, de que el Banco no tuviera su cartera repleta casi exclusivamente de valores del Estado. En este sentido Castellano defendió la posición de desligar al Banco de España del Tesoro, delimitando con claridad los campos de acción de ambas instituciones.

Además, ostentó los cargos de presidente de la Junta del Pantano de la Peña Buscar voz... y del Pantano de Mezalocha Buscar voz..., presidente de la primera Junta constituida para el trazado de la línea ferroviaria del Canfranc Buscar voz..., consejero de la Sociedad General Azucarera de España (SGAE), presidente de la Sociedad General Alcoholera de España y promotor de la «Industrial Química de Zaragoza», dedicada a la fabricación de abonos. Financió la reconstrucción de la iglesia parroquial de Santa Engracia, lo que le granjeó muy buenas relaciones con la jerarquía eclesiástica.

Al cuerpo electoral le interesaba sobre todo la resolución de los problemas de actualidad, pero pocos interlocutores eran capaces de ello. Castellano Villarroya sí lo era, porque podía, sabía y quería, tal cual sucedió con las obras del pantano de San Bartolomé Buscar voz..., de vital importancia para el riego en Cinco Villas. Tejió la perpetuación de sus apoyos no sólo a cambio de favores y de pactos; también logró mantener la estabilidad de su cacicato ofreciendo su influencia para la construcción de carreteras y regadíos. Así, participó activamente en la aprobación de obras de indudable trascendencia para la provincia, como el puente de hierro sobre el Ebro en Zaragoza, el traslado del penal de San José o el proyecto de ferrocarril a Francia por Canfranc. En definitiva, acumulaba en su persona ingresos confortables, cierta respetabilidad social y una influencia política mixta —autoridad local y relación eficaz con el poder central, todo ello conservando vínculos personalizados con la población, o por lo menos con un sector de ella.

 

Monográficos

Aragón en los inicios del siglo XX

Aragón en los inicios del siglo XX

La época de la Restauración desde el Desastre del 98 a la II República.

El fin del siglo XIX en Aragón

El fin del siglo XIX en Aragón

La burguesía toma el poder en los vaivenes políticos de una época en la que se inicia la industrialización y la lenta transformación agraria.

Joaquín Costa

Joaquín Costa

El personaje que más influencia ha tenido en el pensamiento y la política del siglo XX.

Imágenes de la voz

Tomás Castellano Villarro...Tomás Castellano Villarroya

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT