Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Cáritas

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 27/09/2010

Entidad internacional de la Iglesia católica Buscar voz... que fue fundada en España en 1948. Su acción benéfico-social tuvo en sus inicios un carácter eminentemente asistencialista (reparto de alimentos, vestido, etc.), aunque a los pocos años de su creación y apostando decididamente entre sus tareas prioritarias por el análisis de la realidad, investigaciones y estudios sobre la situación y las condiciones de vida de los pobres, volcó su actividad en la promoción de personas, mediante el establecimiento de procesos de inserción social de familias y de sectores de población marginados o excluidos. Es función primordial de la institución la animación de la comunidad cristiana y la sensibilización de la sociedad en general, de cara a conseguir una mayor justicia social.

Cáritas, que ha recibido de la Iglesia el encargo oficial de dinamizar la acción socio-caritativa de la comunidad cristiana en sus distintos niveles, lleva a cabo su misión mediante la atención primaria de proximidad a través de sus equipos parroquiales o «de base»: mediante procesos de integración a través de programas y pequeños proyectos, que intentan dar respuesta significativa a las distintas formas de pobreza; mediante algunos proyectos mayores que sirven de referencia a la denuncia de situaciones de marginación, que la sociedad debe solucionar, mediante la sensibilización de la comunidad con campañas y mensajes difundidos a través de los medios de comunicación, para despertar las conciencias hacia una mayor implicación en la solución de los problemas; mediante la captación de voluntarios y la formación de éstos, así como de los profesionales que trabajan en la institución, mediante la Comunicación Cristiana de bienes, como cauce permanente de redistribución de recursos económicos y de capacidades humanas, y lo mismo en situaciones de emergencia que surgen a causa de catástrofes imprevistas, que afectan a los países más pobres y que movilizan la generosidad de la sociedad.

La organización de la «familia» Cáritas está constituida por voluntarios, que desde la gratuidad se implican en mayor o menor medida en las tareas que la institución lleva a cabo; por colaboradores, también voluntarios, que desde su profesión ofrecen servicios en determinados cometidos institucionales; por socios que contribuyen con aportaciones económicas y por técnicos o profesionales contratados laboralmente.

Bajo el régimen de federación, funciona Cáritas en unidades superponibles con la geografía de las diócesis Buscar voz... eclesiásticas: 68 Cáritas Diocesanas en el Estado español y 6 Cáritas Diocesanas (Barbastro-Monzón Buscar voz..., Huesca Buscar voz..., Jaca Buscar voz..., Tarazona, Teruel y Zaragoza Buscar voz...) en la Comunidad Autónoma de Aragón. Las Cáritas Diocesanas, federadas y con unos Servicios Generales en Madrid para apoyo de cada una de ellas, forman a su vez por deseo expreso de los obispos, una confederación con otras instituciones eclesiales como CONFER y Voluntariado de San Vicente de Paúl. La estructura federal y confederal de Cáritas respeta la autonomía plena de cada Cáritas Diocesana, que atiende en primera instancia los campos de marginación local o diocesano, pero con frecuente intercomunicación de funciones, tareas y recursos de todo tipo, permitiendo a las Cáritas menos fuertes contar con recursos de las demás.

Las personas voluntarias que ejercen responsabilidades en puestos de dirección y de cierta importancia en la organización lo hacen por un tiempo prefijado en estatutos u otras disposiciones canónicas en cada Cáritas Diocesana, llevando a cabo su cometido como un encargo de la comunidad eclesial (Iglesia local o Diócesis) y, al desarrollar sus actividades, no hacen discriminación entre los beneficiarios por razones de creencia, ideología u otras.

La atención a personas y familias de sectores marginados y excluidos comienza en el lugar donde se encuentran los afectados (primera acción de las Cáritas parroquiales) y se continúa, según cada caso, con la intervención conjunta de equipos diocesanos estructurados en programas y proyectos y, a su vez, organizados en áreas o departamentos. Estos programas y proyectos son los que paralelamente, y para optimizar esfuerzos y recursos, constituyen comisiones regionales y grupos de apoyo a nivel federal estatal.

Cáritas ha atendido tradicionalmente y atiende muchos campos de marginación de sectores de población en situación de exclusión: ancianos, infancia marginada, desempleados, inmigrantes, grupos étnicos minoritarios, toxicómanos, mujeres desfavorecidas, transeúntes, presos, enfermos mentales, etc. Y, además de un programa permanente de formación para los propios miembros de la institución, mantiene escuelas de especialización en temas de intervención social y de educación en campos especializados.

Los recursos económicos de Cáritas, como consta en la memoria anual que realiza cada Cáritas Diocesana (al igual que en la memoria regional o nacional), provienen de donativos espontáneos o entregados en campañas a lo largo del año (de la comunidad cristiana, con sus instituciones, y de la sociedad en general); de socios fijos; de subvenciones por convenio con entidades públicas y privadas y de algunas aportaciones de los usuarios de algún centro o servicio que gestiona la institución. El destino y la distribución de los fondos, bajo el control de auditorías externas, se da a conocer ampliamente después de cada ejercicio económico a través de la citada memoria anual.

El presupuesto de la entidad pasaba de 7 millones de euros en el 2008 a 7,9 millones en el 2009, pero esta cifra empezó a ser insuficiente en el 2010 ante el continuo aumento de peticiones de ayuda.

En marzo del 2010 Cáritas Diocesana de Zaragoza alertó de que su capacidad para contener las situaciones de empobrecimiento de la comunidad aragonesa, desencadenadas por la crisis económica del 2008, estaba llegando al límite. Durante el 2009 el número de personas en exclusión atendidas ascendió a 6.173, mientras que en el caso de los colectivos "vulnerables" (inmigrantes, familias, menores y mujeres, principalmente) alcanzó las 17.549 personas.

La labor de sensibilización de la comunidad cristiana y de toda la sociedad se lleva a cabo mediante campañas diversas en cada Diocesana (dos son tradicionales y comunes desde casi la fundación: Día del Amor Fraterno en Jueves Santo y Día de Caridad en Corpus Christi) y mediante un amplio y variado abanico de publicaciones. De éstas, las más importantes impulsadas por los Servicios Generales de la Confederación son los Informes de la Fundación F.O.E.S.S.A. y las revistas periódicas Cáritas, Documentación Social y Corintios XIII. Muchas otras publicaciones de estudios, análisis social y sensibilización, de carácter diocesano y parroquial, se añaden a las anteriores.

Cáritas, cuya presencia pública, se ha realizado durante muchos años bajo el lema «Trabajamos por la Justicia» se ha esforzado continuamente en lograr una concienciación de la sociedad con la justicia social como meta y, por otra parte, en abrir un camino de reinserción en la comunidad a las personas necesitadas, en uno u otro sentido, de manera que se facilite su paso desde una situación de pobreza o exclusión hasta una nueva posición en la que quede restaurada su dignidad como personas.

 

Imágenes de la voz

Campaña navideña de Cárit...Campaña navideña de Cáritas

Campaña de Cáritas...Campaña de Cáritas

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT