Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Canfranc, valle de

Contenido disponible: Texto GEA 2000

Se designa con este nombre el alto valle del río Aragón, uno de los más representativos del Pirineo aragonés, que en dirección norte-sur se encaja discordante en las alineaciones de las sierras interiores. Desde su cabecera hasta Jaca se extiende a lo largo de unos 23 km., en los que se puede diferenciar una serie de tramos cuya anchura depende de la roca en que el valle se ha excavado. En el superior se encaja en foz en las calizas paleozoicas y cretácicas entre los macizos del Tobazo y Sayerri, y los de Anayet y Collarada, los cuales dominan el fondo del valle por abruptas cornisas. Entre Villanúa y Castiello de Jaca el valle se abre en un amplio alvéolo debido a la escasa resistencia opuesta a la erosión por los materiales del flysch eoceno; este tramo recibe algunos valles afluentes de interés, como el de la Garcipollera, avenado por el río Ijuez. Por último, el valle vuelve a estrecharse hasta Jaca por la presencia de potentes bancos de caliza interestratificados en el flysch y que dificultan la erosión. El valle de Canfranc conserva los vestigios glaciares más importantes del Pirineo aragonés, que consisten en seis arcos morrénicos terminales y restos de morrenas laterales, situados todos ellos aguas abajo del umbral glaciar de Villanúa, en el alvéolo abierto en el flysch, que por la mayor amplitud del valle permitió su sedimentación y buena conservación. En este mismo tramo abundan testimonios de terrazas fluvioglaciares.

El valle de Canfranc se halla flanqueado por los de Aísa-Borau y de Tena. El río discurre encajado entre dos alineaciones montañosas que canalizan vientos húmedos y fríos del norte, como «la raca», hasta llegar a Villanúa, punto neurálgico donde se acusan los contrastes del valle. Es aquí donde la garganta del Aragón cambia bruscamente, desembocando en una amplia depresión cerrada por depósitos morrénicos entre Aratorés y Castiello de Jaca, también donde confluyen el bosque de tipo alpino, compuesto fundamentalmente por pino silvestre y pino negro, y el de tipo mediterráneo, que llega hasta la foz de Villanúa, donde el robledal es la especie dominante.

También las precipitaciones y las rigurosas temperaturas del valle de Canfranc, propias del clima de montaña, varían según la altura. Así, en Villanúa, a 953 m., se observan 1.112 mm. de precipitación anual, con una temperatura media de 10°; en Canfranc-Estación a 1.190 m., la precipitación aumenta a 1.512 mm., con temperatura media anual de 8,6°, y en Candanchú, a 1.700 m., se recogen 1.750 mm., arrojando las temperaturas medias 6,7°. Toda la cabecera del Valle del Aragón, o de Canfranc, forma parte de la Red de Espacios Naturales Protegidos (RENPA) encerrando importantes valores medioambientales. Un ejemplo de estos espacios es la propuesta, en su día, Reserva Integral de Anayet que encierra valores ecológicos de gran interés científico y que hoy se ve amenazada por el proyecto de unión de las pistas de Astún y Formigal.

La nieve, que perdura hasta abril en el valle y hasta mayo y junio en las cumbres, constituye el pilar fundamental del turismo de invierno, actividad importante que viene a enlazar con el turismo estival y que ha promovido la creación de diversas instalaciones comerciales y de numerosas urbanizaciones que alimentan la industria de la construcción y del mueble, de tal forma que Candanchú y Astún, estaciones de deporte invernal, han cambiado en pocos años la estructura agraria del valle basada en una agricultura cerealista, subsidiaria a veces de la ganadería— por una actividad económica basada en el turismo y los servicios, compaginando sus habitantes ambas actividades en la actualidad.

No obstante, el envejecimiento y descenso de los efectivos de población son un hecho, si bien más aminorado que en otras zonas de montaña no favorecidas por el desarrollo del turismo en todas sus modalidades. Excepto Bergosa y Bescós de Garcipollera y su área, que se hallan despoblados, los municipios asentados en el valle son: Castiello de Jaca y su barrio de Aratorés (160 hab.), Villanúa (332 hab.) y Canfranc (526 hab.), considerando Candanchú como núcleo artificial con 1.047 hab., que se multiplican en la temporada alta invernal.

 

Imágenes de la voz

EL NUEVO CANFRANC...EL NUEVO CANFRANC

...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT